Técnica de Imaginología podría detectar Cánceres más pronto

Un estudio reciente asegura que la nanotecnología podría darle a los médicos un método no invasivo para detectar las etapas iniciales del cáncer, así como para monitorizar el tratamiento.

Los investigadores de la facultad de medicina de la Universidad de Stanford demostraron recientemente que el nuevo método que usa nanotubos de carbono dirigidos “inteligentes” para enfocarse en las células de cáncer de ratones vivos, seguidas por escáner con láser de los animales en los que los nanotubos absorbían la energía láser y liberaban ondas de ultrasonido para resaltar las ubicaciones de las células tumorales.

“Esta modalidad de imaginología nos permite ver cosas que antes no habíamos podido ver”, aseguró en un comunicado de prensa de la universidad Adam de la Zerda, autor del estudio y estudiante de doctorado en ingeniería eléctrica de la Stanford.
Se esperaba que los hallazgos fueran publicados en la edición en línea del 17 de agosto de Nature Nanotechnology.

Esta tecnología aprovecha el “efecto fotoacústico”, un fenómeno físico en el que la luz choca contra un objeto y se convierte en un sonido. Arrojar luz sobre un objeto lo calienta, señaló de la Zerda.

“Es como un carro negro estacionado bajo el sol”, comparó. El carro se calienta y el metal se expande. Luego, al enfriarse, el metal reduce su tamaño y hace sonidos parecidos a un tintineo.

“Alumbramos un nanotubo y escuchamos la ondas de ultrasonido que salen”, explica de la Zerda.

La técnica es más rápida y cuesta menos que un escáner por IRM y no exige radiación de iones, como un escáner TEP-TC, aseguraron los investigadores. Su capacidad para ver 2 pulgadas (5 cm) dentro del organismo podría hacer que sea útil para examinar tejidos de la mama o la glándula prostática.

El método es lo suficientemente sensible para detectar tumores iniciales diminutos que normalmente no se pueden ver, dijeron los investigadores. Además, los escáneres también podrían adaptarse a endoscopio para ver los órganos internos.

Los recubrimientos de los nanotubos también podrían ser alterados para que los médicos reciban información de diagnóstico sobre un tumor, señaló de la Zerda. Por ejemplo, las moléculas colocadas en los nanotubos podrían indicarle a un médico qué medicamentos contra el cáncer funcionarían en un tumor de mama.

“Será como preguntarle a un tumor si está respondiendo a la quimioterapia”, puntualizó de la Zerda. “Esto debería darnos información preliminar mucho antes de que el temor se encoja o crezca”.

Un estudio acompañante conducido en ratones, publicado en Nature Nanotechnology en abril, halló que los nanotubos de carbono parecen seguros para inyectar, aunque hacen falta más estudios antes de que puedan comenzar pruebas con seres humanos.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!