El Diagnóstico Precoz del Prehipertenso es Esencial

Metoprolol Estudio de Biodisponibilidad

A pesar de que los avances en el manejo de la hipertensión son evidentes, la SEH-Lehla insiste en la necesidad de controlar los niveles de tensión arterial entre los más jóvenes y modificar los hábitos de vida.

Mª Carmen Rodríguez

El control de las cifras de tensión arterial en las últimas dos décadas ha reducido a la mitad la mortalidad cerebrovascular en ambos sexos, debido fundamentalemente al incremento del número de hipertensos tratados y controlados desde el primer nivel asistencial y a los esfuezos de las sociedades científicas y las autoridad sanitarias. “El siguiente paso consiste en disminuir el número de eventos cardio-cerebrovasculares entre la población hipertensa”, dijo ayer Nieves Martell, coordinadora del Club del Hipertenso de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arteria (SEH-Lehla), con motivo del Día Nacional de la Hipertensión, que organiza cada año la SEH-Lehla para concienciar a los profesionales y a la población en general de la importancia de la prevención de la HTA.

Según Martell, aunque los avances en el manejo de la hipertensión son evidentes -la mitad de los pacientes con HTA están bien controladon-, el panorama actual de la hipertensión en nuestra sociedad es mejorable. En este sentido, Luis Miguel Ruilope, presidente de la sociedad, ha insistido en la necesidad de detectar precozmente su aparición, especialmente entre los más jóvenes.

El 34 por ciento de las personas en edad adulta presentan niveles de presión arterial que les hacen más propensos a sufrir eventos cardio-cerebrovasculares. Detectar a tiempo a estos pacientes es esencial para evitar que desarrollen una enfermedad cardiovascular.

“El trabajo en equipo del médico de primaria y del médico del trabajo en el control de la hipertensión del sector más joven de la población puede ayudar a reducir el índice de infradiagnosticados”.

Para ello, Ruilope apuesta por elevar los mecanismos de control y prevención de los factores de riesgo cardiovascular desde atención primaria, tal y como se ha hecho hasta ahora, y desde la medicina del trabajo.

Corresponsabilidad

Entre las medidas para prevenir su aparición Martell ha destacado la modificación de los hábitos de vida. El abuso de alimentos ricos en grasas y la inactividad física explican las altas tasas de obesidad infantil en España. “Si no modificamos estos hábitos el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular, en los próximos años se duplicará”. En este sentido, la corresponsabilidad del paciente, de los profesionales sanitarios y de la administración es básica.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!