Imperio Acadio

Imperio Acadio

El Imperio Acadio se formó gracias a las conquistas de Sargón I de Acad y tuvo su reino en Mesopotamia en el siglo XXII A. C, aproximadamente entre los años 2.334 a 2.192. Entre las conquistas de Sargón se destacan Uruk, reconocida por sus grandes murallas, también están las ciudades sumerias de Umma, Ur y Lagash.

Según registros que se tienen de este imperio, se extendió hasta el Líbano, la costa Mediterránea, los montes Zagros, Anatolia, Elam, Tigris, Éufrates y Siria.

Ver Más Civilizaciones AQUÍ.

Monarcas del Imperio Acadio

Los monarcas que reinaron en el Imperio Acadio fueron Sargón, Rimush y Manishutusu sus hijos, Naram-Sin un nieto y Sharkalisharri, hijo de su nieto.

Sargón: se llamó a sí mismo Sargón el grande, se autoridad se debilitó cuando tuvo que enfrentarse a revueltas de súbditos sumerios, aunque ganó la batalla le cedió el poder a su hijo Rimush.

Rimush: fue asesinado por sus cortesanos quienes lo apuñalaron y lo tuvo que suceder su hermano Manishutusu. Rimush gobernó entre los años 2.278 y 2.270 a.C.

Manishutusu: encabezó una expedición en busca de una alternativa de metales para fabricar bronce, ya que se encontró con que la parte occidental del imperio había recobrado su independencia.

Naram-Sim: fue hijo de Manishutusu y la mayor parte de su reinado entre los años 2.254-2.218 a.C estuvo en guerra. Conquistó a los asirios, derrotó a los hurritas y acabó con la revuelta del golfo Pérsico de los súbditos acadios.

Sharkalisharri: hijo del Naram-Sim, fue el reinado más corto de los años 2.217 a 2.193 a.C. Lo asesinaron sus súbditos, esta muerte desencadenó muchas guerras por el trono y junto a la invasión por parte de las tribus de las montañas del Zagros, concluyó en la desaparición del Imperio Acadio.

Las Tablillas de Arcilla de Ebla

Las Tablillas de Arcilla de Ebla, Imperio AcadioEn una exploración en el año 1.964, arqueólogos encontraron restos de una ciudad que había sido destruida por Sargón. Sin embargo, los hallazgos más importantes fueron cerca de 20mil tablillas de arcilla inscritas con escritura cuneiforme.

Y gracias a estas escrituras fue que se pudo reconstruir una imagen de lo que era este imperio, de hecho, gracias a esas tablillas se determinó que Ebla era la capital del Imperio Acadio, cuya economía y riqueza se basaba en la agricultura y el comercio.

Se cultivaba vino, cebada, olivo y también se dedicaban a criar ovejas y reses. En cuanto al comercio, se evidenció que comerciaban con bronce, plata, oro y telas.

Más Temas de Educación AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!