Endoprótesis Recubiertas

Las endoprótesis recubiertas de medicamentos son mejores que las de solo metal tanto en eficacia como seguridad en pacientes diabéticos, según los hallazgos de una investigación reciente.

“Diría que con los ensayos aleatorios realizados que claramente se observa una mayor eficacia y reducción evidente en la repetición de procesos de revascularización [con endoprótesis recubiertas de medicamentos, de manera consistente”, aseguró la autora principal del estudio, la Dra. Laura Mauri, profesora asistente de medicina del Hospital Brigham and Women’s y la Facultad de medicina de Harvard. “El hecho de que también sean altamente seguras en pacientes que tienen una capacidad similar para tomar una doble terapia antiplaquetaria incrementa aún más su potencial”.

“Esto representa una advertencia importante”, agregó Mauri. “Creo que debemos evaluar a nuestros pacientes y conocerles como individuos para luego tomar una decisión según cada caso. Yo no haría una afirmación universal, pero en general, el beneficio de usar las endoprótesis liberadoras de fármacos en pacientes diabéticos es grande, y parece que no hay desventajas”.

Mauri presentó los hallazgos el miércoles en las sesiones científicas de la American Heart Association (AHA) en Nueva Orleáns.

La seguridad de las endoprótesis recubiertas de medicamentos en comparación con las de solo metal convencionales ha sido objeto de controversia durante años.

Los diabéticos tienen una mayor prevalencia de enfermedad cardiaca isquémica que la población general, pero la intervención coronaria percutánea (ICP) tiene limitaciones en este grupo, incluido una mayor tasa de reestenosis, ataque cardiaco y muerte posteriormente.

“Existe controversia con respecto a la elección de la ICP como tratamiento para pacientes diabéticos”, señaló el Dr. David Williams, de la Universidad de Brown y del Hospital de Rhode Island en Providence. “Una de las principales desventajas de la ICP en este subconjunto de pacientes es la necesidad relativamente alta de realizar revascularizaciones repetidas. Es posible que las endoprótesis liberadores de fármacos ofrezcan una ventaja potencial en este ámbito, pero existe cierta preocupación en cuanto a si son igual de seguras que las endoprótesis de solo metal”.

Mauri presentó datos de seguimiento de tres años para un subgrupo de cerca de 5,000 pacientes diabéticos que se sometieron a la ICP con dilatador para reabrir vasos sanguíneos obstruidos.

Dos tercios de los pacientes fueron tratados con endoprótesis liberadoras de fármacos, y un tercio con endoprótesis de solo metal.

Se observó una reducción absoluta de casi cinco por ciento en la necesidad de repetir los procedimientos en el vaso sanguíneo objetivo y una pequeña pero significativa reducción en el número de muertes y ataques cardiacos subsiguientes.

“Es apropiado concluir que las endoprótesis liberadoras de fármacos son mejores que las de solo metal en pacientes diabéticos en cuanto a reducir la necesidad de revascularizaciones repetidas. Y parece que también son seguras”, dijo Williams. “Con respecto a si existe de hecho un beneficio en términos de mortalidad y ataque cardiaco, diría que es un hallazgo provocador pero que aún no es firme. Este informe indica que probablemente la selección de endoprótesis de solo metal sobre las liberadoras de fármacos se basará en la capacidad de los pacientes para tomar la doble terapia antiplaquetaria por un periodo de tiempo sostenido”.

Un segundo estudio presentado en la reunión, realizado por investigadores franceses, describe una forma de administrar dosis individualmente personalizadas de Plavix (clopidogrel) a pacientes que se habían sometido a ICP y que redujo el riesgo de coágulos.

Plavix es un medicamento notoriamente difícil de administrar, ya que las respuestas individuales pueden variar de manera considerable.

“Recetamos clopidogrel mediante un enfoque de dosis única”, explicó la vocera de la AHA, la Dra. Nieca Goldberg. “Buscaban una forma de personalizar el medicamento”.

“El mensaje es que sí, podemos crear una ventana terapéutica para la terapia plaquetaria con el fin de evitar eventos cardiovasculares adversos de importancia (MACE, por sus siglas en inglés) en pacientes”, aseguró el autor principal del estudio, el Dr. Franck Paganelli, profesor de medicina en la división de cardiología del Hopital Nord de la Facultad de medicina de la Universidad de Marsella en Francia.

“Tratar de identificar una dosis de carga a través de una prueba de laboratorio es una idea muy creativa”, señal Dr. Elliott Antman, vocero de la AHA. “Debemos tener más información sobre la integridad de las pruebas de laboratorio y cómo deberíamos usarlas”.

Los autores de este estudio basaron su dosis en un índice de actividad plaquetaria en pacientes que se sometieron a la implantación de una endoprótesis.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!