Relacionan un Anticoagulante con Sangrado Cerebral

Anticoagulante con Sangrado Cerebral

Un estudio reciente señala que la cantidad de sangrado en el cerebro que tiene lugar cuando un vaso sanguíneo se revienta y causa un accidente cerebrovascular es mayor para algunas personas que toman warfarina (Coumadin), un anticoagulante.

No es un hallazgo sorprendente, señaló el Dr. Daniel Woo, profesor asociado de neurología de la Universidad de Cincinnati y coautor del informe que aparece en la edición del 30 de septiembre de Neurology, pues desde hace tiempo se ha establecido que el riesgo de muerte por un accidente cerebrovascular de ese tipo es mayor para quienes toman warfarina.

Sin embargo, ha habido un debate respecto a sí el mayor riesgo se debe a un mayor volumen de sangre vertido al cerebro. El estudio de 258 personas que habían sufrido hemorragias cerebrales parece aclarar el asunto, según Woo. “Encontramos un mayor volumen de hemorragias en esos pacientes”.

El hallazgo general podría no impresionar a los millones de estadounidenses, la mayoría de la tercera edad, que se calcula que están tomando warfarina por diversas razones, como la prevención de coágulos que potencialmente causan accidentes cerebrovasculares debido a un tipo de arritmia llamado fibrilación auricular. También lo toman quienes tienen válvulas cardiacas artificiales o coágulos diminutos en los pulmones.

Sin embargo, otro hallazgo más específico del estudio podría ser muy importante para estas personas. El sangrado excesivo solo se vio en los usuarios de warfarina que tenían una RNI de 3 o superior. La razón normalizada internacional o RNI es una medida de la capacidad de la sangre para coagularse apropiadamente.

“Normalmente, la RNI es inferior a 2”, explicó Woo. “En un tratamiento usual con warfarina, la meta es mantenerla entre 2 y 3. En nuestro estudio, si era mayor que 3, se relacionaba con un volumen de hemorragia inicial mayor. Entre 1.2 y 3, no había un volumen significativamente mayor de hemorragia”.

Sin embargo, la RNI de una persona podría variar de manera impredecible, por lo que hacen falta pruebas de sangre regulares para asegurarse de que se encuentre en el rango deseado, aseguró Woo. “Los niveles de RNI fluctúan bastante”, aseguró. “Si es demasiado alta, se corre el riesgo de hemorragia. Si no es demasiado baja, se corre el riesgo de lo que sea que se esté tratando de prevenir”.

Una razón para tomar warfarina es reducir el riesgo de accidente cerebrovascular causado por la obstrucción de una arteria cerebral por un coágulo. Así, el usuario de warfarina podría estar enfrentado a una línea divisoria muy fina al reducir la capacidad de la sangre para coagularse para evitar un accidente cerebrovascular, pero no demasiado, lo que conduciría al tipo de accidente cerebrovascular experimentado por los participantes del estudio.

“Es muy importante hacerse pruebas regulares del nivel de RNI”, recomendó Woo.

“Existen diversas razones para mantener la RNI dentro de ese rango”, señaló el Dr. Matthew H. Flaherty, autor del estudio y profesor asistente de neurología de la Universidad de Cincinnati. “Si es demasiado alta, se corre el riesgo de hemorragia. Si es menor, hay menos sangrado inicialmente y, si lo hay, será menos abundante”.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!