El Autocuidado y la Autoprevención de las Enfermedades Cardiovasculares

Dr. Álvaro Monterrosa Castro, M.D

Capítulo 13.

todoensalud-gris

Invitada
Licenciada. Mary Velásquez Gaviria
Enfermera. Especialista en Salud Familiar
Para abrir el corazón ajeno es necesario antes abrir el propio.
Pasquier Quesnel.

 

 

 

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte entre la población adulta. Cada día cientos de miles de personas en todo el mundo, mueren por infartos del corazón o quedan con limitaciones o con secuelas derivadas de los problemas cardiovasculares. La hipertensión arterial es una enfermedad muy frecuente, que silenciosamente va causando daño en diversos órganos llevando a deterioro paulatino de la salud. Existen factores de riesgo que no se pueden modificar al desarrollar actividades de prevención de las enfermedades cardiovasculares, pero sí existen muchos otros factores que pueden ser modificados y que pueden ser generadores de estilos de vida saludable. Es importante que todos aprendamos a reconocer en nosotros mismos la presencia de los factores de riesgo cardiovascular. Señalemos al inicio de este capitulo que los factores de riesgo cardiovascular son: elevación del colesterol total y los triglicéridos, elevación del colesterol malo (LDL-colesterol), disminución del colesterol bueno (HDL-colesterol), el tabaquismo, la hipertensión arterial, la diabetes, la obesidad, la vida sedentaria, el estrés, la edad avanzada y los antecedentes familiares de enfermedad cardiovascular. El autocuidado y la autoprevención de las enfermedades cardiovascular son una de las nuevas acciones de promoción y prevención que se empiezan a implantar en el país, medidas de corte educativo que rápidamente deben ser masificadas. La promoción de la salud y la prevención de las enfermedades empiezan por las actividades y las medidas que debe tomar en primera instancia la propia persona. Todas las acciones de autocuidado deben ser ampliamente difundidas. Licenciada Mary Velásquez Gaviria, gracias por aceptar la invitación y bienvenida a TODO EN SALUD.

Pregunta del Dr. Monterrosa: ¿Cuáles son los factores de riesgo para padecer hipertensión arterial?

Lic. Velázquez: Hay dos tipos de factores de riesgo. Uno son los permanentes, los que no pueden ser modificados hasta el presente, siendo el más importante la predisposición hereditaria o genética a padecer enfermedad cardiovascular o hipertensión arterial. Cuando una persona tiene entre sus antecedentes familiares, la presencia de hipertensión arterial, infarto del corazón o accidente cerebro vascular, ya tiene un factor importante para padecer estas enfermedades. Ello debe reconocerlo y aceptarlo, son los pasos iniciales para que definitivamente con esa conciencia tome medidas desde muy temprana edad para modificar otros factores de riesgo. Esos otros factores son los modificables: La obesidad, la vida sedentaria, el consumo de cigarrillo, el consumo de alcohol, los malos hábitos nutricionales, la excesiva ingesta de grasas animales, la excesiva ingesta de azúcares, la excesiva ingesta de sal y el desarrollo de las actividades cotidianas dentro de situaciones de estrés. Hay medidas para modificar todos esos factores de riesgo.

Pregunta del Dr. Monterrosa: Usted ha comenzado señalando como factor de riesgo modificable a la obesidad. ¿Cómo puede prevenirse la obesidad?

Lic. Velázquez: La obesidad se puede prevenir manteniendo una dieta balanceada que incluya los tres tipos básicos de alimentos, los energéticos, los formadores y los reguladores. O sea un equilibrio entre los carbohidratos o azucares, las proteínas y las grasas. La obesidad se previene ejerciendo esas normas dietarios desde la misma infancia, desde edades muy tempranas y como un accionar de toda la vida. La obesidad no se previene con dietas momentáneas, pasajeras y mucho menos con severas y empíricas dietas restrictivas. La obesidad no se previene realizando largas y fatigantes sesiones de ejercicios. Debemos crear consciencia de los grandes daños para la salud cardiovascular que genera la obesidad. Desde muy niños se debe incentivar el correcto consumo de los azucares, la sal y las grasas. El adelantar una vida sedentaria es condición que esta relacionada con obesidad y por ende con daño cardiovascular.

Pregunta del Dr. Monterrosa: ¿Qué tipo de ejercicios realizar y desde que edad?.

