TRH en forma de Parche presenta Menor Riesgo de Coagulación

TRH en Parche Coagulación

Las mujeres que reciben terapia de reemplazo hormonal por parches en la piel podrían enfrentarse a menor riesgo de coágulos que las mujeres que reciben la terapia oralmente.Traducido del inglés: viernes, 23 de mayo, 2008

Este nuevo hallazgo podría cambiar la relación entre riesgo y beneficio para las mujeres que están considerando la terapia hormonal para aliviar los sofocos, los sudores nocturnos y otros síntomas de la menopausia.

“Una implicación clínica clave es pensar en el estrógeno transdermal, en lugar de oral, para las mujeres que están en alto riesgo cardiovascular para evitar trombosis (coágulos), el principal efecto perjudicial de una terapia hormonal a corto plazo”, aseguró el Dr. Pierre-Yves Scarabin, director de investigación del Instituto nacional de salud e investigación científica de Francia, autor de un estudio publicado el 23 de mayo en la edición en línea de la British Medical Journal.

Estudios anteriores han encontrado mayor riesgo, no sólo de coágulos, sino de enfermedad coronaria y cáncer de mama entre mujeres posmenopáusicas que tomaban terapia de reemplazo hormonal (TRH).

Sin embargo, según la información de respaldo del artículo, nadie ha evaluado cuánto aumenta el riesgo ni si varía según el tipo de terapia.

Scarabin y sus colegas revisaron datos de ocho estudios de observación y nueve ensayos aleatorios controlados sobre la TRH y la tromboembolia venosa (TEV), un coágulo potencialmente fatal en una vena.

Los resultados combinados indicaron que el riesgo de TEV era 2.5 veces superior entre las mujeres que tomaban estrógeno oral, en comparación con las que no tomaban estrógeno. El riesgo fue más pronunciado durante el primer año de tratamiento y en las mujeres que tenían exceso de peso o estaban predispuestos al desarrollo de coágulos.

En comparación, las mujeres que usaban el parche actualmente sólo tuvieron una elevación ligera del riesgo, en comparación con las mujeres que no tomaban estrógeno.

El riesgo de las mujeres que dejaron de recibir TRH regresó a la normalidad.

Según los autores, el mayor riesgo implica 1.5 eventos adicionales por 1,000 mujeres por año.

Los autores advirtieron que la mayor parte de la información provino de ensayos de observación existentes, sin embargo, no del estándar dorado de ensayos aleatorios, por lo que es necesario interpretar con precaución los hallazgos.

Otros expertos estuvieron de acuerdo.

“Es de observación y muy interesante, pero claramente es necesario hacer más estudios”, dijo la Dra. Suzanne Steinbaum, directora de enfermedades cardiacas y de la mujer del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York. “Quizá esto le abra las puertas a una manera de administrar hormonas con más seguridad a quienes las necesitan”.

HealthDay