Niños que duermen menos pesan más

Niños que duermen menos pesan más

Una investigación reciente señala que los niños que duermen menos de nueve horas por noche son más propensos al exceso de peso o la obesidad.

Los niños que no duermen lo suficiente también tienen un aumento de más de tres por ciento en la grasa corporal, en comparación con los que duermen más de nueve horas cada noche.

Los investigadores también informaron que los patrones de sueño de los niños varían según la estación y el día. Los niños duermen menos horas en el verano y los fines de semana, según el estudio.

Los investigadores de la Universidad de Auckland en Nueva Zelanda estudiaron los patrones de sueño de 591 niños de siete años con actigrafía, un método no invasivo basado en el movimiento utilizado para estudiar los patrones de vigilia y sueño y los ritmos circadianos. Los niños fueron evaluados al nacer, al año, a los tres años y medio y a los siete años.

El equipo halló que los niños durmieron en promedio 10.1 horas. Durmieron menos horas el fin de semana que entre semana, en el verano y cuando la hora de irse a la cama era después de las 9 p.m. También durmieron menos horas si no tenían hermanos menores.

El equipo de investigación informó que, además de mayor peso y grasa corporal, los periodos de sueño más cortos se correlacionaron con mayor volatilidad emocional.

“El sueño es importante para la salud y el bienestar durante la vida”, aseguró en una declaración preparada Ed Mitchell, autor líder. “Pocos estudios han medido objetivamente la duración del sueño. En este estudio de gran tamaño sobre el sueño entre los niños de siete años, hubo una variación considerable en la duración del sueño. La duración del sueño fue cuarenta minutos mayor en el invierno que en el verano y 31 minutos mayor entre semana que el fin de semana. Una menor duración del sueño se relacionó con un aumento de tres veces en el riesgo de exceso de peso u obesidad del niño. Este efecto fue independiente de la actividad física o del tiempo que pasaran frente al televisor. La atención al sueño en la infancia podría ser una estrategia importante para reducir la epidemia de obesidad”.

La American Academy of Sleep Medicine recomienda que los niños de preescolar duerman entre once y trece horas por noche, y los de edad escolar entre diez y once.

La academia sugirió a los padres le den a los niños la oportunidad de obtener la cantidad recomendada de sueño manteniendo una rutina constante de irse a la cama en un ambiente relajado. Los niños quizá duerman mejor si tienen un padre con el que puedan relacionarse antes de irse a la cama en lugar de televisión o juegos de video. Los alimentos, las bebidas y los medicamentos que contienen cafeína son todos enemigos del sueño, según la academia.

El estudio aparece en la edición de enero de Sleep.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!