¿Sudor Excesivo? ¡Ya no Más!

La sudoración excesiva o hiperhidrosis afecta tanto a hombres como a mujeres, se presenta principalmente en zonas como axilas, cuero cabelludo, manos y pies. Cuando el exceso de sudor está acompañado de mal olor se llama bromhidrosis.

Situaciones cotidianas como hacer deporte, estrechar la mano, usar zapatos cerrados o usar camisas ajustadas puede convertirse en un problema para las personas que sufren de hiperhidrosis, al menos 3 de cada 100 personas pueden padecerlo. Situaciones de enojo, miedo, nervios o vergüenza pueden estimular la sudoración excesiva.

Existen dos tipos de hiperhidrosis: primaria que es más localizada y su causa aún se desconoce y la hiperhidrosis secundaria suele deberse a otras causas clínicas como la menopausia, problemas de toroides, tumores o uso de drogas.

Tratamiento para el Sudor Excesivo

El tratamiento más tradicional para combatir el exceso de sudor es con la toxina botulínica, en las manos expertas basta solo una sesión para reducir del 80% al 90% de la sudoración excesiva. Es una sesión rápida y sus resultados pueden durar hasta por 10 meses.

¿Cómo funciona? La toxina botulínica actúa bloqueando las glándulas sudoríparas, reduciendo efectivamente la sudoración, los efectos más notorios se presentan entre 1 o 2 semanas después. Este tratamiento se aplica en axilas, plantas de manos y pies.

Existen además tratamientos médico-dermatológicos con clorato de aluminio y otras sustancias anticolinérgicas como oxibutina o glicopirrolato y tratamientos quirúrgicos como la eliminación de las glándulas sudoríparas, la simpatectomía endoscópica torácica y otras técnicas como la simpatectomía subcutánea temporal.

Señales para Detectar si Sufre de Sudor Excesivo

• Sudoración excesiva focalizada, sin causa aparente y por más de 6 meses
• Sudoración excesiva bilateral en manos, pies y/o axilas
• Sudoración excesiva que dura por lo menos 1 semana
• Inicio de la sudoración excesiva antes de los 23 años
• Sudoración durante el sueño
• Presencia de hiperhidrosis en la familia

Compartir