Tamoxifeno Reduce el Riesgo de Fractura, según plantea un estudio

El tamoxifeno, que se ha usado durante más de 30 años para tratar el cáncer de mama, reduce el riesgo de fracturas relacionadas con la osteoporosis, según muestra un estudio.

“Los efectos son casi instantáneos”, aseguró el autor del estudio, el Dr. Andrew Cooke, jefe de oncología de la radiación del CancerCare Manitoba en Winnipeg, Manitoba, Canadá.

Sin embargo, agregó, “el riesgo de fractura vuelve a aumentar después de interrumpir el medicamento. La buena noticia es que reduce el riesgo de fractura mientras se toma. Una vez que lo deja, ya no estará protegido”.

Los hallazgos aparecen en la edición del 10 de noviembre de la revista Journal of Clinical Oncology.

Estudios previos han encontrado que las mujeres que toman el tamoxifeno aumentan la densidad mineral ósea. Y las pacientes que toman tamoxifeno, en comparación con otra clase de medicamentos para el cáncer de mama como los inhibidores de la aromatasa, tienen un riesgo reducido de fractura.

Para el nuevo estudio, Cooke y sus colegas compararon más de 11,000 mujeres a partir de los 50 años que tenían fracturas osteoporóticas de la columna, muñeca o cadera con más de 33,000 pacientes de control sin fracturas. Todas las mujeres fueron agrupadas según la edad, el grupo étnico o problemas de salud. Los investigadores también consideraron si las mujeres tomaban en ese momento tamoxifeno, si lo habían hecho en el pasado o si nunca lo habían usado.

El uso actual de tamoxifeno redujo el riesgo general de fractura relacionada con la osteoporosis en 32 por ciento y redujo las fracturas de cadera en 53 por ciento.

“Obviamente ayuda”, dijo Cooke.

Pero, agregó, el estudio no encontró que las mujeres que habían tomado tamoxifeno en el pasado reciente estaban protegidas contra las fracturas.

Se sabe que las pacientes de cáncer de mama están en mayor riesgo de osteoporosis y de todos los tipos de fracturas debido a los efectos de la quimioterapia y de otros medicamentos usados para tratar la enfermedad.

El tamoxifeno se toma por vía oral en forma de tabletas e interfiere en la actividad del estrógeno, una hormona femenina que puede promover el desarrollo de cáncer en los senos. El medicamento bloquea la capacidad del tumor para usar estrógeno, lo que impide su crecimiento. Con frecuencia se utiliza para tratar a pacientes en fases tempranas del cáncer de mama y entre aquéllas en las que el cáncer se ha propagado.

Los inhibidores de la aromatasa también se utilizan en el tratamiento del cáncer de mama. Funcionan al reducir la cantidad del estrógeno en el cuerpo pero han sido asociados con una menor densidad ósea y un mayor riesgo de fractura.

El nuevo estudio se añade a la información sobre los efectos del tamoxifeno, señaló la Dra. Christy Russell, profesora asociada de medicina en la Facultad de medicina Keck de la Universidad del Sur de California y directora del Grupo consultivo del cáncer de mama de la American Cancer Society.

“Sabemos gracias a estudios de gran tamaño del cáncer de mama que han comparado el tamoxifeno con los inhibidores de la aromatasa que las tasas de fracturas son más altas entre las que reciben inhibidores de la aromatasa que tamoxifeno”, apuntó. “Pero no sabíamos si la tasa de fractura de las que estaban en la terapia de tamoxifeno era más bajas que las de las mujeres que no tomaban este medicamento o entre las que no recibían ningún tipo de terapia. Este estudio aporta esa información”.

Russell dijo que los resultados del estudio pueden hacer que algunos de los médicos reflexionen al momento de recetar tamoxifeno o inhibidores de la aromatasa. Actualmente, algunos médicos usan solamente los inhibidores de la aromatasa para pacientes posmenopáusicas de cáncer de mama, mientras que otros usan el tamoxifeno y luego los inhibidores de la aromatasa. Los nuevos hallazgos podrían inclinar la balanza hacia recetar primero el tamoxifeno, apuntó.

El Dr. Len Lichtenfeld, subdirector médico de la American Cancer Society, destacó que el mensaje del estudio era el siguiente: “Si una paciente cambia de tamoxifeno a los inhibidores de la aromatasa o si deja de tomar tamoxifeno, debe estar consciente de que su riesgo de osteoporosis podría aumentar”.

Las mujeres deberían preguntar a sus médicos qué es lo mejor para proteger la salud de sus huesos, remarcó.

HealthDay