La preparación de los psicopedagogos de los Centros de Diagnóstico y Orientación para la atención a adolescentes con alteraciones del comportamiento

The training of the psycho-pedagogues of the Diagnostic and Guidance Centers to care the adolescents with behavioral disorders

Anairis Santana Mora

Resumen: En el contexto educativo actual es necesario profundizar en el conocimiento de la situación social del desarrollo de los educandos, para el logro de una mejor atención a sus necesidades y estructurar el proceso de enseñanza- aprendizaje. La atención a la diversidad es uno de los principales retos de la educación en el ámbito mundial. La necesidad de garantizar servicios educacionales de calidad a todos los adolescentes es un sueño que la humanidad está lejos de alcanzar. Cuba es uno de los países más próximo a ese objetivo. Cada adolescente en correspondencia con la situación social de desarrollo, en la cual se desenvuelve, refleja sus vivencias, sus preocupaciones y representaciones del medio. En esta etapa de la vida aparecen contradicciones y desajustes emocionales que requieren de una atención sistemática para evitar problemas de alcance social. En este ensayo se refleja que la preparación de los psicopedagogos del Centro de Diagnóstico y Orientación, es una necesidad, debido a las insuficiencias que presentan algunos de estos especialistas por su condición de noveles. Lo que influye negativamente en el cumplimiento de sus funciones, para lograr una atención integral a los adolescentes que presentan alteraciones en el comportamiento. Por ello nos trazamos como objetivo proponer un sistema de talleres que contribuya a la preparación de estos psicopedagogos para brindar atención a los adolescentes que presentan alteraciones en el comportamiento. Mediante el pre experimento pedagógico y la aplicación de métodos teóricos y empíricos, de estos últimos, pruebas de desempeño profesional, observación, encuestas, se determina que estos profesionales requieren de conocimientos y habilidades no dadas en su formación profesional y que pueden ser abordados desde el trabajo metodológico combinado armónicamente con la autopreparación, el taller y la visita de ayuda metodológica.

Palabras clave: preparación, trabajo metodológico, psicopedagogos.

Abstract: In the current educational context it is necessary to deepen the knowledge of the social situation of the students’ development, to achieve a better attention to their needs and to structure the teaching-learning process. Attention to diversity is one of the main challenges of education worldwide. The need to guarantee quality educational services to all adolescents is a dream that humanity is far from reaching. Cuba is one of the countries closest to that goal. Each adolescent in correspondence with the social situation of development, in which it develops, reflects its experiences, its preoccupations and representations of the environment. At this stage of life there are contradictions and emotional maladjustments that require systematic attention to avoid social problems. That is why the preparation of psychopedagogues at the Center for Diagnosis and Counseling is a necessity, due to the inadequacies that these specialists present due to their status as novices. This negatively influences the fulfillment of their functions, in order to achieve comprehensive care for adolescents with altered behavior. Through the pre-pedagogical experiment and the application of theoretical and empirical methods, therefore, we aim to propose a system of workshops that will contribute to the preparation of these psychopedagogues to provide care to adolescents who present alterations in behavior. Through the application of theoretical and empirical methods, of the latter, tests of professional performance, observation, surveys, it is determined that these professionals require knowledge and skills not given in their professional training and that can be approached from methodological work combined harmoniously with Self-preparation, workshop and methodological help visit.

Key words: preparation, methodological work, psycho-pedagogues.

1. Introducción

Los imperativos del desarrollo social, el acelerado avance de la ciencia y la técnica, así como las tendencias educativas a nivel internacional han condicionado la necesidad de una escuela abierta a la diversidad y una enseñanza que promueva el desarrollo con una influencia social y cultural positiva que prevea el surgimiento de alteraciones en los educandos.

En este sentido los Centros de Diagnóstico y Orientación desempeñan un papel fundamental a partir del propio redimensionamiento y alcance de su atención al universo de todas las enseñanzas. Para cumplir su cometido precisa de especialistas que garanticen un diagnóstico de calidad, en correspondencia con las actuales transformaciones educacionales.

El Psicopedagogo dentro del equipo del CDO es uno de los responsables de garantizar la calidad de la atención a estos alumnos, para lo cual resulta indispensable una preparación exhaustiva desde el punto de vista teórico metodológico que permita la realización de este proceso de forma objetiva, analítica y consecuente.

El material que ponemos a su disposición constituye el resultado de un proceso de búsqueda bibliográfica, encaminado a facilitar la preparación de los especialistas que se desempeñan como psicopedagogos en los CDO.

Las orientaciones que se ofrecen para la autopreparación y los diferentes materiales que se recogen solo cumplirán su propósito si se toman como punto de partida para la profundización de conocimientos, e investigación de diferentes problemáticas relacionadas con el diagnóstico a las que se enfrenta el psicopedagogo en su práctica profesional.