Lic. Velázquez: El ejercicio también debe ser un hábito, una costumbre de siempre. Debemos enseñar que el ejercicio y el deporte se deben comenzar desde la infancia y continuarlo por todas las edades. Se debe relacionar el ejercicio con la edad y con la presencia de otras enfermedades o limitaciones. El ejercicio se debe pensar como una actividad recreativa, de diversión, actividad que contribuye a conservar un estilo de vida saludable. El ejercicio no debe realizarse hasta la fatiga, tener presente que mientras se hace ejercicio debe vigilarse la hidratación, el ritmo cardíaco y la respiración. El ejercicio no debe ser una actividad para sólo los momentos de vacaciones o para sólo los domingos. El ejercicio debe ser una actividad regular. Realizar treinta minutos de ejercicios por lo menos tres o cuatro veces a la semana, es lo ideal. El ejercicio puede ser una caminata, unos aeróbicos, todo dependerá de la costumbre, del tiempo continuo que se lleva realizando ejercicios y de la edad. Antes del ejercicio se deben hacer movimientos de calentamiento, se debe tener una indumentaria y los zapatos adecuados. Con la actividad física se repercute en el bienestar personal, se eleva el HDL-colesterol, que es el colesterol bueno, el cual contribuye a evitar que las grasas se depositen dentro de los vasos sanguíneos produciendo daño y riesgo cardiovascular.

Pregunta el Televidente, Armando de Avila: He escuchado que en la ciudad se ha incrementado mucho la hipertensión arterial. Recientemente un familiar falleció de pronto por hipertensión arterial. ¿qué medidas debemos tomar?

Lic. Velázquez: Cuando en una familia se presenta un caso de muerte a consecuencia de hipertensión arterial, en el núcleo familiar existe un gran aumento en el riesgo y se deben tomar medidas de prevención. Lo primero es que todos los miembros identifiquen sus factores de riesgo individuales y tratar de modificarlos. Los fumadores deben dejar de fumar, los obesos deben tratar de llegar al peso ideal manejando las dietas adecuadas y bajo vigilancia profesional. Los sedentarios realizar ejercicios frecuentes, etc. Deben periódicamente realizar valoración médica con control de lípidos y mediciones periódicas de la cifras de tensión arterial. Con la modificación de los factores de riesgo que se pueden modificar, de seguro que se disminuyen mucho las posibilidades de enfermedad cardiovascular y las limitaciones que ella produce.

Pregunta, Mercedes Barón desde El Espinal: ¿Es cierto que la sal es dañina para la Presión alta?

Lic. Velázquez: El consumo elevado de sal es sin dudas un factor de riesgo para hipertensión arterial y para enfermedad cardiovascular. La sal es cloruro de sodio, y el cloruro de sodio hace que el organismo retenga líquidos, con esa retención se aumenta el volumen sanguíneo y por consiguiente se va aumentar la tensión arterial. Las elevaciones persistentes o repetitivas de la tensión arterial, van a llevar a un daño en la pared de los vasos sanguíneos, los cuales pierden su elasticidad y con el tiempo esto también contribuye a elevar aún más las cifras de tensión arterial. Desde niños debemos restringir el consumo de sal. El poco consumo de sal debe ser una condición de vida, por siempre debemos llevar una dieta saludable libre de excesos en general y en particular de sal.

Pregunta de un televidente: ¿Una persona de la tercera edad, que pasa de sesenta años, qué cuidados debe tener en su alimentación? Ella es una persona allegada y dice que no le importa morir como un pez, consume alimentos como si tuviera quince años. Come sancocho, huevos, mondongo. ¿Esto que puede incidir en su presión arterial?

Lic. Velázquez: El desarrollo de programas de auto-cuidado de la salud y auto-prevención nos llevan fundamentalmente a crear conciencia en las personas, que ellos en primera instancia son los responsables de su salud. Aunque la participación del médico es básica, el paciente hipertenso, el paciente con enfermedad cardiaca, la persona adulta joven, adulta mayor o anciana, deben ser conscientes que la dieta inadecuada va a repercutir en el aumento de la tensión arterial. A su familiar debemos decirle que debe consumir alimentos bajos en grasa, sobre todo grasa animal, ya que se deposita y daña los vasos sanguíneos, daña el cerebro, los riñones y el corazón. Debe a su edad aumentar el consumo de fibras y no se deje morir por la boca, debe ser consciente que su dieta debe ser diferente a cuando no tenía hipertensión arterial.

Pregunta de un televidente: Ya ustedes hablaron del peligro de la sal. ¿Cuánta cantidad de sal en gramos se debe consumir al día para que no afecte la salud?

