Cierta Lesión de Rodilla estaría ligada a Alteración Cerebral

Cierta Lesión de Rodilla estaría ligada a Alteración Cerebral

En un nuevo estudio, investigadores hallaron una reducción de la función cerebral en atletas que padecían lesiones en el ligamento cruzado anterior (LCA) ajenas a choques con otros atletas u objetos.

“Los resultados sugieren que una reducción de la velocidad de procesamiento y del tiempo de reacción, como así también una disminución de la visión y del rendimiento de la memoria verbal, podría predisponer a desarrollar alteraciones de la coordinación durante la actividad física, lo que aumenta el riesgo de sufrir lesiones”, dijo a Reuters Health el doctor Charles Buz Swanik, de la University of Delaware, en Newark.

“Cuando una persona dice que le explotó la rodilla, en el medio existe un desgarro del LCA (…) Se puede escuchar un ‘pop’ y la rodilla se vuelve instable al doblarse con solo caminar”, destacó Swanik.

En las lesiones del LCA sin contacto, “es la misma persona, literalmente, la que se lesiona”, explicó.

“Esto puede ocurrir porque, durante la actividad física, la exigencia de las articulaciones de las rodillas pueden superar seis veces el peso corporal, pero son los músculos los que les proporcionan la mayor parte de la estabilidad”, explicó.

“De hecho, gran parte del soporte deriva de los músculos, de modo que si los músculos adecuados no se contraen en el momento indicado, los ligamentos reciben demasiada carga y se desgarran”, añadió el experto.

El equipo dirigido por Swanik determinó si los atletas con una lesión en el LCA sin contacto tenían una disminución previa del rendimiento mental, comparados con los atletas sin ese tipo de lesiones (grupo de control).

Los investigadores reunieron a 80 atletas intercolegiados que, tras someterse a pruebas neurológicas y cognitivas, sufrieron una lesión en la rodilla sin contacto, y los compararon con otros 80 atletas sin lesiones.

Se observaron diferencias estadísticamente significativas entre ambos grupos en las cuatro pruebas neurocognitivas, indicó el equipo en American Journal of Sports Medicine.

Comparados con el grupo de control, los atletas lesionados tuvieron un tiempo de reacción y una velocidad de procesamiento significativamente más lentos y obtuvieron un menor rendimiento en las pruebas de memoria verbal y visual.

La mayoría de los estudios previos sobre los mecanismos que participan en la lesión de rodilla sin contacto se concentró en medir la actividad muscular y la alineación de las piernas, señaló Swanik.

Sin embargo, ese tipo de lesiones “se deben a la elección personal de una estrategia de movimiento, que se procesa en el cerebro. Esa coordinación de las contracciones musculares demanda una preparación mental avanzada (pensar para anticipar eventos), pero también una capacidad de reacción ante los inesperado”, dijo Swanik.

Las alteraciones menores de los procesos mentales “pueden causar desorientación espacial o pérdida de la consciencia situacional que afectan las contracciones musculares coordinadas necesarias para la protección de las articulaciones”, agregó.

Según Swanik, se necesitan más estudios para analizar la relación entre las habilidades mentales, la coordinación y la tendencia a sufrir lesiones.

Los exámenes de las habilidades mentales de los atletas permitirían prevenir lesiones, finalizó el investigador.

FUENTE: American Journal of Sports Medicine, junio del 2007

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!