2. Fundamentos científico metodológicos de la preparación profesional de los psicopedagogos del Centro de Diagnóstico y Orientación para la atención a adolescentes con alteraciones emocionales y /o del comportamiento.

Según Carlos Álvarez de Zayas (1998), la preparación de los ciudadanos de un país es una de las necesidades más importantes a satisfacer en cualquier sociedad, lo que se convierte en un problema esencial de la misma.

Señala que para satisfacer la necesidad de la preparación de los ciudadanos de una sociedad hace falta formarlos. De esto se infiere que debe existir un proceso que tiene la aspiración de formarlos.

Concluye que, la Formación es el proceso y el resultado cuya función es la de preparar al hombre en todos los aspectos de su personalidad.

Para que un individuo se considere preparado es necesario que se haya apropiado de parte de la cultura que lo ha precedido y, consecuentemente conozca una profesión, que sea instruido. Un hombre es instruido, cuando puede resolver los problemas presentes en su actividad cotidiana, es decir, cuando domina su profesión.

Define la instrucción como el proceso y el resultado del dominio de una rama del saber humano, de una profesión; la capacitación, es el proceso y el resultado de formar hombres capaces, inteligentes que hayan desarrollado su pensamiento. La instrucción y la capacitación se desarrollan juntos e interactuando, aunque ambos mantienen una relativa autonomía . Considera que prepararlo también significa formar las capacidades, su pensamiento, que determina las potencialidades que le posibiliten enfrentarse a los problemas propios de su quehacer cotidiano y resolverlos, dimensión capacitativa del proceso.

Define que la educación “es el proceso y el resultado de formar en los hombres su espíritu: sentimientos, convicciones, voluntad, valores, vinculado además a su instrucción y capacitación” .

Señala que el proceso en el cual el hombre adquiere su plenitud, tanto desde el punto de vista educativo como instructivo y desarrollador es el así denominado proceso de formación.

En las instituciones de Educación Superior se desarrolla la formación profesional del individuo, cuya función es la preparación profesional.

Los imperativos del desarrollo social, el acelerado desarrollo de la ciencia y la técnica, así como las tendencias educativas a nivel internacional fueron condicionando cambios en el Sistema Educacional Cubano, el cual tiene como objetivo consolidar una Batalla de Ideas para que todo el pueblo cubano alcance una cultura general integral. Tan noble empeño solo puede lograrse con una escuela abierta a la diversidad y una enseñanza que promueva el desarrollo, con una influencia social y cultural positiva que prevea el surgimiento de alteraciones en el desarrollo.

Es por todo esto que se hace necesario un redimensionamiento en el funcionamiento de los equipos de los CDO acorde a las nuevas exigencias y en función de un mayor alcance a todas las enseñanzas.

Los equipos del CDO forman parte de la estructura municipal y provincial de educación con direcciones de trabajo específico en cada una de ellas, y se subordina a la Subdirección de Educación Infantil.

Sin embargo se distingue un Equipo Técnico Asesor Provincial (ETAP) que asesora a los equipos técnicos multidisciplinarios municipales (ETMM). La relación entre la ETAP y los ETMM es de subordinación de estos últimos al ETAP en cuanto al asesoramiento, organización y control del trabajo.

El ETAP debe planificar y ejecutar los llamados Grupos Técnicos Especializados donde se preparan a los homólogos municipales por especialidades en aquellos temas que requieran profundización teórica o precisiones metodológicas u organizativas.

En Cuba, la educación permanente constituye una respuesta alternativa para integrar la formación inicial y su continuación en función de las necesidades del proyecto social dentro de su contexto específico, en estrecha relación con otro concepto importante: el de la profesionalización, definida a su vez como el “desarrollo sistémico de la educación, fundamentado en la acción y el conocimiento especializado (cuyas decisiones se toman) de acuerdo a los avances del conocimiento científico-técnico, a los marcos de responsabilidad preestablecidos, a los criterios éticos de la profesión y a los diversos contextos y características culturales.”

El Dr. Pedro Valiente Sandó señala que la profesionalidad debe entenderse como el conjunto de compe¬tencias que con una organización y funcionamiento sistémico hacen posible la conjugación armónica entre el “Saber”, “Saber hacer” y “Saber ser” en el sujeto, manifestado en la ejecución de sus tareas con gran atención, cuidado, exactitud, rapidez y un alto grado de motivación; que se fundamenta en el empleo de los principios, métodos, formas, tecnologías y medios que corresponden en cada caso, sobre la base de una elevada preparación (incluyendo la experiencia) y que puede ser evaluada a través del desempeño profesional, y en sus resultados.

En la preparación profesional del personal docente el trabajo metodológico resulta esencial como vía para lograr un mejor desempeño profesional que a su vez conduzca a elevar los resultados de la calidad del proceso docente educativo.

El trabajo metodológico es, por su propia esencia, un trabajo creador que exige perfeccionamiento de dirigentes y técnicos, para elevar el nivel de preparación del personal docente y proporcionarle conocimientos multilaterales profundos que se renueven constantemente y elevar así su maestría pedagógica, lo que indica que se constituye en uno de los soportes para propiciar esta Educación Permanente.

