Amazon implementará Kuiper a finales del 2022

Proyecto Kuiper

En los últimos meses hemos visto como los magnates millonarios de la tecnología Elon Musk y Jeff Bezos han llevado a cabo una competencia entre ellos y sus respectivas compañías. En esta ocasión, el dueño de Amazon ha sacado al mercado el Proyecto Kuiper estando en una constante carrera espacial la cual ha creado una interesante competencia entre ambos.

Se trata de un nuevo servicio de internet satelital que pretende hacerle frente al Starlink de Musk, tratando de ofrecer mejores y más flexibles opciones. Descubre cómo será que Amazon implementará Kuiper a finales del 2022 y qué será exactamente lo que tiene para ofrecer.

¿Qué es el Proyecto Kuiper?

Es un proyecto de Amazon, conformado por más de 3 mil satélites que se pondrán en órbita para dar internet satelital a lugares remotos del planeta, los cuales se pretenden lanzar para mediados del año 2022. Los satélites se llamaran KuiperSat-1 y KuiperSat-2 respectivamente y ambos dispondrán de tres antenas parabólicas con las que podrán comunicarse a Tierra con la compañía y así poder ofrecer su servicio de manera efectiva.

Estos satélites apenas son los primeros de sus 3 mil por poner en órbita y la FCC les ha dado licencia para poder lanzarlos hasta el año 2026, por lo que Amazon deberá tomar en cuenta todos estos factores si quiere llegar a competir con Starlink y su flota de satélites que otorgan ancho de banda a sitios recónditos del planeta a un precio asequible teniendo en cuenta su velocidad.

Desventajas frente al proyecto Starlink de Elon Musk

Este proyecto de Amazon tiene la gran desventaja de que apenas se comenzará a visualizar con su implementación, mientras que el proyecto Starlink ya tiene su infraestructura satelital establecida, ofreciendo sus servicios a un costo considerablemente alto, pero sin competencia en este apartado, hasta que el Proyecto Kuiper comience a desplegarse y a llegar a todas partes para que empiece así su rivalidad en cuanto a mejor servicio de internet de este estilo.

Sin embargo, Amazon planea ofrecer precios mucho más competitivos, por lo que esta puesta en escena tardía puede que no le traiga demasiados problemas; ya que podría hacerle frente a Starlink aplicando este tipo de medidas que pongan a su competencia a replantearse sus estrategias. A pesar de esto la compañía de Elon Musk le lleva al menos 3 años de ventaja y se encuentra a punto de salir de su fase beta, por lo que Jeff Bezos deberá idear nuevos mecanismos.

La compañía ya ha comenzado con las pruebas

Los sistemas del proyecto ya se han estado probando en ciertos entornos simulados en un laboratorio, para poder predecir posibles fallos y errores al momento de lanzar la infraestructura satelital. Se han hecho pruebas de velocidad simulada que alcanzarían en teoría unos 400 Mbps de velocidad; lo que es considerablemente rápido. Solo queda esperar al año que viene para que la prueba real se pueda llevar a cabo y comprobar si estos datos son correctos.

Y es que los dos satélites que planean lanzar el año que viene, como prueba de si la teoría puede funcionar, es parte de todo el proceso, ya que a la empresa podría costarle mucho más dinero tener que enviar todos sus satélites al espacio; sin saber si existe una verdadera viabilidad de que puedan llevar internet a todas partes. Es un protocolo que la misma Starlink siguió en su momento con éxito, por lo que no es descabellado ver este tipo de precauciones en la compañía. (Lea también: ¿Cómo fue que Amazon se volvió el Líder del Mundo e-Commerce?)

La nueva carrera espacial es entre empresas

Estos últimos años hemos visto como Jeff Bezos y Elon Musk han creado una competencia tecnológica como la que vimos hace unas décadas con Bill Gates y Steve Jobs con sus compañías. Y es que ya el multimillonario Musk ha consolidado su empresa espacial de cohetes, a la que se ha sumado Blue Origin, competencia directa que ha empezado a desarrollar cohetes con el fin del inicio de los viajes turísticos espaciales; aunque limitado a los millonarios.

Si bien los proyectos de internet satelital habían caído en popularidad debido a sus altos costes y con infraestructuras de fibra óptica en constante mejora, la incursión de Starlink en esta tecnología ha vuelto a poner en vilo el interés por este, y es la oportunidad que ha visto Amazon para hacerse un hueco en este mercado tan pequeño; con el que planea hacerle una competencia sin treguas a Elon Musk.

Sabremos más de Kuiper a finales del 2022

Con el lanzamiento de los dos satélites prototipos, se espera que Amazon pueda comenzar a poner a prueba su servicio de internet; que seguramente se harán en sus mismas instalaciones antes de poder ofrecerlas a un público en general. La fecha aún no está definida completamente, pero se espera que en el segundo semestre del 2022 se pueda ver en funcionamiento este ambicioso proyecto multimillonario.

Más Temas de Tecnología AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!