Lic. Velázquez: El consumo de sal debe ser limitado, señalemos que la sal produce un efecto dañino al interior de diferentes tejidos y uno de los órganos en el cual se produce más alteración es el riñón. Allí se alteran mecanismos que tienen que ver con la eliminación de líquidos y con la excreción de sustancias de desecho, ese daño renal conlleva elevación en las cifras de tensión arterial. No existe una medida que le pueda señalar. En la practica diaria no pesamos o calculamos en gramos los componentes nutricionales. Lo importante es acostumbrarnos a ingerir muy poca sal. Tal vez entre menos sal mejor, es importante restringir la sal, es importante tener una vida saludable integrada por una alimentación rica en calcio, fibras y vegetales.

Pregunta de una Televidente: Soy hipertensa, a veces olvido tomar el medicamento. ¿Qué debo hacer en este caso?

Lic. Velázquez: Tiene que crear una costumbre o una actividad regular que le permita no olvidar la toma de su medicamento. Recuerde que éste es un tratamiento de por vida, debido a que la hipertensión arterial es una enfermedad crónica, la hipertensión arterial no se cura, se controla. Las suspenciones o retrasos en la toma de la medicina se asocian a elevaciones en las cifras y a daños vasculares, es en esas subidas bruscas de la presión cuando se puede romper un vaso sanguíneo en el cerebro y tenemos un accidente cerebro vascular.

Pregunta, John Jairo Restrepo desde urbanización Villa Sandra: Felicitaciones por este programa que es muy educativo, yo vivo en Medellín, pero estoy de visita en la ciudad. ¿Existe hipertensión emotiva? ¿Cómo saber cuando se inicia la hipertensión arterial?

Lic. Velázquez: Si existe la hipertensión emocional. Situaciones de ansiedad, estrés, temor y preocupaciones, pueden elevar las cifras de tensión arterial. Esto puede ser el primer indicio que algunos mecanismos compensadores no están funcionando adecuadamente. Estas pacientes ameritan vigilancia periódica. La promoción de la salud conlleva la realización de controles periódicos de la tensión arterial a la totalidad de la población. Toda persona se debe controlar su presión arterial periódicamente, si hay aumento en varias tomas de las cifras podemos señalar que existe hipertensión arterial, siendo prudente señalar que una sola toma elevada no quiere decir que es necesariamente hipertensa, pero sí debe ser valorada por el médico, quien realizará un estudio integral, ordenará estudios de laboratorios, controles periódicos y con base a las cifras obtenidas, determinará si existe hipertensión arterial y definirá el tratamiento a seguir.

Pregunta del Dr. Monterrosa: ¿Existe hipertensión arterial en los niños?

Lic. Velázquez: La hipertensión arterial puede ser esencial, la cual aparece en los adultos y está relacionada con factores genéticos o daños en los vasos sanguíneos, a consecuencias de malos hábitos o estilos de vida no saludables. También existe hipertensión arterial secundaria y es más frecuentemente debida a enfermedades renales. Los niños puede ser hipertensos, siendo la enfermedad usualmente secundaria a enfermedades renales, algunas de ellas severas, que siempre ameritan valoración y consideración médica. Estos casos son muy diferentes y con implicaciones muy distintas a la hipertensión arterial de los adultos.

Pregunta Felicidad Carrillo desde el Barrio Getsemaní: ¿Pueden explicarme lo del colesterol bueno y colesterol malo?

Lic. Velázquez: Si por supuesto. No existe un solo colesterol. Son dos y son unas molécula, algo así como unos granos donde se pegan las gotas de los ácidos grasos que han estado presente en la dieta ingerida. El colesterol bueno es denominado HDL, en ellas se pegan muchas gotas de grasas y son transportan por la sangre y llevadas al hígado. Allí en el hígado esas gotas de grasa, que son muy perjudiciales puesto que pueden obstruir y tapar los vasos sanguíneos llevando al infarto y a la trombosis, son destruidas y convertidas en otras sustancias que no son dañinas. Entre más HDL tengamos, más gotas de grasas vamos a llevar al hígado para ser destruidas. El ejercicio es lo que más contribuye a aumentar las HDL. El otro colesterol, el malo, son las LDL, estas moléculas también pegan gotas de grasas, pero las dejan dentro de los vasos sanguíneos y las depositan en las paredes de las arterias, las cuales paulatinamente se van cerrando. Entre más LDL tengamos, más obstrucciones se pueden producir y cada vez es mayor el riesgo de infarto. Para bajar las LDL es importante la dieta y la toma de medicamentos. Toda persona adulta por lo menor una vez al año debiesen estudiarse el HDL y LDL, lo cual se realiza con un examen de sangre.

