“Bombas” de Pesticidas Causan Lesiones

Entre 2001 y 2006, los pesticidas en aerosol comerciales causaron 466 casos de lesiones o enfermedad graves asociados a este tipo de productos en ocho estados, informaron investigadores de EE. UU. el jueves.

Los síntomas más comunes experimentados por los usuarios y espectadores fueron tos, falta de aliento e irritación de las vías aéreas superiores. Hubo una muerte sospechosa.

Las bombas de pesticidas, también conocidas como nebulizadores de descarga completa (TRF, por su sigla en inglés), están diseñados para rociar un área con insecticida con el fin de eliminar cucarachas, pulgas e insectos voladores. La mayoría de estos productos contienen piretroides, piretrinas o ambos como ingredientes activos. Los productos también contienen propulsores inflamables en aerosol que pueden causar fuegos y explosiones, señalaron los investigadores.

El ochenta por ciento de los casos del informe fueron clasificados como de gravedad baja, el 18 por ciento de gravedad moderada y el 2 por ciento de alta gravedad. La muerte de una bebé de 10 meses que fue acostada en la cama el día en que su apartamento fue fumigado con tres TRH fue clasificada como sospechosa por el Departamento de salud del estado de Washington. A la mañana siguiente se encontró a la bebé muerta, apuntó el estudio.

21 personas fueron hospitalizadas durante entre uno y 35 días, y 43 tuvieron que ausentarse de sus trabajos o dejar de hacer actividades habituales debido a su lesión o enfermedad relacionada con los TRH.

Las exposiciones prevenibles a las bombas de pesticidas identificadas en este estudio ocurrieron algunas veces en el lugar de trabajo (13 por ciento), pero en la mayoría de los casos tuvieron lugar en residencias privadas (85 por ciento). Estas exposiciones entre los usuarios (51 por ciento) y espectadores, según el informe, se debieron con más frecuencia: a que el lugar no de despejó después de usar el TRH; al uso excesivo de TRF en el espacio fumigado; a la liberación accidental; y a que no se avisó a las personas que estaban en los alrededores.

La edad media de los afectados era 35 años y el 57 por ciento eran mujeres. Tres casos tuvieron que ver con mujeres embarazadas y cerca de 44 casos con personas asmáticas.

Los ocho estados en los que se realizó el estudio fueron California, Florida, Luisiana, Michigan, Nueva York, Oregón, Texas y Washington, que participaron en el programa de pesticidas de SENSOR-Pesticides.

Los hallazgos indican que las bombas de pesticidas representan un riesgo para efectos de salud usualmente temporales y agudos, dijeron los investigadores. Sugirieron varias maneras para reducir el riesgo, tales como mejor comunicación sobre las amenazas y el uso apropiado de los TRF en las etiquetas de los productos y en campañas en los medios. Además, se deben promover y adoptar estrategias completas en el control de los pesticidas para evitar que contaminen alimentos, el agua y los hogares.

El estudio aparece en la edición de esta semana de la revista Morbidity and Mortality Weekly Report, publicada por los U. S. Centers for Disease Control and Prevention.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!