Instrumentos Financieros Básicos

Ximena Palacio
Entrenadora Estratégica (Mentora, Consultora y Coach)

Imaginémonos que ganamos una cantidad importante de dinero, una herencia o quizá una lotería o mejor aún, el negocio de nuestras vidas se hizo realidad, ¿qué es lo primero en lo que pensamos? Empezamos a analizar, lo que la gran mayoría de las personas, el primer paso es pagar lo que se debe, comprar o pagar la vivienda en la que se está habitando, o lo otro puede ser darle gusto a los padres, el listado es largo también se encuentra el viajar al lugar de ensueño, si después de todo esto, aún queda dinero, se empieza a pensar en qué invertir.

Aunque este no sería una forma adecuada y rentable de manejar estos recursos, si es es el orden que la gran mayoría tiene y la prioridad dada en el gasto de este.

Lo primero que se debe tener es una cuenta bancaria, manejar el dinero sin bancarizar, aparte de correr riesgo por robo, es muy difícil realizar transacciones importantes, llegar con un bulto de dinero para el pago de un apartamento o una casa, cada vez se vuelve más complicado, el vendedor no se arriesga a recibir el efectivo.

El paso a seguir es pensar, ¿ahora en qué puedo invertir que sea rentable, seguro y tenga disponibilidad?

Vamos a generar opciones de inversión con análisis detallado de las necesidades, dejando atrás el tema emocional o de impulsos, manejando con lógica y planeación adecuada dichos recursos, primero cuánto disponer para el manejo de corto plazo o a la vista, para esto encontramos las cuentas de ahorros y los fondos o encargos fiduciarios, que permiten tener disponibilidad diaria, con ciertas restricciones y los cuales generan una pequeña rentabilidad.

Luego encontramos los CDATs, Cdt, fondos y encargos fiduciarios de mediano plazo, estos se encuentran entre 3 a 5 años, luego una parte que genere acumulación de capital en el tiempo puede ir entre 10 a 15 años, acá encontramos la proyección de nuestro retiro, educación de los hijos y proyección de una buena pensión con ingresos que permitan vivir lo más tranquilo y de forma superior o igual a como nos encontramos en los momentos actuales.

Lo importante en todo momento es qué queremos, qué plazo estamos proyectando nuestros objetivos y qué nivel de riesgo estamos dispuestos a asumir en cada inversión.

Encontramos en el mercado diferentes entidades, bancos, cooperativas, fondos de inversión, fiduciarias, nacionales e internacionales, que permiten poder diversificar las inversiones, cualquiera que sea la decisión en el momento de invertir, debemos hacerle caso a un dicho de los abuelos, “no meta todos los huevos en la misma canasta”.

Conclusión, si queremos realizar inversiones, que estas estén en diferentes plazos, mercados y en lo posible diferentes monedas.

Ximena Palacio
Entrenadora Estratégica (Mentora, Consultora y Coach)

Soy Administradora Financiera, he trabajado en el sector privado financiero y bursátil, siendo gerente en diferentes firmas comisionistas de bolsa y fondos internacionales, socia en empresas de inversión, catedrática en diferentes áreas de mercadeo, bursátil, emprendimiento, innovación. Mentora y coach de un número importante de empresas, como de sus gerente y dueños.

Compartir

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!