Accidente Cerebrovascular

Accidente Cerebrovascular

La evaluación y el tratamiento rápidos en una clínica ambulatoria de emergencia especializada reduce la muerte, la discapacidad, los costos y los días de hospitalización de los pacientes que sufren un accidente cerebrovascular menor o un accidente isquémico transitorio (AIT), según informan investigadores británico.

Los resultados representan la segunda parte de lo que se conoce como el estudio EXPRESS.

Hay un riesgo de entre ocho y diez por ciento de reincidencia del accidente cerebrovascular en los primeros días después de un accidente cerebrovascular menor o AIT.

El estudio comparó a los pacientes que recibieron tratamiento en una clínica especializada (pacientes de fase 2) con los tratados en una clínica estándar de remisiones que funciona con citas (pacientes de fase 1). La primera parte del estudio EXPRESS, sobre la que se informó en octubre de 2007, halló que los pacientes de fase 2 tenían ochenta por ciento menos probabilidades que los de fase 1 de sufrir otro accidente en un plazo de noventa días.

La segunda parte del estudio halló que los pacientes de fase 2 tenían un riesgo de noventa días menor de accidente cerebrovascular fatal o incapacitante, uno de 281 (el 0.3 por ciento), en comparación con 16 de 310 (el 5.1 por ciento) de los pacientes de fase 1. Los pacientes de fase 2 también tuvieron menos admisiones hospitalarias (cinco en comparación con 25), hospitalizaciones (427 en comparación con 1,365) y costos médicos más bajos.

El estudio fue publicado en línea y aparecerá en la edición impresa de marzo de The Lancet Oncology.

“En el R. U., la mayoría de los pacientes de AIT o de accidente menor se tratan en clínicas ambulatorias semanalmente luego de la remisión de un médico de atención primaria. Este sistema logra que cerca de la mitad de todos los pacientes que esperan más de 14 días para ser evaluados y tratados, tiempo durante el cual el riesgo de reincidencia del accidente cerebrovascular es el máximo”, escribieron los autores del estudio.

“El estudio EXPRESS mostró que la evaluación urgente del AIT y del accidente cerebrovascular menor, en conjunto con la iniciación precoz del tratamiento preventivo, redujo el riesgo de accidente reincidente precoz en cerca de ochenta por ciento. Este análisis más profundo señala que, para los pacientes remitidos a la clínica ambulatoria del estudio EXPRESS, también hubo reducción en los accidentes reincidentes fatales o incapacitantes, las hospitalizaciones de noventa días, los costos de admisión y el nivel general de discapacidad a los seis meses de seguimiento”.

Estos resultados en el R. U. indicarían que se prevendrían anualmente unos 10,000 de estos accidentes. Esto generaría ahorros de 290,000 días de hospitalización y de $98 millones en costos de atención aguda solamente. Las reducciones en los índices de discapacidad a los seis meses también podrían conducir a una reducción en el uso a largo plazo del servicio de salud en la comunidad.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!