El trabajo metodológico ha sido tratado por pedagogos e investigadores a través de los tiempos y lo han conceptualizado de diferentes formas.

En la Carta circular 01/2000 se define como trabajo metodológico al conjunto de acciones que se desarrollan para lograr la preparación de los docentes, controlar su autopreparación y colectivamente elevar la calidad de la clase. Se diseña en la preparación de los especialistas en función de Psicólogos de los CDO Municipales a través del Trabajo metodológico.

Los imperativos del desarrollo social, el acelerado desarrollo de la ciencia y la técnica, así como las tendencias educativas a nivel internacional fueron condicionando cambios en el Sistema Educacional Cubano, que atraviesa en la actualidad por la Tercera Revolución Educacional, la cual tiene como objetivo consolidar una Batalla de Ideas para que todo el pueblo cubano alcance una cultura general integral. Tan noble empeño solo puede lograrse con una escuela abierta a la diversidad y una enseñanza que promueva el desarrollo, con una influencia social y cultural positiva que prevea el surgimiento de alteraciones en el desarrollo.

Es por todo esto que se hace necesario un redimensionamiento en el funcionamiento de los equipos de los CDO acorde a las nuevas exigencias y en función de un mayor alcance a todas las enseñanzas.

Los equipos del CDO forman parte de la estructura municipal y provincial de educación con direcciones de trabajo específico en cada una de ellas, y se subordina a la Subdirección de Educación Infantil.

Sin embargo se distingue un Equipo Técnico Asesor Provincial (ETAP) que asesora a los equipos técnicos multidisciplinario municipales (ETMM). La relación entre la ETAP y los ETMM es de subordinación de estos últimos al ETAP en cuanto al asesoramiento, organización y control del trabajo.

El ETAP debe planificar y ejecutar los llamados Grupos Técnicos Especializados donde se preparan a los homólogos municipales por especialidades en aquellos temas que requieran profundización teórica o precisiones metodológicas u organizativas.

Educación, para elevar la preparación político-ideológica, pedagógico-metodológica y científica de los docentes graduados y en formación, mediante las direcciones docente-metodológica y científico-metodológica, a fin de ponerlos en condiciones de dirigir eficientemente el proceso pedagógico”.

Son varios los autores que han abordado conceptual y metodológicamente el término, de esta manera Carlos Álvarez concibe:

“El trabajo metodológico es la dimensión administrativa del proceso docente educativo, a través del cual se desarrollan tanto la planificación y organización del proceso como su regulación y control”

Este autor señala que el trabajo metodológico aunque tiene una naturaleza administrativa, es fundamentalmente un trabajo de gestión, es decir, la gestión es una administración en la que la función de regulación más que una dirección del proceso en la que se toman decisiones de relativa significación, es una coordinación de la misma, donde las decisiones son para adecuar a las condiciones específicas, las decisiones tomadas por los jefes.

Por su parte la Dra. Mercedes López López y un colectivo de autores señalan que “el trabajo metodológico lo constituyen todas las actividades intelectuales o teóricas o prácticas que tienen como objetivo el mejoramiento de la enseñanza y la educación.”

El trabajo metodológico se realiza de forma individual y colectiva. El individual es la labor de autopreparación que realiza el docente en el contenido, la didáctica y los aspectos psicopedagógicos requeridos para el desempeño de su labor docente y educativa. Esta autopreparación orientada, planificada y controlada por el jefe inmediato superior es la base de la cultura general del personal docente y premisa fundamental para que resulte efectivo el trabajo metodológico que se realiza de forma colectiva, lo cual requiere de esfuerzo personal y dedicación permanente.

Una de las formas fundamentales del trabajo metodológico colectivo, es el trabajo docente-metodológico conceptualizado como la actividad que se realiza con el fin de mejorar de forma continua el proceso pedagógico; basándose fundamentalmente en la preparación didáctica que poseen los educadores, en el dominio de los objetivos del grado y nivel, del contenido de los programas, de los métodos y medios con que cuenta, así como del análisis crítico y la experiencia acumulada.

Dentro de las formas fundamentales del trabajo docente-metodológico:

a) Taller metodológico.
b) Visita de ayuda metodológica.

Las formas de trabajo docente metodológico se interrelacionan entre sí y constituyen un sistema.

El taller metodológico es la actividad que se realiza en cualquier nivel de dirección con los docentes y en el cual de manera cooperada se elaboran estrategias, alternativas didácticas, se discuten propuestas para el tratamiento de los contenidos y métodos y se arriban a conclusiones generalizadas.

