Extracción Manual y Conservación de la Leche Materna

Es libremente que llevamos a cabo los actos necesarios”.
(Charles Renouvier)

La técnica de Extracción Manual fue desarrollada por una madre que vio la necesidad de extraerse la leche por un largo período de tiempo por razones médicas. Descubrió que el reflejo expulsor de la leche no funcionaba tan bien como cuando su bebé succionaba, de manera que desarrolló un método de masaje y estímulo que ayudara a activar éste reflejo. Así supo que la clase de éxito en combinar la técnica con el masaje.

La leche se puede extraer por varias razones: Aumentar la cantidad, prevenir o aliviar el endurecimiento de los senos, para su conservación en situaciones especiales, para continuar la lactancia exclusiva en los hijos de madres trabajadoras o cuando la madre o el niño deben ser hospitalarios.

Elementos

• Jabón, toalla o paño de tela limpio.
• Recipiente plástico con tapa, previamente hervido.

Procedimiento

• Elija un ambiente tranquilo y agradable. Su habilidad para relajarse facilitará la bajada de la leche.

• Lavase las manos con agua y jabón antes de iniciar la extracción.

• Si el seno está muy congestionado aplique compresas de agua fría si hay plétora y caliente si hay mastitis por cinco a diez minutos.

• Coloque la yema de los dedos en la parte superior del seno y realice un movimiento circular con los dedos en un mismo punto. Después de unos segundos proceda a otra área del seno. (figura 7)

Movimiento circular con los dedos en cada seno - Lactancia

Figura 7 

• Forme una espiral alrededor del seno con el masaje hasta llegar a la areola. (El movimiento que se usa es similar al de autoexámen de seno).

• Frote cuidadosamente el pecho desde la parte superior hacia el pezón, de manera que le produzca cosquilleo.

• Continúe este movimiento desde la base del seno al pezón y alrededor del mismo, con lo que ayudará a relajar a la madre y estimulará la eyección de la leche.

• Para extraer la leche:

Coloque el pulgar y los dedos índice y medio aproximadamente 3 ó 4 centímetros detrás del pezón. Utilice esta medida como guía, pues no necesariamente es el borde de la areola, esta varía en tamaño de una mujer a otra (figura 8)

Extracción de leche - Técnicas de lactancia

Figura 8

• Coloque el pulgar encima y los dedos debajo del pezón formando una lecha “C”.

• Los dedos deben ser colocados de manera que los depósitos de leche quedan debajo de ellos.

• Evite sostener el pecho con la palma de la mano. (Figura 9).

Pulgar encima y los dedos debajo del pezón formando una "C" - LactanciaEvitar sostener el pecho con la palma de la mano - Lactancia

• Empuje los dedos hacia la caja torácica (costillas), evite separarlos. si los senos son grandes, primero levántelos y luego empuje hacia adentro.

• Gire los dedos como imprimiendo las huellas digitales en una hoja de papel. El movimiento giratorio oprime y vacía los depósitos de leche sin maltratar los tejidos del seno que son muy sensibles. Recomiende a la madre mantener las uñas cortas.

• Repita rítmicamente el paso anterior para evacuar los senos lactíferos. haga rotar la posición de los dedos para desocupar todos los depósitos de leche. Use primero una mano y luego la otra en cada seno.

• Recoja en un recipiente plástico y tápelo

Se recomienda a la madre:

• Evite hacer presión fuerte sobre el seno para no provocar hematomas ni lesionar los tejidos.
• Evite halar o presionar el pezón para no propiciar formaicón de grietas
• Evite resbalar los dedos sobre el pecho pues puede causar irritación en la piel.

Conservación de la Leche Materna

• La leche materna no tiene preservativos, por tanto deben tomarse ciertos cuidados para manipularla apropiadamente.

• Conserve la leche en un recipiente plástico o con tapa rosca. (Los recipientes se deben lavar con jabón y agua caliente). En los de vidrio se adhieren los factores inmunológicos, por lo tanto no se recomiendan.

• Use un recipiente distinto y limpio cada vez que se extraiga la leche. (Horas diferentes).

• Inmediatamente después de extraerse la leche, cierre y marque con una etiqueta el recipiente, ubíquelo en la parte más fría del refrigerador.

• Mantenga la leche refrigerada por un tiempo no mayor de 48 horas, si no tiene refrigerador mantenga el recipiente en un sitio fresco, protegido de la luz solar por un período máximo de 8 – 10 horas en clima frío.

• Cuando vaya a utiliza la leche extraída caliéntela al baño María) durante unos minutos, y suminístrela con taza o cuchara.

• La leche congelada puede durar hasta tres mese, se debe retirar del congelador y dejar hasta que se descongele completamente. Una vez esté a temperatura ambiente, se calentará en un recipiente por algunos minutos al baño de María.

No la caliente para descongelarla más rápidamente.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!