La Hipertensión y La Familia

Un estudio de 54 años ha consolidado la relación entre la hipertensión de los padres y las probabilidades de que los hijos desarrollen este factor de riesgo significativo para la enfermedad cardiovascular.

Un historial familiar de presión arterial alta (hipertensión) es una señal de advertencia bien establecida. Los investigadores calculan que entre el 35 y 65 por ciento de los casos de hipertensión se heredan.

Sin embargo, “hay un par de características únicas relativas a nuestro estudio”, dijo Nae-Yuh Wang, profesor adjunto de medicina en la Universidad Johns Hopkins y autor principal de un informe publicado en la edición del 24 de marzo de Archives of Internal Medicine.

“Una es que disponemos de una cantidad increíble de datos”, señaló Wang. Su grupo dio seguimiento a 1,160 hombres en un estudio que empezó en 1947, cuando los participantes eran estudiantes de medicina, y tomó su presión arterial cada año durante las siguientes cinco décadas.

“Y no nos limitamos a usar los datos habituales”, agregó Wang. “Fuimos capaces de clasificar el riesgo potencial mucho mejor”.

Al comienzo, 264 participantes reportaron tener al menos un padre con hipertensión, mientras que sólo el 20 por ciento tenía dos padres con hipertensión. Al final del estudio, se diagnosticaron 583 casos nuevos de hipertensión parental, así que 701 (60 por ciento) del grupo tenían al menos un padre con hipertensión y 166 (14 por ciento) tenían ambos padres con la afección.

La edad a la que se detectaba la hipertensión en los padres era importante, dijo Wang.

“Lo que hallamos fue que si los padres desarrollaban hipertensión a una edad temprana, sus hijos tenían un riesgo significativamente mayor de desarrollar hipertensión a una edad más joven”, dijo. “Si los padres desarrollaban hipertensión a los 55 años o antes, el riesgo de por vida de los hijos era siete veces más alto que el normal”.

La lección que se desprende para los adultos jóvenes es que deberían prestar atención a la presión arterial de sus padres, apuntó Wang. “Deben tener en cuenta que si sus padres desarrollaron hipertensión a una edad temprana, deben prestar más atención a su salud”, anotó.

El hallazgo refuerza el consejo permanente de considerar los antecedentes familiares cuando se evalúa el riesgo de hipertensión, dijo el Dr. Barry Davis, profesor de bioestadística del Centro de coordinación de ensayos clínicos de la Facultad de salud pública de la Universidad de Texas en Houston.

“Todo el mundo debería revisar su presión arterial a una edad temprana”, aconsejó. “Si tienen un historial familiar de hipertensión, deberían hacerlo más a menudo y a una edad más joven”.

Aunque la hipertensión se debe a muchas causas potenciales, “esperaría que tenga un factor genético”, dijo Davis. “Potencialmente, muchos genes tienen que ver con la regulación de la presión arterial. Estamos intentando determinar qué son y cómo operan”.

Independientemente de cuál sea la causa exacta, los medicamentos, la atención cuidadosa, la dieta y el ejercicio puede ayudar a mantener la presión arterial bajo control, apuntaron Wang y Davis.

Otro estudio que aparece en la misma edición de la publicación analizó 48 trabajos médicos respecto al efecto de la dieta y los medicamentos sobre la hipertensión. El estudio, llevado a cabo por investigadores de la Universidad médica de Graz en Austria, concluyó que una dieta que reduzca el peso en cerca de 9 libras (4.1 kilos) disminuye la presión arterial en 6 puntos, y que tomar el medicamento Orlistat para bajar de peso también redujo la presión arterial.

HealthDay

 

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!