El Taller en las condiciones de Universalización ha sido considerado como una forma de organización de la formación del personal pedagógico que constituye una experiencia de enseñanza – aprendizaje a través del grupo, la cual se integra a las existentes actualmente en la formación profesional y que pretende centrar el proceso en el protagonismo de los estudiantes, en su participación activa en la solución de tareas profesionales de manera colectiva, como ocurre en la realidad al nivel social y en particular en los procesos educacionales. Es una forma diferente de abordar el contenido, la realidad, en función del desarrollo profesional del profesor, teniendo en cuenta que la solución de problemas profesionales en educación es de carácter cooperativo, participativo, para desde las experiencias compartidas lograr una visión compartida. Lo que más necesita el maestro, el profesor en la actualidad es aprender a desarrollar los grupos desde los saberes y experiencias grupales.

Lo importante en el taller, es la organización del grupo en función de las tareas que tienen como objetivo central “aprender en el grupo, del grupo y para el grupo”. Para lograrlo, es fundamental proyectar una estrategia metodológica de trabajo colectivo, en la que debe existir un alto nivel de participación de los estudiantes y un ajuste del rol del profesor, que debe ir desde la posición clásica de dueño absoluto del grupo de estudiantes, del programa, de los conocimientos; hacia la de coordinador, de guía de las relaciones entre lo dinámico y lo temático que se van estableciendo en la actividad.

La visita de ayuda metodológica es la actividad que se realiza a cualquier docente, en especial los que se inician en un área de desarrollo, asignatura, especialidad, año de vida, grado y ciclo o a los de poca experiencia en la dirección del proceso pedagógico, y en particular a los docentes en formación y se orienta a la preparación de los docentes para su desempeño. Puede efectuarse a partir de la observación de actividades docentes o a través de consultas o despachos.

Visto de este modo, en la preparación profesional de los especialistas en función de Psicopedagogos de los Equipos Municipales es posible la realización de un trabajo metodológico que conjugue las formas anteriormente descritas en función de elevar su desempeño profesional en las tareas profesionales que le son inherentes para el desarrollo de un diagnóstico psicológico eficiente como demandan las transformaciones educacionales en que nos encontramos inmersos.

Cada escuela en correspondencia con el diagnóstico realizado de cada docente.
En la Resolución 119/2008, el trabajo metodológico se señala como “El trabajo metodológico es el sistema de actividades que de forma permanente y sistemática se diseña y ejecuta por los cuadros de dirección en los diferentes niveles y tipos de Educación, para elevar la preparación político-ideológica, pedagógico-metodológica y científica de los docentes graduados y en formación, mediante las direcciones docente-metodológica y científico-metodológica, a fin de ponerlos en condiciones de dirigir eficientemente el proceso pedagógico”.

Son varios los autores que han abordado conceptual y metodológicamente el término, de esta manera Carlos Álvarez concibe:

“El trabajo metodológico es la dimensión administrativa del proceso docente educativo, a través del cual se desarrollan tanto la planificación y organización del proceso como su regulación y control” (Carlos Álvarez,1998)

Este autor señala que el trabajo metodológico aunque tiene una naturaleza administrativa, es fundamentalmente un trabajo de gestión, es decir, la gestión es una administración en la que la función de regulación más que una dirección del proceso en la que se toman decisiones de relativa significación, es una coordinación de la misma, donde las decisiones son para adecuar a las condiciones específicas, las decisiones tomadas por los jefes.

Por su parte la Dra. Mercedes López López y un colectivo de autores señalan que “el trabajo metodológico lo constituyen todas las actividades intelectuales o teóricas o prácticas que tienen como objetivo el mejoramiento de la enseñanza y la educación.”

El trabajo metodológico se realiza de forma individual y colectiva. El individual es la labor de autopreparación que realiza el docente en el contenido, la didáctica y los aspectos psicopedagógicos requeridos para el desempeño de su labor docente y educativa. Esta autopreparación orientada, planificada y controlada por el jefe inmediato superior es la base de la cultura general del personal docente y premisa fundamental para que resulte efectivo el trabajo metodológico que se realiza de forma colectiva, lo cual requiere de esfuerzo personal y dedicación permanente.

Una de las formas fundamentales del trabajo metodológico colectivo, es el trabajo docente-metodológico conceptualizado como la actividad que se realiza con el fin de mejorar de forma continua el proceso pedagógico; basándose fundamentalmente en la preparación didáctica que poseen los educadores, en el dominio de los objetivos del grado y nivel, del contenido de los programas, de los métodos y medios con que cuenta, así como del análisis crítico y la experiencia acumulada.

Dentro de las formas fundamentales del trabajo docente-metodológico:

c) Taller metodológico.
d) Visita de ayuda metodológica.

Las formas de trabajo docente metodológico se interrelacionan entre sí y constituyen un sistema.

El taller metodológico es la actividad que se realiza en cualquier nivel de dirección con los docentes y en el cual de manera cooperada se elaboran estrategias, alternativas didácticas, se discuten propuestas para el tratamiento de los contenidos y métodos y se arriban a conclusiones generalizadas.

