El Potasio reduciría la Presión

Un estudio demostró que aumentar el consumo de potasio a través de la alimentación reduciría el riesgo de desarrollar hipertensión y bajaría la presión de las personas hipertensas.

La hipertensión es la principal causa de consulta médica y de consumo de fármacos en Estados Unidos, explicaron dos estudios realizados en Nashville, Tennessee, y publicados en un suplemento especial de Journal of Clinical Hypertension.

Los doctores Mark C. Houston, de la Escuela de Medicina de la Vanderbilt University, y Karen J. Harper, de Harper Medical Communications, Inc., en Nashville, señalaron que el consumo adecuado de potasio es uno de los motivos por los que los vegetarianos tienen una muy baja incidencia de enfermedad cardíaca.

En sociedades aisladas que tienen una alimentación reducida en sodio y rica en frutas y verduras, que por lo tanto aportan un alto nivel de potasio, la hipertensión afecta apenas al 1 por ciento de la población.

En cambio, en las sociedades industrializadas, donde la población tiene una dieta rica en alimentos procesados y grandes cantidades de sodio, una de cada tres personas tiene hipertensión.

La típica dieta estadounidense contiene el doble de sodio y la mitad del potasio que recomiendan las guías alimentarias. El bajo nivel de potasio favorece la prevalencia de la hipertensión en los estadounidenses.

Según la revisión de estudios publicados, Houston y Harper aseguran que si los estadounidenses aumentan el consumo de potasio, la cantidad de adultos con presión alta disminuirá más del 10 por ciento. En el 2006, la Asociación Estadounidense del Corazón publicó nuevas guías para que los habitantes consumieran 4,7 gramos diarios de potasio.

“Aumentar el consumo de potasio y disminuir el de sodio es quizás el cambio alimentario más importante (después de bajar de peso) para reducir la enfermedad cardíaca”, afirmaron Houston y Harper.

Algunos estudios previos demostraron también que las dietas que aportan por lo menos 500 o 1.000 miligramos diarios de magnesio y más de 800 miligramos de calcio ayudarían a reducir la presión y el riesgo de desarrollar hipertensión.

“Aumentar el consumo de esos minerales a través de la ingesta de más frutas y verduras mejorará los valores de la presión y reducirá el riesgo de enfermedad coronaria y accidente cerebrovascular”, concluyeron los autores.

FUENTE: Journal of Clinical Hypertension, julio del 2008

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!