Continúan aumentando los Indices de Diabetes

Continúan aumentando los Indices de Diabetes

Un estudio reciente informa que la cantidad de estadounidenses a los que se les está diagnosticando y viven con diabetes tipo 2 está aumentando vertiginosamente, lo que presenta una crisis de salud y económica importante para los EE.UU.

“Lo que es alarmante es que tenemos 47 millones de personas no aseguradas, pero estas personas [del estudio que están afiliadas a Medicare] no tienen seguro. En este tipo de programa asegurado, tenemos tanta gente que no cumple con la atención recomendada”, aseguró Frank Sloan, autor líder del estudio publicado en la edición del 28 de enero de Archives of Internal Medicine.

Sloan es profesor de políticas y gestión de la salud del Centro Médico de la Duke University en Durham, North Carolina.

La prevalencia de diabetes tipo 2 está aumentando, no sólo en la población envejeciente sino también en las personas más jóvenes. La afección conlleva riesgos elevados de complicaciones, como ceguera, enfermedades renales, enfermedades oculares y amputaciones.
Para determinar si los resultados de salud de las personas diabéticas de mayor edad en los EE.UU. mejoraron en el periodo de 1994 a 2004, los autores del estudio analizaron solicitudes de reembolso de Medicare y otros datos. La información se comparó con dos grupos de control de personas que no tenían diabetes.

Entre 1994 y 1995, y entre 2003 y 2004, la incidencia anual de diabetes (los diagnósticos nuevos) aumentó en 23 por ciento, mientras que la prevalencia (los que viven con la enfermedad) aumentó en 62 por ciento.

Los índices de complicaciones entre los diabéticos se mantuvieron iguales o aumentaron. Sorprendentemente, hubo un gran aumento en la enfermedad renal.

La mayoría de las personas que tienen diabetes tenían al menos una complicación dentro de los seis años siguientes al diagnóstico. Casi la mitad tenía insuficiencia cardiaca congestiva.

El estudio señala una necesidad intensa de estrategias de prevención, aseguró el Dr. Spyros Mezitis, endocrinólogo del Lenox Hill Hospital de New York City.

“Lo que estamos haciendo es tratar y no estamos tratando el problema desde el principio”, señaló. “Ya la tercera parte del presupuesto de Medicare está destinado a la diabetes. Estamos ante una epidemia y no estamos haciendo mucho por prevenirla y no estamos controlándola bien. Va a empeorar antes que mejorar”.

Jane Bolin, profesor asociado de políticas y gestión de la salud de la facultad de salud pública rural del Texas A&M Health Science Center de College Station, agregó: “Comienza con la prevención y tiene que ver con estilos de vida más saludables y con enseñarle a la gente a monitorizarse a sí misma. Actualmente, la autogestión no la reembolsa [Medicare] a menos que se realice en ciertas condiciones, además de que supone dificultades para muchos pacientes. Me parece que estamos diagnosticando cada vez mejor y nos estamos enfrentando a las complicaciones, pero tenemos que dar marcha atrás hacia la prevención”.

Se calcula que entre 19 y 20 millones de estadounidenses tienen diabetes tipo 2, aunque cerca de la tercera parte de ellos no lo sabe. Ésta se caracteriza por niveles elevados de glucemia causados por la incapacidad del organismo para procesar la hormona insulina para llevar la glucemia a las células a fin de generar energía.

Otro estudio publicado en la misma edición de la revista cuestiona la precisión de los datos de Medicare para reflejar la salud y las necesidades de salud de la población estadounidense.

Los ensayos clínicos usados por Medicare para tomar decisiones sobre cobertura incluyen participantes que no son representativos de la población actual de Medicare, aseguraron los autores del estudio, de la facultad de medicina de la University of California en San Francisco.

Los participantes del ensayo tendían a ser más jóvenes, de sexo masculino y a vivir fuera de los EE.UU., aseguraron los investigadores.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!