El Taller en las condiciones de Universalización ha sido considerado como una forma de organización de la formación del personal pedagógico que constituye una experiencia de enseñanza – aprendizaje a través del grupo, la cual se integra a las existentes actualmente en la formación profesional y que pretende centrar el proceso en el protagonismo de los estudiantes, en su participación activa en la solución de tareas profesionales de manera colectiva, como ocurre en la realidad al nivel social y en particular en los procesos educacionales. Es una forma diferente de abordar el contenido, la realidad, en función del desarrollo profesional del profesor, teniendo en cuenta que la solución de problemas profesionales en educación son de carácter cooperativo, participativo, para desde las experiencias compartidas lograr una visión compartida. Lo que más necesita el maestro, el profesor en la actualidad es aprender a desarrollar los grupos desde los saberes y experiencias grupales.

Lo importante en el taller, es la organización del grupo en función de las tareas que tienen como objetivo central “aprender en el grupo, del grupo y para el grupo”. Para lograrlo, es fundamental proyectar una estrategia metodológica de trabajo colectivo, en la que debe existir un alto nivel de participación de los estudiantes y un ajuste del rol del profesor, que debe ir desde la posición clásica de dueño absoluto del grupo de estudiantes, del programa, de los conocimientos; hacia la de coordinador, de guía de las relaciones entre lo dinámico y lo temático que se van estableciendo en la actividad.

La visita de ayuda metodológica es la actividad que se realiza a cualquier docente, en especial los que se inician en un área de desarrollo, asignatura, especialidad, año de vida, grado y ciclo o a los de poca experiencia en la dirección del proceso pedagógico, y en particular a los docentes en formación y se orienta a la preparación de los docentes para su desempeño. Puede efectuarse a partir de la observación de actividades docentes o a través de consultas o despachos.

Teniendo en cuenta las necesidades derivadas del procesamiento de instrumentos y resultados obtenidos se determina diseñar una Estrategia Metodológica para contribuir a la preparación de los especialistas para la atención a adolescentes con alteraciones del comportamiento. Se determina la adopción de este tipo de resultado ya que responde a los conceptos y características propias de la estrategia abordada por diferentes bibliografías.

La estrategia permite definir qué hacer para transformar la acción existente e implica un proceso de planificación que culmina en un plan general con misiones organizativas, metas objetivos básicos, a desarrollar en determinado plazo con recursos mínimos y los métodos que aseguren el cumplimiento de dichas metas. Se complementa con su concreción en lo cotidiano, en el diario actuar de cada sujeto: en lo táctico.

Dentro de las diversas definiciones de estrategia se destaca la de las autoras Nerelys de Armas y Josefa Lorences del Centro de Estudios e Investigación Pedagógica de la Universidad Central de Las Villas” que aparece en el artículo “Características y diseño de resultado científico como aporte de la investigación educativa” la que señala ”Estrategia es la manera de planificar y dirigir acciones para alcanzar determinados objetivos de modo coherente, transformador, y científico”.

La autora asume este concepto propuesto por ajustarse a los propósitos que persigue, además estas autoras señalan que:( Nerelys de Armas y Josefa Lorences, 1998)

La estrategia establece la dirección inteligente y desde una perspectiva amplia y global de las acciones encaminadas a resolver los problemas detectados en un determinado segmento de la actividad humana. Se entiende como problemas las contradicciones o discrepancias entre el estado actual y el deseado, entre lo que es y debería ser, de acuerdo con determinadas expectativas que emanan de un proyecto social y/o educativo dado. Su diseño implica la articulación dialéctica entre los objetivos (metas perseguidas) y la metodología (vías instrumentadas para alcanzarlas)

La estrategia adquiere la condición de resultado científico cuando el propósito esencial del trabajo sea la proyección a corto, mediano y largo plazo de la transformación de un objeto temporal y especialmente ubicado, desde un estado real hasta un estado deseado, mediante la utilización de determinados recursos y medios que responden a determinadas líneas directrices.

Presenta como rasgos:

  • Concepción con enfoque sistémico en el que predominan las relaciones de coordinación, aunque no dejan de estar presentes las relaciones de subordinación y dependencia.
  • Una estructuración a partir de fases o etapas relacionadas con las acciones de orientación, ejecución y control independientemente de la disímil nomenclatura que se utiliza para su denominación.
  • El hecho de responder a una contradicción entre el estado actual y el deseado de un objeto concreto ubicado en el espacio y el tiempo que se resuelve mediante la utilización programada de determinados recursos y medios.
  • Un carácter dialéctico que le viene dado por la búsqueda del cambio cualitativo que se producirá en el objeto (estado real o estado deseado), por las constantes adecuaciones y readecuaciones que puede sufrir su accionar y por la articulación entre los objetivos (metas perseguidas) y la metodología ( vías instrumentadas para alcanzarlas) entre otras.
  • La adopción de una tipología específica que viene delimitada a partir de lo que se constituya en objeto de transformación.
  • Su irrepetibilidad ya que las estrategias son casuísticas y válidas en su totalidad solo en un momento y contexto específico por ello su universo de aplicación es más reducido que el de otros resultados científicos.

