Directrices para la Hemorragia Cerebral

Los pacientes de hemorragia cerebral tienen mejores resultados cuando se tratan con rapidez y en hospitales que manejan muchas emergencias por ataque cerebral, de acuerdo con la directrices actualizadas por la American Heart Association.

La hemorragia subaracnoidea (HSA) ocurre cuando un vaso sanguíneo se revienta y sangra en el espacio subaracnoideo del cerebro, el recubrimiento entre la superficie del cerebro y el tejido cerebral. La mayoría de las HSA son causadas por la ruptura de un aneurisma (una pequeña protuberancia en un vaso sanguíneo). Un trauma en la cabeza también puede causar HSA.

La hemorragia subaracnoidea es una de las emergencias neurológicas más mortales. La tasa de mortalidad de la HSA es de cerca 45 por ciento en los primeros 30 días, y cerca de la mitad de los supervivientes sufren una discapacidad significativa.

Desde que se publicaron las directrices anteriores en 1994, se han hecho muchos avances. Entre los puntos más relevantes de las nuevas directrices publicadas el 22 de enero:

· se recomienda el tratamiento definitivo y temprano para la mayoría de los pacientes, que además puede reducir la tasa de mortalidad y discapacidad.
· La HSA se diagnostica mal en el 12 por ciento de los casos. Los resultados del mal diagnóstico aumentan en cuatro veces el riesgo de muerte y de discapacidad. Los pacientes que se quejan de un dolor de cabeza intenso de aparición aguda deberían ser examinados para la HSA.
· Es altamente beneficioso para los pacientes de HSA recibir atención en los hospitales que tienen experiencia quirúrgica endovascular y cerebrovascular. Los pacientes de HSA también tienen resultados significativamente mejores cuando se tratan en hospitales con gran experiencia en el tratamiento de pacientes con HSA, en comparación con los hospitales que tienen poca experiencia.
· La angiografía por catéter sigue siendo el estándar por excelencia para detectar los aneurismas y dirigir el tratamiento.
· Se necesitan protocolos estandarizados en el departamento de emergencia para manejar los pacientes de HSA, sobre todo en las primeras etapas.
· El tratamiento endovascular con espiras de platino (el tratamiento del aneurisma mediante catéter) puede ser beneficioso en algunos casos. Este método se utiliza a menudo para evitar la cirugía cerebral.

Las directrices actualizadas se publicaron en una edición reciente de Stroke.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!