Accidente Cerebrovascular Aumenta junto a la Obesidad

Mientras más sobrepeso tenga, más probable es que sufra un accidente cerebrovascular (ACV), según informa un estudio reciente.

El estudio, que dio seguimiento a 13,549 estadounidenses de mediana edad durante 19 años, evaluó el riesgo de ACV asociado con varias medidas de obesidad, enfatizando el índice de masa corporal (IMC), una proporción entre el peso y la estatura, y también medidas como la circunferencia de la cintura.

“Encontramos que el riesgo de ACV aumentaba con cada medida de obesidad”, aseguró el Dr. Hiroshi Yatsuya, profesor asociado visitante de salud pública de la Universidad de Minnesota y principal autor de un informe que aparece en la edición en línea de enero de la revista Stroke.

El grado de riesgo varió según el sexo y el grupo étnico. Por ejemplo, la gente que estaba en la categoría más alta de IMC tenía entre 1.43 y 2.12 veces más riesgo de ACV, con variaciones según la raza y el sexo. Las proporciones de riesgo iban de 1.65 a 3.19 cuando la obesidad se midió mediante la circunferencia de la cintura, y de 1.69 a 2.55 cuando se midió la relación entre la cintura y la cadera.

El riesgo era especialmente alto para los negros, encontró el estudio. Por ejemplo, la incidencia de accidente cerebrovascular fue de 1.2 por 1,000 personas-año para las mujeres blancas, y de 4.3 por 1,000 personas-año para las negras. En la categoría de IMC más alta, los índices iban de 2.2 para las mujeres blancas a 8.0 para los hombres negros.

La mayor incidencia de ACV en los negros también ha sido encontrada en varios estudios anteriores y también se observa en los asiáticos, aseguró Yatsuya. Se desconoce el motivo, pero “tal vez haya una diferencia genética”, planteó.

Pero el mayor riesgo asociado con el peso fue evidente en todos los grupos étnicos, encontró el estudio. En general, los hombres y mujeres en la categoría más alta de obesidad tenían un riesgo de alrededor de doble de ACV frente a los que estaban en la categoría más baja.

La obesidad parece actuar al aumentar la incidencia de hipertensión y de diabetes, dos factores de riesgo importantes del ACV y otros problemas cardiovasculares, indicó el estudio. Cuando las lecturas de presión arterial y la diabetes se incluyeron en el cálculo, la asociación con la obesidad se debilitó, “lo que sugiere que estos importantes factores de riesgo explican gran parte de la asociación entre obesidad y ACV”, comentó Yatsuya.

Y a pesar de toda la evidencia que relaciona la obesidad con el ACV, “no tenemos una evidencia clara de que la reducción de la obesidad reduzca el índice de accidente cerebrovascular”, señaló. Se necesitan ensayos controlados para probar que la prevención o reducción de la obesidad disminuyen el riesgo de ACV, enfatizó.

Daniel Lackland, profesor de epidemiología de la Universidad de Medicina de Carolina del Sur y vocero de la American Heart Association, dijo que la relación exacta entre la obesidad y el riesgo de ACV no ha sido establecida, pero que el nuevo estudio “contribuye a una mejor comprensión del tema”.

“La obesidad contribuye tanto a la diabetes como a la hipertensión [presión arterial alta], que se asocian con el ACV y a una edad más temprana”, comentó Lackland.

Y aunque tal vez falte una prueba definitiva de que la prevención o reducción de la obesidad disminuye el riesgo de accidente cerebrovascular, la American Heart Association y otras organizaciones importantes enfatizan la necesidad de controlar el peso mediante una dieta adecuada y actividad física, apuntó.

Se considera un IMC de 20 como normal, el sobrepeso comienza a partir de 25 y la obesidad a partir de 30.

FUENTES: Hiroshi Yatsuya, M.D., Ph.D., visiting associate professor, public health, University of Minnesota, Minneapolis; Daniel Lackland, Dr.P.H., professor, epidemiology, Medical University of South Carolina, Charleston, S.C.; Jan. 21, 2010, Stroke, online

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!