Auriculares de los MP3 pueden interferir con los Dispositivos Cardíacos

Colocar los auriculares del iPod en el bolsillo del abrigo tal vez no le paralice el corazón, pero podría interferir con el funcionamiento normal de su dispositivo cardiaco implantado.

Investigadores de la Harvard que realizaron una presentación en las sesiones científicas anuales de la American Heart Association en Nueva Orleáns el domingo, reportaron que los imanes en estos auriculares podrían interferir con los marcapasos y los desfibriladores cardioversores implantables (DCI) cuando se colocan a una pulgada (2.54 centímetros) de los dispositivos.

Aunque es poco probable que la interferencia cause problemas mortales, los autores del estudio aconsejan a los que tienen DCI y marcapasos que mantengan sus auriculares al menos 1.2 pulgadas (poco más de tres centímetros) del dispositivo.

Otros estuvieron de acuerdo.

“No coloque el dispositivo cerca de su torso”, recomendó el Dr. Peter Cheung, profesor asociado de medicina interna del Colegio de medicina del Centro de ciencias de la salud Texas A&M y cardiólogo del Hospital Scott & White. “En lugar del bolsillo de pecho, colóquelos en los del pantalón o en la cartera, y no deje que los altavoces cuelguen de sus hombros o cuello”.

“La gente debe cuidarse tanto de su MP3 como de otras fuentes de interferencia electromagnética”, advirtió el Dr. Daniel Morin, electrofisiólogo de planta del Sistema de salud Ochsner en Nueva Orleáns.

Otra interferencia posible puede provenir de los microondas, los dispositivos antirrobo en los centros comerciales y tiendas, y otras fuentes, pero los pacientes no deberían experimentar problemas con el uso rutinario. “Simplemente no abrece el microondas”, aconsejó Morin.

Investigaciones anteriores han indicado que los iPod tienen poco o ningún efecto sobre los marcapasos y CDI, y una declaración de la Administración de Alimentos y Drogas de los EE. UU. confirmó que las interacciones entre los reproductores de MP3 y los dispositivos implantados son poco probables.

Pero se ha prestado menos atención a los auriculares.

Los autores de este último estudio evaluaron ocho tipos distintos de auriculares de MP3 con iPods en 60 pacientes que tenían desfibriladores o marcapasos.

Se colocaron los auriculares sobre el pecho de los pacientes, justo encima de los dispositivos. El quince por ciento de los pacientes que tenían marcapasos y el treinta por ciento de los que tenían desfibriladores tuvieron una respuesta a los imanes.

Pero incluso los imanes de mayor potencia no tuvieron efecto cuando se mantuvieron al menos 1.2 pulgadas del lugar del dispositivo.

“Es buena información, pero no creo que se convierta en gran cosa”, apuntó el Dr. Spencer Rosero, profesor asociado de medicina en la unidad de electrofisiología en el Centro médico de la Universidad de Rochester. “En circunstancias muy inusuales, puede interferir, pero la situación tiene que ser justamente adecuada, lo que realmente no aplica a la vida cotidiana… no sería mortal”.

Incluso es improbable que el bolsillo frontal de una camisa o chaqueta esté justo encima de un marcapaso o desfibrilador, añadió. “Por lo general, los marcapasos están a uno o dos dedos debajo de la clavícula. La mayoría de bolsillos no están tan altos”, señaló Rosero.

Dos estudios más que se están presentando en la reunión cardiaca también absolvieron otros dispositivos de interferir con los marcapasos y CDI.

Según un grupo de investigadores de Massachusetts, la tecnología de teléfonos celulares Bluetooth y las cápsulas equipadas con minúsculas cámaras que se tragan para ver los órganos internos no interfieren con los dispositivos.

Y otros grupo de investigadores de California encontró que las mantas eléctricas y los detectores de metales manuales de los aeropuertos, además de los iPods, iPhones y Bluetooth, no afectaban los marcapasos o CDI.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!