Atendiendo a todas estas consideraciones se asume como propuesta de solución al problema y resultado científico el diseño y aplicación de una Estrategia Metodológica para contribuir al perfeccionamiento de la preparación profesional de los especialistas que se desempeñan como psicopedagogos en los CDO.

La consideración de su tipología se fundamenta en la Pedagogía como ciencia base de los procesos de la Educación Permanente en los que se encuentra la preparación profesional del individuo, para lo que se debe lograr el desarrollo de conocimientos, habilidades para el diagnóstico y evaluación psicopedagógica a partir de etapas que persiguen objetivos parciales donde se conjuga la autopreparación, los talleres metodológicos y las visitas de ayuda metodológica como formas del trabajo metodológico.

Estrategia Metodológica para contribuir a la preparación profesional de los psicopedagogos
El psicopedagogo de los Equipos Multidisciplinarios de los CDO es un profesional que por las funciones que realiza y su responsabilidad en el diagnóstico precisa de conocimientos y habilidades que tienen su base en la formación recibida en la carrera y su constante ampliación y perfeccionamiento para un mejor desempeño de su labor.

Las características de la formación académica recibida por los especialistas que se desempeñan hoy como psicopedagogos en los Centros de Diagnóstico y Orientación le permite un conocimiento de las particularidades de las diferentes Necesidades Educativas y un basamento teórico de la psiquis humana, pero necesita de otros elementos no concebidos en su currículo vinculados a profundizar en el estudio de la subjetividad de la personalidad y en métodos para la evaluación y diagnóstico en correspondencia con las exigencias del desarrollo educacional actual.

Una Estrategia Metodológica dirigida a la preparación profesional de los psicopedagogos debe lograr una constante interacción dialéctica de teoría y práctica como un proceso de Educación Permanente a partir de la conjugación de diferentes formas del Trabajo Metodológico que permitan el diagnóstico, desarrollo y control de los conocimientos y habilidades que requiere este profesional.

Por lo que se asumen como puntos de partida:

  • La integración de diferentes formas de trabajo metodológico, como son la autopreparación, el Taller y la Visita de Ayuda Metodológica.
  • La Educación Permanente como base de los procesos de preparación profesional.
  • El tratamiento de contenidos esenciales relacionados con:
    – Conocimientos de las particularidades psicológicas de escolares con desviaciones en el comportamiento.
    – La selección, aplicación e interpretación de instrumentos de evaluación psicopedagógicas.
    – El establecimiento de la impresión diagnóstica de forma analítica, objetiva y consecuente.
    – La elaboración del informe de evaluación psicopedagógica con recomendaciones en correspondencia con la impresión diagnóstica.
  • La proyección para transformar la realidad tomando en consideración:
    – Fundamentos teóricos y metodológicos necesarios para la labor del psicopedagogo.
    – Las potencialidades y necesidades de los especialistas con carácter diferenciado.
    – Tratamiento a contenidos esenciales para el logro de los objetivos planteados.

3. Diseño experimental utilizado. Resultados de la aplicación de Estrategia Metodológica
Con el propósito de comprobar la validación de lo modelado teóricamente con relación a la preparación de los psicopedagogos para la atención a adolescentes con alteraciones del comportamiento se utilizó el pre experimento pedagógico.

Para la aplicación del estímulo experimental se seleccionó de forma dirigida la muestra no probabilística de los 12 especialistas psicopedagogos de los equipos municipales de los CDO de la provincia Villa Clara.

Las dimensiones y los indicadores utilizados para la preparación de los especialistas fueron evaluados mediante la combinación del control inicial, sistemático y final a los efectos de garantizar la validez de los resultados.

Para medir la situación inicial se utilizó: una prueba de desempeño profesional (variante A) encaminada a constatar el comportamiento de indicadores de la dimensión del “Saber”, una guía de observación a informes de evaluación psicopedagógica para valorar el comportamiento de los indicadores de las dimensiones “saber hacer” y “saber ser” y una guía de observación a instrumentos de evaluación anexo 3 para medir el indicador utilización de métodos y metódicas de evaluación psicopedagógica por la importancia del mismo para el diagnóstico.

Por tanto fue evaluado cada indicador de forma particular en las dimensiones y se realizó una valoración general de la preparación de los especialistas.

La evaluación de cada dimensión con sus indicadores de la variable dependiente se realizó a partir de categorías de Bien, Regular, e Insuficiente atendiendo a consideraciones que se especifican en cada instrumento.

Finalizando las acciones planificadas, para comprobar la efectividad de la Estrategia Metodológica en la preparación de los especialistas en los equipos municipales de los CDO se utilizaron los tipos de instrumentos y consideraciones del diagnóstico de necesidades, con excepción de la encuesta y en el caso de la prueba de desempeño profesional se aplicó su variante D para controlar el aprendizaje provocado.

