Un Tratamiento Hormonal podría reducir los Tumores de Pulmón

Tratamiento Hormonal podría reducir los Tumores de Pulmón

El tratamiento con una hormona que controla el sistema sanguíneo consigue reducir los tumores de pulmón según un estudio de la Universidad Wake Forest en Winston-Salem (Estados Unidos) que se publica en la revista Cancer Research. Los científicos muestran en su trabajo que con la hormona angiotensina (1-7), el volumen del tumor disminuyó alrededor de un 30 por ciento.

Los científicos habían informado con anterioridad de un efecto similar en las células de cáncer de pulmón estudiadas en el laboratorio. Según E. Ann Tallant, una de las directoras de la investigación, “el estudio actual es la primera demostración de este efecto en animales.

En conjunto ambos estudios sugieren un nuevo tratamiento para el cáncer de pulmón, una enfermedad que mata a 170.000 americanos cada año”. El centro del Cáncer Wake Forest comenzará en breve estudios con la hormona en pacientes con cáncer.

Los investigadores descubrieron la angiotensina (1-7) en 1988 y su importante papel como elemento del sistema de control de la presión sanguínea. La hormona dilata las paredes de los vasos sanguíneos, causando una disminución de la presión.

La idea de evaluar los efectos de la hormona en el cáncer procede de estudios que observaron menores tasas de cáncer de pulmón en personas tratadas de tensión alta con fármacos inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA). Estos fármacos aumentan los niveles de angiotensina (1-7) en el flujo sanguíneo.

En el estudio actual, los animales fueron inoculados con las células cancerígenas y 32 días más tarde fueron seleccionados de forma aleatoria para recibir durante 28 días un tratamiento intravenoso de angiotensina (1-7) o una solución salina. Los niveles en sangre de la hormona en los animales tratados eran similares a los que se alcanzan en humanos tratados con un inhibidor de la ECA.

Según Tallant, el estudio podría explicar el mecanismo molecular por el que se da un menor riesgo de cáncer de pulmón en pacientes con presión sanguínea alta que toman inhibidores de la ECA. Los investigadores creen que la angiotensina (1-7) reduce la ciclooxigenasa-2 (COX-2), una enzima que regula el crecimiento celular. La COX-2 se encuentra en niveles más elevados en entre un 50 y un 70 por ciento de los tumores de pulmón malignos.