Capacitación y experiencia pueden cambiar cómo funciona el cerebro

Capacitación y experiencia pueden cambiar cómo funciona el cerebro

La capacitación y la experiencia pueden afectar la manera en que está organizado el cerebro de una persona, según un estudio de los EE.UU. que comparó a veinte directores de orquesta con personas que no tenían educación musical.

Los participantes tenían entre 28 y cuarenta años de edad . Los directores de orquesta tenían en promedio más de diez años de experiencia como directores de bandas u orquestas en escuelas intermedias o secundarias.

Los investigadores usaron imaginología por resonancia magnética funcional (IRMf) para monitorizar la actividad cerebral de los pacientes mientras realizaban una tarea difícil de audición que consistía en escuchar dos tonos. Mientras realizaban la tarea, tenían que mantener los ojos abiertos.

Inicialmente, tanto los directores de orquesta como los que no eran músicos mostraron una actividad reducida en el área de procesamiento visual del cerebro y una mayor actividad en la parte auditiva del cerebro. Pero a medida que la tarea se dificultaba más, sólo los que no eran músicos desactivaron más su sentido visual. Eso sugiere que la educación y la experiencia musical de los directores de orquesta alteraba la manera cómo funcionan sus cerebros, dijeron los investigadores.

“Debido a que la tarea era igual de difícil para todos, la diferencia observada entre los directores de orquesta y los que no eran músicos debe estar relacionada con un cambio en la manera en que gestionan la información sensorial irrelevante y no sólo a su capacidad para realizar la tarea”, afirmó en una declaración preparada el autor principal, W. David Hairston, becario posdoctoral de radiología del Laboratorio de imaginología avanzada en neurociencia del Centro médico bautista de la Universidad Wake Forest en Winston-Salem, Carolina del Norte.

“En general, a partir de los que no eran músicos, sugerimos que el cerebro aumenta activamente la cantidad de información de otros sentidos que se elimina o ignora cuando hay que concentrarse mucho en uno solo”, apuntó Hairston.

Anotó que los directores de orquesta deben diferenciar de manera rutinaria entre diferencias sutiles en los sonidos y que con frecuencia tienen que hacerlo mientras leen partituras, y miran y se comunican con sus músicos. Esto lleva a una capacidad de enfocarse en una tarea auditiva difícil sin tener que aumentar la supresión de la información visual.

Los resultados del estudio “muestran que la manera en que el cerebro filtra la información de distintos sentidos es muy flexible y adaptativa, y cambia con las exigencias de la tarea en sí. Además, la manera en que esto opera puede cambiar con la educación altamente especializada y la experiencia”, concluyó Hairston.

El estudio fue presentado el domingo en la reunión anual de la Society for Neuroscience en San Diego.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!