La TRH y el Riesgo entre los Supervivientes de Cáncer de Mama

Investigadores europeos informan más malas noticias sobre las mujeres y la terapia de reemplazo hormonal. Las mujeres sanas no sólo están en riesgo de desarrollar cáncer de mama mientras usan la terapia, las supervivientes de cáncer de mama también se enfrentan a un mayor riesgo de reincidencia o de una nueva malignidad.

“Este es el primer estudio en que se asignó aleatoriamente a pacientes de cáncer de mama relativamente reciente para que tomaran terapia hormonal o terapias alternativas”; aseguró la Dra. Jennifer Wu, ginecoobstetra del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York. “Realmente, en este momento, no hay garantía de la seguridad de la terapia de reemplazo hormonal para las supervivientes de cáncer de mama. Algunas formas de estrógeno y progestina y distintos regímenes de ambas podrían ser más seguros, aunque los riesgos están bastante bien delineados”.

El estudio, realizado por investigadores del King’s College de Londres y de Escandinavia aparece publicado en la edición en línea del 25 de marzo de la Journal of the National Cancer Institute.

Varios estudios han señalado un mayor riesgo de cáncer de mama en mujeres saludables que usan terapia de reemplazo hormonal (TRH) para los síntomas de la menopausia, aunque la evidencia en las supervivientes de cáncer de mama ha sido limitada.

“Anteriormente, se hacían básicamente estudios de caso, estudios de observación y parece que nuestros datos estaban un poco sesgados”, aseguró Wu. “Las mujeres que fueron elegidas para usar TRH probablemente eran las que habían vivido muchos años después del diagnóstico, que no tenían nodos de (receptor de estrógeno) positivos, y que estaban obteniendo buenos resultados”.

Este nuevo ensayo fue diseñado originalmente para determinar si la TRH era segura para contrarrestar los síntomas de la menopausia en las mujeres que ya tenían cáncer de mama. Las mujeres fueron elegidas aleatoriamente para recibir terapia hormonal o métodos alternativos para controlar los síntomas de la menopausia.

Los investigadores suspendieron el ensayo prematuramente cuando pareció que las mujeres que tomaban TRH estaban en mayor riesgo de recurrencia del cáncer de mama.

Los datos actuales, que representan una media de cerca de cuatro años de seguimiento en 442 mujeres, mostraron un riesgo de 17.6 por ciento de recurrencia de un tumor nuevo en el grupo de TRH, en comparación con un riesgo de 7.7 por ciento entre las mujeres del grupo de control. El riesgo calculado a cinco años de recurrencia fue de 22.2 por ciento para las mujeres del grupo de TRH y de 9.5 por ciento en el brazo de control, lo que significa un aumento absoluto de 14.2 por ciento en el riesgo para las mujeres que tomaban hormonas.

Las mujeres del ensayo tenían cáncer tanto de receptor de estrógeno positivo como negativo. El cáncer de receptor de estrógeno positivo resulta exacerbado por el estrógeno.

El estudio no determinó si tomar TRH aumenta el riesgo de morir de cáncer de mama.

Para las mujeres en general, el mensaje sigue siendo el mismo. Deben evitar la terapia hormonal a menos que sea necesaria en caso de síntomas de menopausia graves y sólo a la menor dosis posible por la menor cantidad de tiempo posible.

“Para las supervivientes de cáncer de mama, hay mucho más en juego”, señaló Debbie Saslow, directora de cáncer de mama y ginecológico de la American Cancer Society. “A mí me parece que las supervivientes que llegarían a considerar la TRH serían las que tienen el mejor pronóstico y los síntomas de menopausia más graves. No se recomienda, pero sí para algunas mujeres para las que la calidad de vida es importante. Necesitamos mantener la perspectiva”.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!