El tamoxifeno ayuda a tratar el trastorno bipolar

El tamoxifeno ayuda a tratar el trastorno bipolar

El medicamento para el cáncer de mama tamoxifeno ayuda a controlar la fase maníaca del trastorno bipolar y funciona más rápido que los medicamentos estándares usados para tratar esta enfermedad mental crónica, según encontró un estudio reciente.

“Uno de los problemas con los tratamientos existentes para el trastorno bipolar es que parecen tener un largo periodo antes de comenzar a funcionar”, explicó el Dr. Husseini K. Manji, principal autor del estudio y director del programa de trastornos del ánimo y la ansiedad del U.S. National Institute of Mental Health.

Los tratamientos actuales a veces toman semanas en volverse efectivos, señaló Manji. “Y, obviamente, eso crea un problema inmenso”, dijo. Cuando los pacientes se encuentran en la fase maníaca, sobre todo, no obtener un alivio suficientemente rápido del medicamento podría significar que tengan que ser hospitalizados, señaló.

Para el estudio, Manji y sus colegas administraron tamoxifeno a ocho pacientes que experimentaban un episodio maníaco, mientras que ocho más recibieron un placebo. Nadie sabía qué medicamento recibía cada uno. Después de tres semanas, el 63 por ciento de los que tomaban tamoxifeno presentaron una reducción en los síntomas de manía, en comparación con sólo 13 por ciento de los que tomaban el placebo. El grupo d tamoxifeno respondió para el quinto día de tratamiento.

Los resultados del estudio aparecen en la edición en línea de septiembre de Bipolar Disorders.

Manji y sus colegas decidieron estudiar el tamoxifeno porque sabían que los medicamentos estándares usados para tratar la manía reducen la actividad de una enzima llamada proteína quinasa C, o PKC, que regula actividades en las células cerebrales. Se cree que esta enzima se activa en exceso cuando los pacientes de trastorno bipolar experimentan un episodio maníaco.

El tamoxifeno también bloquea la PKC, pero lo hace de forma más directa que algunos medicamentos para el trastorno bipolar, según los investigadores.

Manji y su equipo hicieron el descubrimiento tras años de búsqueda del objetivo celular correcto para tratar el trastorno bipolar, que afecta a casi 6 millones de estadounidenses adultos. Los síntomas pueden ser debilitantes e incluyen profundos cambios de estado de ánimo, de depresión a la fase maníaca, durante la cual las personas se pueden volver excesivamente excitadas y energéticas, pero también irritables, antes de caer nuevamente en la depresión.

Para el estudio, dijo Manji, “comenzamos con 20 miligramos [de tamoxifeno] al día. Se aumentó cada día, usualmente hasta 100 miligramos por día. En el quinto día, literalmente vimos este significativo efecto contra la manía”, afirmó, y añadió que con los medicamentos estándares se hubiera tomado tres semanas para ver resultados.

“Si tuviéramos algo que pudiera arrancar la manía de raíz, tal vez evite que la gente tenga que ser hospitalizada y recibir agentes sedantes”, señaló Manji.

Un nuevo medicamento para el trastorno bipolar no sería el tamoxifeno en sí, explicó, sino otro medicamento que imite lo que el tamoxifeno hace en el cerebro. El desarrollo de tal medicamento probablemente tome al menos cinco años antes de poder ser aprobado para su venta, apuntó.

El Dr. Gary S. Sachs, director del programa clínico y de investigación del trastorno bipolar en el Hospital General de Massachusetts, y profesor asociado de psiquiatría de la Facultad de medicina de la Harvard, afirmó que los resultados eran “alentadores”.

Sachs dijo que conoce otras investigaciones con hallazgos similares. “No diría que este estudio prueba que el tamoxifeno funciona más rápido que el [tratamiento] estándar”, dijo, dado que no se realizó una comparación directa. Pero, aunque no es definitivo, “el estudio tiene hallazgos importantes”, añadió.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!