Congelar los Ovarios preserva la Fertilidad

Científicos informan sobre la capacidad de congelar y trasplantar ovarios, un desarrollo que podría ayudar a preservar la fertilidad de las mujeres que necesitan terapia para el cáncer.

“Podemos trasplantar ovarios sin ninguna pérdida de tejido ovárico u óvulos y funciona de manera perfectamente normal independientemente de que sea fresco o congelado”, afirmó el coinvestigador, el Dr. Sherman Silber, director del Centro de infertilidad de San Luis en el Hospital de St. Luke.

Silber aseguró que la técnica también podía ser usada por mujeres que quieran retrasar tener hijos. Informó sobre los hallazgos el 10 de noviembre en la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva en San Francisco.

En un artículo, Silber informó que junto a sus colegas había trasplantado un ovario de una gemela idéntica a su hermana, permitiendo a la gemela con insuficiencia ovárica prematura concebir un hijo. Un año después del trasplante, la gemela con el ovario trasplantado había quedado embarazada.

Pero, apuntó Silber, la capacidad de extirpar un ovario, congelarlo y volverlo a trasplantar en la misma mujer representa un verdadero avance. “Podemos congelar los ovarios de mujeres jóvenes que perderán su fertilidad con el tiempo y trasplantárselos de nuevo más adelante, y [los ovarios] no habrán envejecido”, explicó.

La técnica puede beneficiar a las pacientes de cáncer que se van a someter a radiación, quimioterapia o a un trasplante de médula ósea, que podrían dejarlas infértiles, apuntó Silber. “Pero si sacamos el ovario, lo congelamos, lo guardamos y luego lo trasplantamos nuevamente, serán fértiles otra vez”, apuntó.

Actualmente, las mujeres pueden congelar sus óvulos y reintroducirlos después de completar el tratamiento para el cáncer, señaló Silber. “Pero hay desventajas”, advirtió. “Si se usan todos los óvulos de una vez, y se somete a fertilización in vitro, apenas tiene una probabilidad de 50 pro ciento de quedar embarazada. Si no queda embarazada, es el fin de la historia”.

Sin embargo, mediante el trasplante de ovario “tiene un ovario que funciona con normalidad igual que si fuera más joven. Congelar el ovario y trasplantarlo después es mucho más seguro para la paciente que congelar óvulos”, afirmó.

Silber y sus colegas también informaron en la reunión sobre una mujer a quién se extirpó su ovario, el cual fue congelado y luego restaurado. Pero afirmaron haber hecho el procedimiento nueve veces. “Es muy repetible”, aseguró Silber. “No se trata de una casualidad”.

Silber dijo que si una mujer recibe un diagnóstico de cáncer, “debe preguntar sobre la congelación de su ovario. Además, las mujeres jóvenes que pospondrán tener hijos también deben pensar en congelar uno de sus ovarios”, añadió.

El Dr. Richard J. Paulson, jefe de la División de endocrinología reproductiva e infertilidad de la Facultad de medicina Keck de la Universidad del sur de California, en Los Ángeles, cree que los nuevos informes son esperanzadores pero preliminares.

“Es bastante emocionante”, dijo Paulson. “La preservación de la fertilidad es nuestra próxima gran frontera, porque hemos encontrado que cada vez más mujeres con cáncer sobreviven la quimioterapia, pero quedan infértiles. Sería muy útil si pudiéramos tener un método para preservar su fertilidad”.

Aunque las mujeres congelan óvulos, muchas no pueden someterse al procedimiento para recolectarlos, señaló Paulson. “Sería muy efectivo extirpar el ovario y congelarlo para después”, afirmó.

Sin embargo, Paulson señaló que hasta ahora ninguna mujer ha quedado embarazada después de que le extirparan el ovario, lo congelaran y se lo trasplantaran.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!