Museo de Historia de la Medicina: Rey con Fisura Labio Alveolar

Académico Dr. Miguel Orticochea

Rey con fisura labio AlveolarSobre la Costa Pacífica de América del Sur entre el Ecuador y el primer paralelo sur hay una región que se llama Manabí.

Desde el quinto siglo antes de Cristo al segundo siglo después de Cristo floreció una cultura en esta región llamada Cultura Bahía, así llamada por su localización geográfica entre Bahía de Caráquez donde el río Chone llega al mar y el puerto de Manta.

Bahía de Caráquez fue el centro y capital de este grupo cultural, quien no dejó nada escrito pero dejó muchas cerámicas que describen sus costumbres.

Esta estatua es hecha de cerámica que fue pintada después de ser quemada en delicados colores de gris, verde y rosado.

Representa un hombre sentado y apoyado por sus miembros inferiores, los que están cruzados.

Los miembros superiores están separados del cuerpo con las manos descansando sobre los miembros inferiores.

La estatua es hueca mide 25 centímetros de alto por 15 centímetros de ancho. La parte delantera de la estatua ha sido cuidadosamente modelada y muestra muchos detalles de las costumbres de esta cultura. La región occipital de la cabeza, el cuello y la región posterior toráxico son lisas con un pequeño orificio de 12 milímetros de diámetro en el extremo superior.

Expertos arqueológicos confirmaron que la parte frontal anterior de la estatua fue modelada primero y que la parte posterior fue unida a la anterior sin dejar ninguna línea visible de esta unión.

Una hermosa corona embellece la cabeza en su borde superior, que es extremadamente hermoso, ancho y grande, decorado con seis protuberancias superiores.

La cabeza está adornada con una corona pintada de verde, rosado, de gris oscuro y de gris suave.

Es la cara de un hombre con gruesas cejas alargadas, grandes párpados y una nariz aguileña con una prominente punta nasal que fue adornada en su extremidad inferior con un anillo.

El mentón es pequeño y sin barba. Las regiones malares son prominentes y ambos lados de la cara estuvieron adornados con aretes de orejas.

En la cara hay dos rosadas prominencias en las regiones masetéricas en su región inferior y delante de las orejas.

La boca está abierta y comunica con el interior hueco de la estatua.

Sobre el lado derecho hay una fisura incompleta del labio que alcanza la base de la narina sin deformar el ala nasal. Hay una fisura de reborde alveolar en el lado derecho. El labio lateral es claramente separado del reborde alveolar.

El reborde alveolar medial es bajo grueso y más voluminoso que el lado lateral alveolar y no muestra figuras dentales.

El ala nasal sobre el lado fisurado no está deformada y es exactamente igual al ala nasal del lado izquierdo.

El Tórax tiene relieves correspondientes a cinco arcos costales y depresiones correspondientes a cinco espacios intercostales.

La depresión infraclavicular está claramente delimitada. El apéndice xifoides es representado
por una protuberancia en la línea media debajo del reborde costal.

Colgado del cuello suspendido por un collar, hay un adorno que mide 26 milímetros de longitud.

Hay también un brazalete en cada muñeca o carpo.

El abdomen es cóncavo en la región superior cerca del tórax, en que hace prominencia y se hace convexo en su mitad inferior.

El artista no esculpió el ombligo ni los órganos genitales. No tiene ropa ni abrigo que cubran el cuerpo.

El gran número de ornamentos incluyendo la corona (nueve en total) sugiere que el sujeto de esta estatua debe haber sido un miembro prominente de la sociedad, quizás venerado por su pueblo.

Pudo haber sido un líder político, un líder religioso, un jefe comunitario o un rey.

Esta cerámica durante varias décadas la tuvo en custodia el Académico Orticochea y posteriormente la donó a la Academia Nacional de Medicina.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!