Iressa es tan Bueno como la Quimioterapia para Tratar el Cáncer de Pulmón

El antitumoral Iressa es tan eficaz como la quimioterapia como tratamiento de segunda línea para el cáncer de pulmón, informan los investigadores.

Aunque ninguna de las dos terapias prolonga la supervivencia más allá de los ocho meses, Iressa (gefitinib) causa menos efectos secundarios y es posible que sea una mejor opción para los pacientes que no consiguen buenos resultados con la primera ronda de quimioterapia.

“Una pastilla con menos efectos secundarios y que se toma una vez al día tiene una actividad similar a la quimioterapia tradicional que se administra por vía intravenosa cada tres semanas”, dijo el investigador principal Dr. Edward Kim, profesor asistente del Centro Oncológico M. D. Anderson de Houston.

Este hallazgo debería tranquilizar a los médicos con respecto a que no están comprometiendo la eficacia de la terapia con el uso de una pastilla, dijo Kim.

Iressa no está disponible en Estados Unidos, pero sí un medicamento similar llamado Tarceva.

Iressa fue desarrollado primero por AstraZeneca, pero no cumplió con las expectativas. El Instituto Nacional del Cáncer finalizó los ensayos clínicos del medicamento en 2005 porque no prolongaba la vida de los pacientes de cáncer.

Sin embargo, el último hallazgo tiene un significado para estos pacientes, dijo Kim. “Usted puede tratarse para el cáncer de pulmón. Hay varias terapias disponibles y cada una tiene diferentes perfiles de efectos secundarios”, destacó. “Nunca se eliminará la quimioterapia, pero disponemos de otras opciones de terapia dirigida; y las personas pueden tener una vida normal mientras puedan sobrellevar el cáncer de pulmón”.

El informe aparece en la edición del 22 de noviembre de The Lancet.

En un estudio comparativo, el equipo de Kim asignó 1,466 pacientes de cáncer de pulmón que se habían sometido a quimioterapia previamente a dosis diarias de Iressa o a docetaxel, un medicamento de quimioterapia, una vez cada tres semanas.

Los investigadores hallaron que la supervivencia de ambos grupos de pacientes fue casi la misma. La supervivencia media para los que tomaron Iressa era de 7.6 meses en comparación con ocho meses para los pacientes que recibieron docetaxel. En cuanto a los pacientes que tenían la mutación génica EFGR, la supervivencia media fue de 8.4 meses para los que tomaban Iressa y de 7.5 meses para los que recibieron docetaxel.

Sin embargo, hubo diferencias significativas en los efectos secundarios experimentados por los grupos de tratamiento. Para los pacientes que tomaban Iressa, los efectos secundarios más comunes eran el salpullido o el acné. Entre los pacientes que recibieron docetaxel, los efectos secundarios más comunes fueron un trastorno sanguíneo llamado neutropenia, trastornos de la personalidad y pérdida del cabello.

El Dr. Michael Cullen, del Hospital Universitario de Birmingham en Reino Unido y autor de un comentario acompañante en la publicación, anotó que Iressa actúa de forma diferente a la quimioterapia ya que se dirige a un receptor que está presente en las células cancerosas de algunos pacientes.

“En estos momentos hay dos opciones que podemos elegir para los pacientes a fin de brindarles un tratamiento que los ayude un poco después del fracaso de la quimioterapia de primera línea”, dijo Cullen. “La supervivencia general es muy corta y, de hecho, el caso más probable con toda seguridad es que sólo un pequeño número de pacientes responda a uno de los dos tratamientos”.

Además, no sabemos qué pacientes son los que más se beneficiarán, dijo Cullen. “En el estudio, las pruebas no indican que somos capaces de elegir el trabamiento en base a las diferentes características del paciente”.

Debido a que el tiempo de supervivencia es corto, Cullen considera que los médicos deben decidir qué tratamiento van a usar en función de lo bien que el paciente ha tolerado la quimioterapia antes.

“Si no toleraron la quimioterapia muy bien, quizás el oncólogo deberían optar por la terapia oral, visto que tuvieron una buena respuesta a la quimioterapia, la mejor opción sería seguir ella”, dijo Cullen.

HealthDay