Etapa diagnóstica: Para la valoración constatativa al inicio del experimento se tuvo en consideración el diagnóstico de necesidades que se realizó a través de diferentes instrumentos cuyos resultados se refieren de forma individual por dimensiones.

Como resultado general de la preparación se evidencia que no existen especialistas ubicados en la categoría de B en tanto no alcanzan los requerimientos establecidos para la misma. Obtienen R siete lo que significa el 58% de los especialistas y cinco (42%) se evalúan de I. Estos datos confirmaron las insuficiencias en la preparación de estos especialistas.

Etapa de ejecución: Durante su desarrollo se aplicó la estrategia metodológica diseñada teniendo en cuenta sus componentes. Para su implementación se siguió un orden lógico de acuerdo al cronograma propuesto, lo que permitió un control sistemático en la recogida de información sobre la participación de los especialistas, así como arribar a conclusiones del nivel alcanzado.

La estrategia se aplicó de septiembre del 2015 a junio del 2016, teniendo en cuenta el diagnóstico de necesidades descrito y se pone en práctica a partir de la preparación que concibe el Equipo Técnico Asesor Provincial del Centro de Diagnóstico y Orientación para los Grupos Técnicos Especializados con frecuencia mensual, la cual pudo desarrollarse cada mes con excelente participación de los especialistas.

Para facilitar el desarrollo de las actividades y la autopreparación concebida en la base se elaboró un folleto que ofrece orientaciones hacia aquellos elementos que en el orden teórico y metodológico deben considerarse en el diagnóstico y evaluación de escolares con desviaciones en el aprendizaje y en el desarrollo intelectual.

Cada etapa partió de esta autopreparación previamente orientada y dirigida como condición básica para en un proceso de elaboración conjunta trabajar el desarrollo y perfeccionamiento de habilidades profesionales en los Talleres Metodológicos, donde el trabajo en equipo favoreció el intercambio, aprendizaje y socialización de ideas valiosas y llegar a la determinación de criterios y pautas para la realización del diagnóstico.

El seguimiento a estos aspectos a través de las Visitas de Ayuda Metodológica permitió la demostración y el control de lo logrado. Los controles parciales al finalizar cada etapa unido a la valoración de cada actividad permitieron una visión del comportamiento de la preparación en cada especialista.

La primera etapa encaminada al desarrollo de los fundamentos teóricos básicos que sustentan el diagnóstico y evaluación psicológica en el CDO resultó de gran importancia para sentar las pautas del trabajo. Con la realización del Taller “Recursos para la evaluación psicológica en el CDO” se llegó al consenso de los Métodos y Metódicas que pueden utilizarse por los psicólogos, cuáles existen y la determinación en cuanto a edad y objetivo específico de cada técnica.

Este primer taller evidenció además las incongruencias existentes en la utilización de las técnicas y las dificultades en cuanto al dominio de objetivos específicos de las mismas.

A partir de estos presupuestos, se desarrollaron los Talleres 1 y 2 encaminados a la evaluación psicológica del escolar normal, uno destinado a la evaluación de la esfera cognoscitiva de la personalidad y otro para la esfera emotivo volitiva. Por ser los primeros tuvieron como limitante que la autopreparación para los mismos no se comportó igual en todos los especialistas. De los 12 especialistas cuatro no contaban con la autopreparación requerida en el primero lo que limitó sus intervenciones y profundidad en el análisis de elementos trabajados. Este elemento fue superado y ya en el segundo solo dos especialistas presentaron algunas insuficiencias.

Ambos talleres resultaron de suma importancia pues permitieron en la práctica valorar cómo se manifiestan las regularidades del desarrollo psíquico en esta etapa específica del desarrollo evolutivo y qué elementos pueden constituir objeto de análisis y profundización por el especialista. Aun cuando se separaron las Metódicas para su estudio por esferas cognitiva y componente curricular, cómo el especialista debe aprender a leer e interpretar cada Metódica de forma cualitativa e integralmente.

La visita de Ayuda Metodológica permitió la demostración de aquellos elementos esenciales en el diagnóstico de cualquier escolar, se pudo interactuar con los especialistas a través de las diferentes visitas del Sistema de Trabajo de la Dirección Provincial de Educación, en el caso de los municipios que en esta primera etapa no se pudo llegar en visita para observación directa se utilizó el despacho como variante lo que ocurrió con los especialistas de Corralillo, Caibarién, y Encrucijada.

Al concluir la primera etapa se evidencian avances significativos en cinco especialistas lo que se expresa en la calidad de sus intervenciones y la proyección de lo aprendido en el proceso de diagnóstico. Del resto de los especialistas cuatro avanzan y logran apropiarse de elementos esenciales y tres lo hacen de forma discreta.

