Un Medicamento contra el Cáncer eleva el Riesgo de Coágulos en las Venas

Avastin, un medicamento contra el cáncer de uso generalizado, parece estar asociado a un mayor riesgo de coágulos en las venas de pacientes de diferentes tipos de cáncer.

Este riesgo amplía la larga lista de efectos secundarios graves asociados con este medicamento, incluido coágulos en las arterias, ataque cardiaco, accidente cerebrovascular y perforación intestinal.

Anteriormente se había determinado que Avastin causaba coágulos en las arterias, pero no estaba claro si provocaba problemas similares en las venas, una afección conocida como tromboembolismo venoso (TEV).

La nueva investigación, publicada en la edición del 19 de noviembre de la Journal of the American Medical Association, podría indicar la necesidad no sólo de medidas profilácticas para reducir el riesgo, sino también de una advertencia de recuadro negro en las instrucciones de uso del medicamento, aseguraron los autores.

“Las consideraciones profilácticas se deberían proveer a los pacientes que están en alto riesgo de TEV,y también se debe evaluar la razón beneficio/riesgo en los pacientes que desarrollan TEV mientras toman Avastin”, agregó el autor principal del estudio, el Dr. Shenhong Wu, profesor asistente de oncología médica del Centro oncológico de la Universidad de Stony Brook en Stony Brook, Nueva York.

“Muchos médicos siempre le han tenido respeto [a estos efectos secundarios]”, agregó el Dr. John Marshall, jefe de hematología/oncología del Centro Integral del Cáncer Lombardi de la Georgetown en Washington, D.C. “Lo que sugiere este estudio es que debemos pensar más sobre la profilaxis. Si creo que tiene el potencial de cambiar el lenguaje oficial de las instrucciones de uso del medicamento, en efecto”.

Avastin (bevacizumab) es el primer miembro de una familia de medicamentos diseñados para atacar los cánceres al cortar su suministro de sangre. Lo hace al inhibir la acción del factor de crecimiento vascular endotelial (FCVE), una proteína que estimula el desarrollo de vasos sanguíneos.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. aprobó Avastin por primera vez en 2004 para el tratamiento del cáncer de colon y de pulmón. En 2008, la decisión de la FDA de aprobar su uso contra el cáncer de mama avanzado fue muy controvertida, a pesar de que un comité asesor votó 5 a 4 contra esa aprobación. Los miembros del comité señalaron que la capacidad del medicamento para ralentizar la progresión del tumor no superaba el daño causado por sus efectos secundarios como coágulos y problemas cardiovasculares.

Los autores analizaron 15 estudios que se habían realizado anteriormente en el que participaron cerca de 8,000 pacientes con diferentes tipos de tumores sólidos avanzados.

Los pacientes que tomaron Avastin tenían un riesgo 33 por ciento mayor de desarrollar TEV, en comparación con el grupo de control. El riesgo era más alto independientemente de si el individuo tomaba una dosis baja o alta de Avastin.

Las personas con cáncer de colon tenían el mayor riesgo de desarrollar TEV (19 por ciento de los pacientes). Casi el 15 por ciento de los que tenían cáncer pulmonar de células no microcíticas, el 7.3 por ciento de los pacientes de cáncer de mama y el 3 por ciento de los que tenían cáncer renal desarrollaron TEV.

“Al aumentar el tamaño de la muestra se evidenció un incremento significativo en los coágulos venosos”, advirtió el Dr. Alok Khorana, profesor asociado de medicina en el Centro Médico de la Universidad de Rochester. “Aunque la tasa de eventos no es tan alta, aún es lo suficientemente elevada, por lo que debemos usar con precaución este medicamento. Los pacientes necesitan estar conscientes de los síntomas de coágulos, como inflamación de la pierna, dolor de pecho repentino, falta de aliento, y los médicos necesitan estar al tanto de ello”.

“Es una decisión difícil. El Avastin es un medicamento muy eficaz, no hay duda al respecto. Ciertamente impacta en la supervivencia por una cantidad significativa de tiempo”, dijo Khorana. “Aunque este informe es preocupante, en modo alguno me va a persuadir de no usar Avastin. Es más una cuestión de concienciación, y asegurar que tanto los pacientes como los proveedores conozcan los efectos secundarios”.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!