Dispositivos mejoran el Control de la Diabetes

WASHINGTON (Reuters) – Los dispositivos que controlan constantemente los niveles de azúcar en sangre en las personas con diabetes ayudan a manejar mejor la glucosa que los sistemas más antiguos de pinchazos en los dedos en distintos momentos del día, informaron el lunes investigadores.

Las pruebas de las tres marcas de dispositivos de control continuo de la glucosa mostraron que las personas con diabetes tipo 1 que los utilizan constantemente podrían mantener sus niveles de azúcar en sangre dentro del rango deseado, indicaron los autores.

Abbott Laboratories, Medtronic y DexCom Inc son los fabricantes de los dispositivos.

Los adultos son mucho más propensos a usar los dispositivos de control constante y a beneficiarse de ellos, señaló el equipo de investigadores durante el encuentro anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes, en Roma.

El control estricto del azúcar en sangre reduce el riesgo a largo plazo de padecer complicaciones de la diabetes, como son la ceguera, la insuficiencia renal, la enfermedad cardíaca o las amputaciones de extremidades.

Los expertos indicaron que el 30 por ciento de quienes emplean estos controladores tienen lecturas de hemoglobina A1c, que es una medición de la cantidad de glucosa, por debajo del nivel deseado de 7.

Esto comparado con el 7 por ciento de las personas que usan los métodos tradicionales, señaló el equipo en New England Journal of Medicine.

La reducción absoluta del A1c fue de 0,53, lo que se traduce en un riesgo mucho menor de daño ocular que puede conducir a ceguera, dijo el doctor Aaron Kowalski, de la Fundación de Investigación de la Diabetes Juvenil, que financió y dirigió el estudio.

“Cada 10 por ciento de reducción del A1c se traduce en alrededor de un 40 por ciento menos de riesgo de sufrir retinopatía diabética”, manifestó Kowalski a periodistas en una conferencia telefónica.

Los investigadores estudiaron a 322 adultos y niños asignados al azar al uso de dispositivos de control constante o a seguir manejando su diabetes según los patrones habituales.

“Antes nos pinchábamos los dedos entre cuatro y seis veces por día”, dijo Kowalski.

Los dispositivos más modernos usan un pequeño tubo que se inserta bajo la piel para realizar las mediciones cada cinco minutos aproximadamente y alertar al paciente, que puede ajustar su alimentación o inyectarse insulina cuando lo necesita.

“Estos resultados son muy importantes porque muestran que el monitoreo constante de la glucosa es más que un conjunto de dispositivos simples convenientes para las personas con diabetes; son herramientas que pueden mejorar sustancialmente el control del azúcar en sangre cuando se utilizan regularmente”, finalizó Kowalski.

La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune en la cual el sistema inmunológico destruye erróneamente las células pancreáticas que producen insulina, que es la hormona que ayuda al organismo a convertir el alimento en energía.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!