La segunda etapa dirigida al trabajo específico con la atención a adolescentes con alteraciones del comportamiento, además se concibieron dos Visitas de Ayuda Metodológica.

Se trabajó a partir de Expedientes y Pruebas aplicadas y fue preciso tomar en consideración para la preparación no solo el Folleto, sino también materiales referativos para el diagnóstico, como son al DSMIV y el CIE10.

Las visitas de ayuda en esta etapa concebidas para la atención a adolescentes con alteraciones del comportamiento se desarrollaron en correspondencia a lo planificado por el Sistema de Trabajo por lo que se pudo interactuar en observación directa con aquellos especialistas que en la anterior se realizó a través de despacho. Por ser más extensa se pudo llegar a mayor cantidad de municipios.

Debe señalarse el incremento paulatino de la profundidad en los análisis, las preguntas y reflexiones que se realizaron en cada uno de los talleres, lo que facilitó el trabajo sobre todo a partir de la segunda etapa, que al concluir muestra siete especialistas que se ubican en una categoría de bien, los cinco restantes logran los esenciales básicos ubicándose en categoría de R. Es de resaltar como ya concluida esta segunda etapa no se evalúan especialistas de insuficiente.

La tercera y última etapa de la estrategia cuyo objetivo estuvo centrado en la preparación de los especialistas para la realización del informe de evaluación psicopedagógica permitió la unificación de criterios en cuanto al establecimiento de un supuesto formato de aspectos que deben consignarse en el mismo con énfasis en lo relacionado con la historia personal del sujeto.

Etapa de Control: Para comprobar la efectividad de la Estrategia de Trabajo Metodológico en la preparación de los especialistas en los equipos municipales de los CDO se utilizaron los tipos de instrumentos y consideraciones del diagnóstico de necesidades, con excepción de la Encuesta y en el caso de la prueba de desempeño profesional se aplicó su variante D para controlar el aprendizaje provocado por el instrumento.

4. Conclusiones

Visto de este modo, en la preparación profesional de los especialistas en función de Psicopedagogos de los Equipos Municipales es posible la realización de un trabajo metodológico que conjugue las formas anteriormente descritas en función de elevar su desempeño profesional en las tareas profesionales que le son inherentes para el desarrollo de un diagnóstico y atención eficiente como demandan las transformaciones educacionales en que nos encontramos inmersos.

En la preparación profesional del especialista, considerada como la dimensión instructiva y capacitativa del proceso de formación profesional en respuesta al encargo social, que como proceso incluye tanto la formación inicial como postgraduada del mismo y al resultado de las acciones de autosuperación, trabajo metodológico y científico que se desarrollan para garantizar el perfeccionamiento de su desempeño profesional, se precisan de conocimientos y habilidades que tienen su base en la formación psicológica recibida en la carrera y su constante ampliación y perfeccionamiento para un mejor desempeño de su labor, por lo que es posible la aplicación de un trabajo metodológico que considere una autopreparación que permita la adquisición y profundización de conocimientos y habilidades para el diagnóstico y evaluación psicológica de menores con desviaciones en el comportamiento y en el desarrollo intelectual que pueden ser desarrollados en Talleres y visitas de ayuda metodológica como formas que facilitan la formación permanente de estos profesionales para el desarrollo de competencias profesionales que se manifiesten en un Saber, Saber Hacer y Saber Ser.

5. Referencias

Álvarez Cruz Carmen. ”La posición de Vigotsky y sus consecuencias instrumentales en el proceso de diagnóstico de las Necesidades Educativas Especiales”. Artículo en soporte magnético. http://mendive.upr.edu.cu/

Curso de evaluación y diagnóstico en la Maestría de Educación Especial. (2003) CELAE. La Habana.

Álvarez de Zayas, Carlos (1998) “Epistemología de la Pedagogía”. Editorial Academia. La Habana.

Arias Beatón Gastón. (1999) “Acerca del valor teórico y metodológico de la obra de Vigotsky.” En Revista Cubana de Psicología volumen 16. La Habana.

“Educación, Desarrollo, Evaluación y Diagnóstico desde el enfoque histórico cultural” en soporte magnético (2002). http://www.academia.edu/

“El diagnóstico en la Psicología” Facultad de Psicología Universidad de La Habana. Artículo en soporte magnético. Recuperado de http:// psico.uh.cu/

Egg Ander Ezequiel (1991)”El taller, una alternativa para la renovación pedagógica. Colección Respuesta Educativa. Magisterio de Río La Plata. Argentina. Libro de edición Argentina.

Enrique Azcoaga, Jorge (2003) “Del lenguaje al pensamiento verbal”. Editorial Pueblo y Educación. La Habana.

Bell Rodríguez, Roberto (1996) “Sublime profesión de amor” Editorial Pueblo y Educación. La Habana.

Bell Rodríguez, Roberto y López Machín. (2000) “Convocados por la diversidad” Editorial Pueblo y Educación. La Habana.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!