Prevención y control de desórdenes de la voz en los docentes

Prevention and control of voice disorders in teachers

Elsa Patricia Morales Pérez*

* Fonoaudióloga Escuela Colombiana de Rehabilitación afiliada al
Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario.
Especialista en Docencia Universitaria. Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario.
Profesora Institución Universitaria Fundación Escuela Colombiana de Rehabilitación.
Fonoaudióloga Sub-Dirección de Salud CAFAM.

NADIE SABE LO QUE TIENE HASTA QUE LO PIERDE
(Refrán popular)

Introducción

El iniciar el tema con este refrán popular tiene por objetivo invitarlos a reflexionar sobre su contenido aplicado a la voz. La voz es algo que acompaña al ser humano desde su nacimiento, evoluciona y se perfecciona a lo largo de la vida. La voz es el componente sonoro de la comunicación que sustenta la realización efectiva del lenguaje verbal; está presente en todos los actos de habla de los individuos y por tanto, desde temprana edad se percibe como algo innato y que siempre vamos a tener.

Rara vez pensamos que la voz, por cualquier circunstancia puede faltar o se puede alterar y dar origen a disfunciones en la expresión verbal que hacen menos efectiva la comunicación. La reflexión anterior debería ser válida para todo ser humano, pero no es así; en nuestra cultura no se da importancia al uso correcto de la voz y se desconocen los cuidados para conservarla. Esta situación, sin ser la ideal, no trae consecuencias negativas para la salud de la población en general, pero si compromete la capacidad comunicativa interpersonal. En los individuos que usan la voz para el desempeño de un trabajo, como es el caso de los docentes, es diferente; el uso incorrecto de la técnica vocal origina problemas en el bienestar físico e interfiere en el desempeño correcto de la profesión, no permite la proyección vocal efectiva, fundamento esencial de la comunicación en público.

¿Qué es la voz?

Para muchas personas la voz es el sonido producido en los pliegues vocales por el paso del aire; definición bastante simple que se refiere sólo a un componente de la voz. La voz debe ser entendida según Bustos (1) como: “…una manifestación expresiva de la persona en su totalidad, a través de ella cada individuo logra expresarse y comunicarse con sus semejantes de una manera singular y única. La voz trasluce la vida psíquica y emocional de quien se expresa y en ella subyace una compleja acción de nervios, huesos, cartílagos y músculos, que implican al cuerpo de manera global”.

Sobre la base del concepto anterior podemos deducir la importancia de la voz en la vida de una persona y en su comunicación; no sólo porque es el soporte del lenguaje oral, sino por ser la tarjeta de presentación de cada individuo y en la cual se reflejan muchos aspectos de su personalidad.

Riesgos del docente

Los riesgos que potencialmente pueden desencadenar desórdenes de la voz en los docentes, pueden llevar a: perturbaciones en la salud, interferencia en la realización de algunas funciones y compromiso de su bienestar psicológico y social.

Con base en la clasificación de riesgos descrita por Álvarez R. y Mancera M., (2) y la experiencia adquirida en el diagnóstico y la intervención de desórdenes de la voz, (Tabla 1) resume las repercusiones sobre la voz de factores de riesgo en el ejercicio de la labor docente.

TABLA 1

RIESGOAGENTEREPERCUSIONES SOBRE LA VOZ
FÍSICOSRuidoUso vocal en ambientes ruidosos: aumento de intensidad de la voz 
Esfuerzo vocal.
mal uso vocal.
TemperaturaAmbientes con temperaturas extremas: Cambios en mucosa nasal y laríngea que comprometen respiración, vibración cordal y resonancia.
Esfuerzo fonatorio.
Aumenta con componente alérgico.
QUÍMICOSMaterial particuladoCambios en mucosa nasal y laríngea que comprometen respiración, vibración cordal y resonancia:
Esfuerzo fonatorio, carraspeo frecuente, sensación de resequedad.
aumenta con componente alérgico.
ERGONÓMICOSPosiciones forzadasUso vocal con posturas inapropiadas:
Apoyo de voz en laringe.
Cambio en fisiología vocal.
Tipo respiratorio inapropiado.
Cansancio muscular y vocal.
PSICOSOCIALESEstrés
Uso vocal prolongado
Deficiente técnica vocal
Tensión muscular.
Cansancio vocal.
Mal uso de la voz.
Esfuerzos fonatorios.
Pérdida de cualidades de la voz.

Las repercusiones de los riesgos anteriores se agravan por el desconocimiento que tienen los docentes sobre los cuidados de la voz, que implica el uso vocal excesivo durante procesos inflamatorios e infecciosos en órganos que intervienen en la producción de la voz, el abuso y mal uso vocal, la falta de una práctica cotidiana de calentamiento de la voz para el ejercicio docente, que es considerado un uso profesional de la voz.

La tabla anterior resume algunos riesgos inherentes al ejercicio profesional del docente, pero en la prevención y control de los desórdenes de la voz no se debe pasar por alto, que estos tienen otras causas: neurológica, hormonal, digestiva, oncológica, auditiva, psicológica, músculo esquelética, anatómica, respiratoria, hábitos de habla inapropiados desde la infancia, hábitos nocivos (cigarrillo, alcohol). Cualquiera de las anteriores puede estar presente y aumentar la probabilidad de desarrollar un desorden de la voz.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!