Identifican Genes que Podrían Determinar la Enfermedad Mental

Un equipo internacional de científicos identificó genes que aumentan o reducen el riesgo de ciertas enfermedades mentales y Alzheimer.

Los investigadores dijeron que también hallaron varios genes que podrían explicar las diferencias individuales en el tamaño del cerebro y en la inteligencia.

“En este estudio buscábamos dos cosas”, planteó en un comunicado de prensa de la Universidad de California el autor principal del estudio Paul Thompson, profesor de neurología de la Facultad de Medicina David Geffen de la universidad y miembro del Laboratorio de Neuroimágenes de la UCLA.

“Buscábamos genes que aumentaran el riesgo de una sola enfermedad y que los hijos pudieran heredar. También buscábamos factores que provocaran atrofia del tejido y redujeran el tamaño del cerebro, un marcador biológico de trastornos hereditarios como la esquizofrenia, el trastorno bipolar, la depresión, la enfermedad de Alzheimer y la demencia”, explicó.

Los investigadores dijeron que este era el estudio más grande hasta la fecha sobre el cerebro, según el comunicado.

El equipo de más de doscientos científicos en cien instituciones de todo el mundo midió el tamaño del cerebro y sus centros de memoria en miles de imágenes de IRM de más de 21,100 personas sanas, y al mismo tiempo evaluaron el ADN de los participantes.

En personas con cerebros más pequeños, los investigadores hallaron una relación constante entre diferencias sutiles en el código genético y unos centros de memoria de menor tamaño. También hallaron que los mismos genes afectaban al cerebro de las mismas formas en personas de distintas poblaciones.

Los hallazgos podrían proveer nuevos objetivos potenciales para el desarrollo de fármacos.

“Millones de personas portan variaciones en el ADN que ayudan a aumentar o a reducir la susceptibilidad del cerebro a una gran variedad de enfermedades”, aseguró Thompson. “Una vez identificamos el gen, podemos dirigirnos a él con un fármaco para reducir el riesgo de enfermedad. Las personas también pueden tomar medidas preventivas con el ejercicio, la dieta y la estimulación mental para eliminar los efectos de un gen malo”.

Los investigadores también hallaron que un variante en un gen llamado HMGA2 podría afectar el tamaño del cerebro y la inteligencia.

“Hallamos pruebas inequívocas que respaldan una relación genética con la función mental y la inteligencia. Por primera vez, tenemos evidencia muy firme sobre la forma en que estos genes afectan al cerebro. Esto nos da nuevas pistas sobre cómo mediar su impacto”, aseguró Thompson.

El estudio aparece en la edición en línea del 15 de abril de la revista Nature Genetics.

En búsqueda de pistas para trastornos como el autismo y la esquizofrenia, los investigadores también planean indagar sobre genes que influyan en las conexiones cerebrales. Para lograrlo, Thompson dijo que usarán imágenes por difusión, un nuevo tipo de escáner cerebral que rastrea las vías de comunicación entre las neuronas.

FUENTE: University of California, Los Angeles, news release, April 15, 2012

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!