Complementos de Vitamina E podrían aumentar el Riesgo de Cáncer de Pulmón

Un estudio reciente halla que los complementos de vitaminas no protegen a las personas contra el cáncer de pulmón y que tomar vitamina E podría incluso aumentar ese riesgo.

La encuesta cubrió los hábitos de tomar complementos y la incidencia del cáncer de pulmón de casi 78,000 adultos en el estado de Washington durante un periodo de cuatro años.

“Nuestro estudio de complementos multivitamínicos, vitamina C, vitamina E y folato no mostró ninguna evidencia en cuanto al descenso del riesgo de cáncer de pulmón”, dijo en una declaración preparada el autor del estudio, el Dr. Christopher G. Slatore, becario en la división de medicina pulmonar y cuidados críticos de la Universidad de Washington. “De hecho, aumentar la ingesta de complementos de vitamina E estuvo asociado con un ligero incremento en el riesgo de cáncer de pulmón”.

Tal como señala el informe que aparece en la edición de marzo de la American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, la investigación se centró en hombres y mujeres de entre 50 y 76 años que participaron en el estudio Vitaminas y estilo de vida (VITAL) a lo largo de cuatro años 521 de los participantes encuestados fueron diagnosticados con cáncer de pulmón.

Además, de la asociación esperada con el tabaco, el historial familiar y otros factores de riesgo para el cáncer de pulmón, hubo una asociación ligera aunque estadísticamente significativa entre tomar complementos de vitamina E y la incidencia de la enfermedad, encontraron los investigadores.

Cada incremento de cien miligramos al día en la vitamina E estuvo asociado con un aumento de siete por ciento en el riesgo de cáncer de pulmón, lo que se traduce en un incremento de 28 por ciento en el riesgo durante diez años para alguien que tome 400 miligramos de vitamina E diariamente.

“Este estudio ofrece evidencia adicional de que tomar complementos de vitaminas no ayuda a prevenir el cáncer de pulmón”, dijo Eric Jacobs, director estratégico de farmacoepidemiología en la American Cancer Society.

La sociedad no recomienda actualmente el uso de ningún complemento de vitaminas para prevenir el cáncer, aseguró Jacobs. Sin embargo, “nuestras directrices alimenticias recomiendan ingerir cinco o más raciones de verduras variadas al día”, anotó.

Un representante de la industria de complementos señaló que los resultados del estudio “no eran sorprendentes”.

“Las vitaminas son nutrientes esenciales que actúan para mantener la salud y evitar deficiencias de vitaminas”, dijo en una declaración preparada Pamela Mason, vocera de Health Supplements Information Service con sede en Londres. “No se concibieron para prevenir enfermedades crónicas como el cáncer. Desde luego, sería mucho pedir que una pastilla de vitaminas evitara el cáncer”.

Ya que la causa principal del cáncer de pulmón es el tabaco, la mejor medida preventiva es simplemente no fumar, apuntó Jacobs. Los nutrientes pueden desempeñar un papel auxiliar, anotó. Cualquier persona que no pueda dejar de fumar debería evitar los complementos de betacaroteno, porque muchos estudios lo han asociado con un mayor riesgo de cáncer de pulmón, señaló Jacob.

Por otra parte, “existe evidencia de que las verduras ricas en carotinoides como las zanahorias y las arvejas dulces, reducen el riesgo entre ex fumadores”, apuntó.

Algunas vitaminas han sido asociadas con un menor riesgo de desarrollar otros cánceres, agregó Edward Gorham, profesor asociado de medicina familiar y preventiva de la Universidad de California en San Diego.

“Hemos realizado estudios de la vitamina D, y hallamos un efecto protector de esa vitamina para el cáncer de colon, cáncer de mama y cáncer de ovario, y recientemente un efecto protector modesto para el cáncer de pulmón”, dijo Gorham.

Pero ese efecto no proviene de los complementos, sino de la luz solar, que fomenta la producción de vitamina D en el cuerpo humano, dijo.

“Estos resultados con multivitamínicos no me sorprenden debido a la poca cantidad de vitamina D que contienen los multicomplementos, unas cien o doscientas unidades internacionales”, apuntó Gorham. “Para lograr ese efecto, hay que tomar 2,000 UI. En el trópico, esa cantidad se consigue con diez o quince minutos al sol. En el sur de California, se obtiene con diez o quince minutos de sol en el verano y más tiempo en el invierno porque el ángulo del sol es muy bajo”.

Un estudio también asoció los complementos de vitamina D con un menor riesgo de cáncer de colon y mama en mujeres, señaló Gorham.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!