¿Por qué Tokio continúa guardando sus archivos en disquetes?

Tokio archivos en disquetes

No es sino hasta este mismo año del 2021 que las autoridades del gobierno de Tokio han decidido comenzar a digitalizar todos sus datos gubernamentales, los cuales continúan guardando sus archivos en disquetes hasta la fecha; pero ¿Por qué razón? Tiene mucho que ver con la cultura del miedo al cambio y a la tecnología de algunas partes de Japón. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo.

La resistencia al cambio, un problema llevado a los extremos en Tokio

Tokio es una de las ciudades más grandes de Japón, tanto así que muchas de sus zonas están divididas en gobiernos especiales para cada región de la ciudad. Cualquiera pensaría que dada dichas circunstancias, los entes gubernamentales, encargados muchas veces de la información de sus ciudadanos; utilizarían bases de datos modernas y digitales para manejarla de una forma más eficiente, tal y como el país nipón tiene acostumbrado ante el mundo con las últimas tecnologías.

Pero nada más alejado de la realidad, la verdad es que se seguían utilizando disquetes analógicos para guardar esta y otras informaciones, y no es sino hasta estos últimos años que se han dado la tarea de cambiarlo al formato digital.

Comenzó en la región de Minato en el 2019 y Chiyoda lo ha hecho este mismo año, con la esperanza de culminar por completo en el año 2022; y este cambio solo lo han hecho debido a la poca disponibilidad de los disquetes, que ya han sido descontinuados.

¿Por qué Tokio continúa guardando sus archivos en disquetes?

No es la primera vez que se ve este tipo de cosas con la tecnología, de hecho en muchas partes como en el mantenimiento de ciertos aviones Boeing, se siguen utilizando los disquetes. Pero la razón principal del gobierno de Tokio es la costumbre que tenían al manejar la información de esa forma, y el arraigado miedo al cambio tecnológico; que suponía cambiar todo un esquema de años de trabajo en poco tiempo.

Es por ello que se continuaban utilizando, y de no ser por la descontinuación de los disquetes y los altos costos que generaban, es muy probable que hubiesen decidido continuar utilizándolos; ya que no tenían quejas frente a ello, pero todos estos factores los han obligado a digitalizar para ahorrar dinero y también para mejorar la rentabilidad. Sin embargo, es probable que sigamos viendo esta tendencia a utilizar tecnología analógica en ciertas partes de la región.

Forzados a cambiar para no perder dinero

Algunos de los trabajadores aseguraron que les gusta trabajar con disquetes debido a que casi nunca se dañan ni se pierden los datos, por lo que le han dado una confianza ciega durante mucho tiempo. Sin embargo, Sony, la compañía fabricante de este tipo de tecnología, dejo de producirlos hace más de una década, por lo que estaban utilizando reservas de estos; que ya estaban agotándose y en algún momento quedarían sin dotación.

Además, algunos bancos como el de Mizuho, informaron que cobrarían unos 50.000 yenes o $438 al mes por hacer uso de esta tecnología obsoleta; ya que les costaba dinero a ellos tener que manejar y convertir todos esos datos, aunado a los costos de mantenimiento de los lectores de estos discos y la ineficiencia y posible pérdida de datos sensibles; que no podrían ser recuperados si ocurriese un daño físico irreversible que comprometiera la información

Se espera que el cambio digital completo se realice en el 2026

Si bien ya ha ocurrido el cambio en ciertas regiones de Tokio, aún queda un largo camino para que toda la ciudad pueda haber migrado los datos a un entorno digital completo, por lo que se proyecta que para el 2026 sea el año en donde se prevé que se haga el salto radical completo, en donde se deje de utilizar los disquetes en cualquier entorno laboral, que seguramente vendrá acompañado de un cambio cultural radical entre los empleados de las compañías que los han usado durante años.

Algunas autoridades ya han declarado que queda un largo camino por recorrer y para digitalizar tareas y contratos, que necesitan ser manejados con cautela para que no haya ningún error que pueda comprometer datos importantes para el sistema, además de capacitar a los empleados para que puedan usar el formato digital con la misma facilidad y seguridad con la cual utilizaban los disquetes durante todo este tiempo. Lea también: Digitaliza tus DVD de Manera Rápida y Sencilla.

Los efectos del miedo al cambio

El caso de Tokio no es el único en el mundo, ya que incluso los Estados Unidos hasta hace poco utilizaban estos disquetes como método para manejar órdenes de lanzamiento de misiles nucleares, algo bastante más sorprendente, dado que un error podría costarle mucho a muchísimas personas.

Esta es una de las historias de lo que puede llegar a hacer la costumbre a ciertas tecnologías y lo difícil que puede ser dar el paso al cambio.

Más Temas de Tecnología AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!