¿Cuáles son las Intervenciones Recomendadas para el Tratamiento de las Hemorroides en la Mujer Embarazada?

Un pequeño porcentaje de mujeres presentan enfermedad hemorroidal durante el último trimestre del embarazo, usualmente acompañada de dolor y sangrado rectal. Los tratamientos propuestos para el manejo en la gestante incluyen modificaciones en la dieta, uso de cremas tópicas y en casos extremos cirugía.

Resumen y Descripción de la Evidencia

Un ECC que incluyo 100 gestantes comparo el uso de medicamentos por vía oral vs. placebo en mujeres embarazadas con hemorroides. Se encontró que luego de dos semanas de uso, 84% de las mujeres en el grupo de tratamiento reportaron una mejoría en los síntomas comparados con 12% del grupo placebo. No se encontraron diferencias significativas en desenlaces adversos como anomalías fetales o parto pretermino (140). 1+

Una serie de casos que incluyo 50 pacientes evaluó la terapia con flavonoides vía oral para el manejo de las hemorroides. Se encontró que la mayoría de las mujeres reportaron mejoría de los síntomas (sangrado, dolor, exudado rectal y malestar en el recto) después de siete días. Seis mujeres se quejaron de nauseas y vómitos, los cuales se resolvieron en el curso del tratamiento (141). 3

Una revisión sistemática que incluyo dos ECC con un total de 150 mujeres con gestaciones entre 14 y 33 semanas con hemorroides sintomáticas, comparo el uso de un rutosido vía oral (hydroxyethilrutoside) en dosis de 500 a 600 mg VO/ dia por un periodo de dos semanas vs. placebo. Se encontró mejoría de los síntomas en las mujeres con hemorroides grado uno y dos (RR=0,07; IC 95%= 0,03-0,20). Los efectos adversos encontrados con el uso del rutosido fueron nauseas y dispepsia, principalmente (RR=4,99; IC 95%= 0,60-41,49). Se registro una muerte por abruptio de placenta en el grupo placebo y una polidactilia aislada en el grupo de intervención (142). 1+

En una serie de casos que incluyo 25 mujeres en el tercer trimestre de gestación, se realizo hemorroidectomia cerrada bajo anestesia local para el manejo de hemorroides trombosadas o con gangrena. 24 de las 25 gestantes informaron alivio inmediato del dolor y no se reportaron complicaciones en el feto. Sin embargo, los autores subrayaron que la cirugía rara vez debe considerarse como una intervención rutinaria para la mujer embarazada ya que las hemorroides pueden resolver después del parto (143). 3

Relación entre la Evidencia Y La Recomendación

La evidencia señala que el manejo de las hemorroides sintomáticas durante el embarazo debe iniciarse con modificación de la dieta. La terapia oral ha demostrado mejoría en los síntomas en mujeres gestantes con hemorroides grado uno y dos. Sin embargo, no hay suficientes datos sobre la seguridad del uso de los mismos durante la gestación. Hasta no tener más estudios sobre la seguridad de estos medicamentos en la gestación no es aconsejable el uso de la terapia oral, principalmente rutosidos, en mujeres gestantes con hemorroides sintomáticas.

Recomendaciones Clínicas

B. Se recomienda ofrecer a las gestantes información relacionada con la modificación de la dieta en presencia de síntomas de hemorroides. Si los síntomas clínicos siguen siendo molestos, se puede considerar el uso de cremas antihemorroidales.

B. No se recomienda el uso de rutosidos durante el embarazo para mejorar los síntomas de hemorroides.

¿Cuáles son las Intervenciones Recomendadas para el Tratamiento del Síndrome Varicoso en la Mujer Embarazada?

El síndrome varicoso es un motivo de consulta frecuente en el embarazo. Se presenta principalmente en las venas superficiales de las piernas y suelen causar prurito, malestar general y edema de pies y tobillos.

Resumen y Descripción de la Evidencia

Una revisión sistemática que incluyo tres ECC con 115 mujeres abordo el manejo del síndrome varicoso en gestantes, encontrando diferentes tratamientos como la compresión neumática externa intermitente, la inmersión en agua y el reposo en cama de las gestantes con edema en las piernas. Sin embargo, los desenlaces evaluados (volumen de la pierna, diuresis, presión arterial) no fueron desenlaces importantes para las mujeres gestantes. El uso de rutosidos por ocho semanas proporciono una mejoría del síndrome a las 36 semanas de gestación (OR= 0,30; IC 95%= 0,12-0,77). No se encontraron datos de seguridad del uso de los rutosidos durante la gestación (144). 1++

Un ECC que incluyo 42 mujeres con menos de 12 semanas de gestación comparo la eficacia de diferentes tipos de medias de compresión en la prevención de venas varicosas emergentes durante la gestación vs. el no uso de este tipo de medias. Ninguno de los tipos de medias pudo evitar la aparición de venas varicosas (13/27 en las que usaron medias vs. 13 /30 en las que no usaron; p= 0,79), pero las mujeres con las medias de compresión reportaron mejoría de sus síntomas (7/27en casos vs. 0/15 en los controles; p = 0,045, p = 0,045) (145). 1+

Relación entre la Evidencia y la Recomendación

La evidencia es insuficiente para recomendar alguna intervención en el manejo del síndrome varicoso durante el embarazo. Sin embargo, las medias de compresión pueden aportar alguna mejoría de los síntomas.

Recomendaciones Clínicas

A. Se recomienda el uso de medias de compresión para mejorar los síntomas del síndrome varicoso en la gestante.

√. Se recomienda informar a las mujeres gestantes que las varices son comunes en el embarazo.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!