Respuesta Hormonal en Cáncer de Próstata Metastásico

Nuevos datos para prolongar la respuesta Hormonal en Cáncer de Próstata Metastásico localmente Avanzado

El tratamiento de los pacientes con cáncer de próstata localmente avanzado o metastásico, que experimentan progresión de la enfermedad después de una primera línea de tratamiento con castración y a los que se les instaura tratamiento con bloqueo androgénico combinado (BAC), pueden prolongar sustancialmente la “respuesta hormonal”. Este es el resultado principal de una nueva investigación presentada en la última reunión de la Asociación Europea de Urología (EAU).

Las hormonas masculinas (también conocidas como andrógenos, tales como la testosterona y su metabolito la dihidrotestosterona) estimulan el crecimiento del cáncer de próstata, por lo que uno de los objetivos principales en el tratamiento de la enfermedad es la reducción de la cantidad de hormona circulante. Actualmente no hay un tratamiento estándar para los pacientes que presentan progresión de la enfermedad después de una primera línea de tratamiento hormonal.

Todos los pacientes en este nuevo estudio fueron tratados con monoterapia con goserelina (Zoladex) como primera línea, administrada mediante su Sistema de Seguridad Automático. Goserelina un análogo de la hormona liberadora de hormona luteínica (LHRHa) actúa reduciendo el nivel de testosterona en el organismo. Después de la progresión de la enfermedad, los pacientes recibieron un segundo escalón de tratamiento BAC, continuando con el tratamiento con goserelina y añadiendo además bicalutamida 50 mg (Casodex). Bicalutamida se une a los receptores del tejido tumoral y previene por tanto que la testosterona se una y estimule el crecimiento tumoral.

El doctor Heather Payne, oncólogo clínico, del Hospital Universitario de Londres (Reino Unido), que presentó el estudio en la EAU, manifestó: “Estos datos nos indican que la terapia “escalonada” con BAC puede reducir el PSA de los pacientes y mantenerlo bajo, incluso después de que empieza a fallar la terapia con tratamiento hormonal estándar en primera línea”.

“Esto es importante porque da al médico otra oportunidad de prolongar la respuesta del paciente al tratamiento hormonal y aumenta el tiempo en que actúa el tratamiento, lo que significa que podemos evitar durante más tiempo la hormonorrefractariedad, una situación de la enfermedad que es mucho más difícil de tratar”.

El doctor Payne presentó el análisis de un estudio en marcha en 122 pacientes con cáncer de próstata localmente avanzado o metastásico que fueron tratados con monoterapia de goserelina como tratamiento de primera línea. Después de la progresión de la enfermedad, los 122 pacientes recibieron tratamiento “escalonado” con BAC, con bicalutamida 50 mg añadido a su tratamiento con goserelina a fin de potenciar el bloqueo androgénico.

El BAC debería utilizarse más a menudo y tener unas directrices más claras, según un estudio Internacional

En otra investigación de la que el doctor Payne ha sido también co-autor, se demostró que los médicos apoyan el tratamiento con BAC. Según la misma, el 71% de los médicos que participaron en un estudio internacional opinaron que el BAC debería utilizarse más a menudo para tratar a pacientes con cáncer de próstata avanzado.

El estudió incluyó las opiniones y percepciones de 339 oncólogos y urólogos de 92 países. Mientras que la mayoría de los encuestados (95%) que trataban pacientes con cáncer de próstata avanzado decían que utilizan BAC, menos de la mitad de ellos (47%) lo hacía en más del 50% de sus pacientes.

Al investigar los factores que podrían animar a un mayor uso de BAC, el 66% de los médicos manifestó la necesidad de evidencia clínica. El estudio analizó las opiniones de los médicos sobre las directrices clínicas actuales para el manejo del cáncer de próstata avanzado con BAC y mostró que más de la mitad de los encuestados (52%) creen que las directrices son demasiado numerosas, faltas de claridad y anticuadas.

El doctor Heather Payne ha señalado que “mientras que los hallazgos de este estudio demuestran que hay un buen nivel global de apoyo para la BAC, parece evidente que la comunidad clínica acogería favorablemente una mejora en las directrices y una mayor claridad sobre los beneficios de la BAC, para asegurar que los pacientes con cáncer de próstata avanzado tienen acceso a este tratamiento que supone una gran oportunidad para aumentar la supervivencia”.

Información Adicional.

Goserelina ha demostrado beneficios de supervivencia en diversas situaciones del cáncer de próstata, incluyendo la adyuvancia y neoadyuvancia y en monoterapia en el tratamiento de la enfermedad avanzada.

El análisis retrospectivo presentado muestra que:

• Uno de cada tres (30,3%) pacientes experimentaron una respuesta de PSA (definida como PSA una disminución >50% en la primera valoración, seguida de una subsiguiente disminución del PSA en la segunda valoración); en la población total de 122 pacientes, tres de cada cuatro (74,6%) experimentaron al menos una respuesta parcial de PSA.
• Para el 30,3% de los pacientes que tuvieron una respuesta de PSA, la mediana de tiempo hasta fracaso del tratamiento en este grupo fue de 291 días; en toda la población del estudio, la mediana de tiempo hasta el fracaso del tratamiento fue de 193 días.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!