Celebran hallazgo células madre

Celebran hallazgo células madre

Por Maggie Fox

Científicos y expertos en ética celebraron la noticia difundida el martes de que dos equipos de investigadores pudieron programar células comunes de la piel para que actúen como células madre embrionarias, que son las principales células maestras del cuerpo.

Las nuevas células permiten sortear los cuestionamientos éticos y morales del uso de células del óvulo de una mujer para crear embriones humanos, que luego son destruidos para obtener las células madre.

Estas nuevas células serán además más fáciles de crear, dado que los óvulos son complicados de obtener y la tecnología de clonación necesaria para generar un embrión humano por el momento parece imposible de llevar adelante.

Los científicos esperan emplear estas células para tratar enfermedades como la diabetes, el Parkinson y las lesiones de médula espinal, entre otras.

Políticamente, las investigaciones con las nuevas células podrían ser objeto de financiación por parte del Gobierno federal de Estados Unidos, sin necesidad de ninguna legislación nueva, ya que no emplean embriones humanos.

“Es un triunfo para la ciencia y para la ética”, dijo Richard Doerflinger, vicedirector de actividades de promoción de la vida de la Conferencia Episcopal Católica de Estados Unidos.
“Tenemos una técnica que no utiliza óvulos de mujer y que no emplea embriones para crear células madre pluripotentes bien versátiles, las cuales se ajustan a cualquier paciente”, señaló Doerflinger en una entrevista telefónica.

“Creo que es un avance maravilloso para la investigación básica en células madre y que quizá algún día se aplique en la medicina regenerativa”, añadió el religioso.

Dos equipos, uno dirigido por James Thomson de la University of Wisconsin y otro por Shinya Yamanaka de la Universidad de Kyoto en Japón y de la University of California en San Francisco, informaron métodos distintos para reprogramar células cutáneas en células madre pluripotentes inducidas.

Ambos mecanismos requirieron el uso de cuatro genes para crear las células madre pluripotentes inducidas o iPS, según su forma abreviada en inglés.

Las células pluripotentes, como las células madre embrionarias y las nuevas células iPS, pueden vivir casi para siempre en tubos de ensayo de laboratorio y transformarse en cualquier tipo celular del organismo, pero no pueden generar un bebé.

Ambos equipos dijeron que las células no estaban listas para utilizarse inmediatamente en las personas, ya que se usan virus potencialmente peligrosos para transportar los genes que modifican las células.

No obstante, los expertos señalaron que podrían usar su descubrimiento muy pronto para controlar nuevos medicamentos y estudiar enfermedades.

“Es relativamente fácil hacer crecer una planta entera desde un pequeño brote, algo que parece inconcebible en los humanos”, dijo Azim Surani, de la University of Cambridge en Gran Bretaña.

“Con todo, este estudio nos deja cerca del uso de células de la piel para crear muchos tipos diferentes de tejidos humanos”, añadió Surani.

Alta Charo, profesor de Derecho y Bioética de la University of Wisconsin, señaló que hallazgo debería complacer tanto a los críticos de izquierda como de derecha del estudio con células madre embrionarias, cuyas preocupaciones van desde los efectos sobre lo que muchos consideran un ser humano indefenso hasta la posible explotación femenina por el uso de los óvulos.

“Este es un método para crear lotes de células madre sin haber tenido que trabajar nunca, en ninguna etapa, con una entidad que podría ser un embrión”, expresó Charo en un comunicado. “Por lo tanto, se logran evitar muchos de esos debates con los defensores del derecho a la vida”, agregó.

Con todo, Thomson, quien creó células madre embrionarias por primera vez en 1998, dijo que los científicos necesitan seguir trabajando con ellas. Los expertos aún seguirán encontrándolas más poderosas, manifestó.

Reuters Health

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!