Comprendidas las Recaídas de los Alcohólicos

Investigadores estadounidenses aseguran que han conocido detalles nuevos acerca de los mecanismos moleculares relacionados con la adicción al alcohol y las recaídas. Los hallazgos podrían llevar a tratamientos nuevos para el alcoholismo.

Investigadores de la Universidad de California en San Francisco le dieron a ratas de laboratorio acceso libre a alcohol y azúcar durante cerca de dos meses, seguidos por algunas semanas de abstinencia. Las ratas que habían consumido alcohol, pero no las que habían consumido azúcar, mostraron mayor actividad eléctrica en una parte del cerebro conocida como núcleo accumbens, que tiene una función en la motivación y beneficios dirigidos por metas.

Este aumento de la actividad en el núcleo accumbens luego de la abstinencia fue causado por la inhibición de canales de potasio de conductividad reducida activados por el calcio.

Exámenes posteriores mostraron que la activación de los canales de potasio activados por el calcio inducida por medicamentos causó más inhibición de la actividad del núcleo accumbens en ratas que se abstenían del alcohol y redujo significativamente su deseo de consumirlo. Este tipo de efecto no ocurrió en ratas que se abstenían del azúcar.

Estos resultados indican que las corrientes reducidas de los canales de potasio activados por el calcio en el núcleo accumbens tienen una función crítica en la reincidencia del alcohol luego de dejar de beber, según señalaron los investigadores.

El estudio aparece en la edición de marzo de la revista Neuron.

“Nuestros hallazgos son particularmente emocionantes porque la clorzoxazona, un medicamento aprobado por la FDA, que se ha usado durante más de treinta años como relajante muscular, pueden activar los canales de potasio activados por el calcio”, señaló en un comunicado de prensa de la UCSF el Dr. Antonello Bonci, autor principal. “Aunque los canales del potasio activados por el calcio no son el único blanco de este medicamento y pueden presentar diversos efectos secundarios clínicos, ofrece una oportunidad inesperada y muy emocionante para diseñar ensayos clínicos con seres humanos, para examinar si la clorzoxazona u otros activadores de los canales del potasio activados por el calcio, reducen el consumo excesivo o patológico del alcohol”.

FUENTE: Cell Press, news release, March 10, 2010

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!