Técnica ofrece una amigdalotomía más segura

Técnica ofrece una amigdalotomía más segura

Una técnica “intracapsular” para extirpar las amígdalas podría causar menos sangrado pesado y dolor posquirúrgicos que una amigdalotomía tradicional, encuentra un estudio reciente.

La técnica conlleva la extirpación de al menos el 90 por ciento del tejido amigdalar, pero deja intacto la cápsula de las amígdalas. La amigdalotomía tradicional corta y extirpa todo el tejido de las amígdalas.

Investigadores del Hospital Infantil Alfred I. duPont en Wilmington, Delaware, analizaron los expedientes médicos de casi 3,000 pacientes a quienes se extirpó las amígdalas entre 2002 y 2005. De esos pacientes, más de 1,700 se sometieron a la técnica intracapsular y poco más de 1,200 se sometieron a la amigdalotomía tradicional.

El estudio, que aparece en la edición de septiembre de la revista Archives of Otolaryngology–Head & Neck Surgery, encontró que el 1.1 por ciento de los pacientes en el grupo intracapsular tuvo sangrado grave retrasado (más de 24 horas después de la cirugía), y el 0.5 por ciento requirió cirugía para detener el sangrado, en comparación con 3.4 y 2.1 por ciento, respectivamente, en el grupo de amigdalotomía tradicional.

El 3 por ciento de los pacientes de intracapsulares y el 5.4 por ciento de los pacientes de amigdalotomía tradicional requirieron tratamiento en salas de emergencia por dolor o deshidratación.

Sin embargo, hubo una desventaja potencial: 11 de los pacientes intracapsulares (0.64 por ciento) necesitaron amigdalotomías de revisión, lo que no sucedió en ninguno de los pacientes que se sometieron a la cirugía tradicional.

“Aunque los riesgos de la amigdalotomía intracapsular son menores que los de la tradicional, el procedimiento no siempre es eficaz”, concluyeron los autores del estudio.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!