La Respuesta Inmunitaria

Un estudio reciente halla que las células madre embrionarias humanas desencadenan una respuesta inmunitaria en ratones. Si lo mismo sucede en los humanos, podría representar un gran obstáculo para los tratamientos basados en células madres, señalan los investigadores.

Investigadores de la Facultad de medicina de la Universidad de Stanford hallaron que los medicamentos contra el rechazo comunes podrían contrarrestar la respuesta inmunitaria en ratones. Sin embargo, el nuevo hallazgo acaba con las esperanzas que se tenían de que el sistema inmunitario otorga un “libre acceso” a las células madre embrionarias foráneas para todo el cuerpo.

“Cada vez resulta más difícil creer que estas células son inmunoprivilegiadas”, dijo en un comunicado de prensa emitido por la universidad el autor principal, el Dr. Joseph Wu, profesor asistente de medicina cardiovascular y radiología de la Stanford. “De hecho, el rechazo de estas células confirma nuestras sospechas de que sí causan una respuesta inmunitaria”.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 18 de agosto de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Las células madre embrionarias crean todas las células de un embrión. Muchos investigadores han sugerido que el sistema inmunitario las ignora para permitir el desarrollo del feto que contiene el material genético del padre y de la madre. Dicha exención inmunológica contrarresta con las preocupaciones en torno al uso de células con fines terapéuticos que no son exactamente compatibles con el sistema inmunitario del receptor.

Tras inyectar células madre embrionarias humanas a ratones, estas células murieron en un plazo de diez días en los ratones que tenían un buen sistema inmunitario pero sobrevivieron y se multiplicaron en ratones inmunodeprimidos. Las inyecciones posteriores en ratones con un funcionamiento normal condujeron a una rápida muerte celular, una señal de que el sistema inmunitario estaba mejorando en cuanto al reconocimiento y rechazo de las células.

“Los datos son muy convincentes”, dijo Wu. “Basándonos en estos resultados, creemos que trasplantar estas células en humanos también provocaría una respuesta inmunitaria”.

Medicar a los ratones con sistemas inmunitarios normales con una combinación de dos compuestos comunes contra el rechazo, tacrolimus y sirolimus, permitió a estas células sobrevivir hasta por 28 días, apuntó el equipo.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!