Cirugía de Juanete

Investigadores aseguran que la capacidad de frenar repentinamente al conducir regresa completamente seis semanas después de la cirugía de juanete.

Un juanete es una protuberancia justo debajo del dedo gordo del pie que puede aparecer cuando comienza a formar un ángulo hacia el siguiente dedo. Los juanetes pueden inflamarse y causar dolor, lo que a veces puede dificultar caminar. En esos casos, podría ser necesaria la cirugía para realinear el hueso, los ligamentos y los tendones.

Seis semanas después de la cirugía de juanete, la mayoría de la gente tiene niveles de dolor suficientemente bajos como para poder conducir de nuevo. Pero hasta ahora, no se han hecho estudios para determinar si conducir pasadas seis semanas de la cirugía de juanete sea seguro en realidad.

Un estudio reciente en la edición de agosto de la Journal of Bone and Joint Surgery evaluó las habilidades motoras de 28 pacientes que se habían sometido a cirugía de juanete en el pie derecho.

Para su estudio, los investigadores usaron un simulador de conducción diseñado a la medida para comparar el tiempo de respuesta al frenado y el tiempo real de frenado de los pacientes de cirugía de juanete con un grupo de 28 participantes de control ajustados por edad, situación de conducción y sexo.

Dos semanas después de la cirugía, apenas el 25 por ciento de los pacientes pudo completar la prueba. Pero luego de seis semanas, la reacción de los pacientes al frenado y los tiempos totales de respuesta al mismo fueron aún mejores que antes de que se reparara el juanete y fueron muy similares a los del grupo de control.

“Probablemente no sea recomendable conducir antes de seis semanas luego de la cirugía de juanete en el pie derecho. Nuestra investigación señala que los reflejos y la fuerza necesarios para frenar repentinamente en una emergencia solo regresan seis semanas después de la cirugía”, señaló en un comunicado de prensa de la American Academy of Orthopedic Surgeons el Dr. Graeme Holt, cirujano ortopedista de la Real enfermería de Glasgow, Reino Unido, y coautor del estudio. “Sin embargo, es extremadamente importante que todos los pacientes hablen con su cirujano sobre cuándo pueden volver a conducir luego de someterse a cualquier tipo de cirugía en los pies”.

Según los investigadores, la gente que conduce antes de las seis semanas después de la cirugía está en riesgo de volverse a lesionar el pie si necesita aplicar el freno en una emergencia.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!