Pregunta del Dr. Monterrosa: ¿Cómo podemos tratar de disminuir el consumo de cigarrillo para prevenir la hipertensión arterial?

Lic. Velázquez: El hábito de fumar es un importante factor de riesgo modificable, para prevenir la hipertensión arterial y la enfermedad cardiovascular. Las acciones deben ser educativas y de prevención antes del inicio. Es educando a nuestros adoles-centes, es informándoles y haciéndoles crear consciencia de las consecuencias dañinas que tiene el cigarrillo para el organismo. Debemos recordar que la nicotina, uno de los componentes del cigarrillo produce vaso contrición, con disminución del aporte de oxigeno y con daño a los vasos sanguíneos. Entonces la familia y la escuela deben ser el espacio propicio para adelantar estas actividades preventivas. En el adulto ya fumador, debe con una gran participación propia y con ayuda profesional de ser necesario, tratar y dejar el hábito de fumar.

Pregunta de un televidente: Soy hipertenso. ¿Deseo saber si las aceleraciones en el ritmo del corazón o la interrupción por pocos segundos de las palpitaciones, que me suceden ocasionalmente, son peligrosas?

Opinión del Dr. Monterrosa: La hipertensión arterial crónica puede ser seguida por algunas alteraciones en el aparto cardiovascular, pudiendo aparecer manifestaciones que estén relacionadas con los daños que se han producido en los tejidos. Tal vez usted esté presentando alteraciones del ritmo cardiaco, es lo que denominamos arritmias. Usted amerita una pronta valoración médica, para identificar que clase de arritmia presenta, establecer por diversos estudios su estado general y cardiovascular. De seguro que le ordenarán algunos medicamentos para prevenir compli-caciones graves.

Pregunta del Dr. Monterrosa: ¿Qué papel juega la familia en el cuidado del paciente hipertenso?

Lic. Velázquez: La pregunta es muy importante y necesaria. El apoyo de la familia es fundamental, recordemos que es el recurso más próximo que tenemos cuando necesitamos apoyo. Estudios han demostrado que la familia influye poderosamente en la conservación de la salud y en la recuperación de la enfermedad. La participación de la familia en torno al paciente con hipertensión arterial o patología cardiovascular es esencial. Es importante la nutrición como se ha señalado, es importante el ejercicio, la toma del medicamento y definitivamente debe ser necesaria la compresión y el acompañamiento de la familia.

Mensaje final: La hipertensión arterial y la enfermedad cardiovascular deben ser miradas por todos en su verdadero contexto, como enfermedades crónicas, como enfermedades que no se pueden curar, pero que sí se pueden manejar y lo más importante, se pueden prevenir. Se amerita un incremento notorio en la conciencia de la comunidad de lo que es la hipertensión arterial. De lo importante que es el autocuidado y la autoprevención. Incluso en el paciente hipertenso, cuando ya se han establecido los daños, cuando existe presencia de manifestaciones clínicas y una de ellas es la elevación de la cifras de tensión arterial, también existe un autocuidado y autoprevención que se debe desarrollar, y tiene que ver con de las complicaciones, algunas graves que llevan a situaciones de incapacidad y dependencia como son los daños que produce la trombosis y los derrames cerebrales. Una de las estrategias para este autocuidado y autoprevención son los clubes de hipertensos En estos clubes de hipertensos lo fundamental es la educación en salud. Allí al paciente se le explica cuales son los cuidados que deben tener para mantener buena salud. Se les explican las causas que producen deterioro de la salud, para que conociendo los factores y las causas, ellos contribuyan en la estabilización y control de la enfermedad. Es importante el seguimiento por un grupo interdisciplinario para ejercer control médico y para el uso continuo del tratamiento farmacológico. En ese equipo deben estar integrados el médico, la enfermera, la trabajadora social, la nutricionista y la sicóloga. Son importantes la actividades de recreación y la lúdica. Deben ejercer actividades de autocuidado y autoprevención, todos en general, ya que modificando los factores de riesgo modificables, muchas personas predispuesta a ser hipertensas tal vez nunca lo lleguen a ser. Muchas gracias Licenciada Velázquez por haber aceptado nuestra invitación a participar. Gracias a todos por haber estado en TODO EN SALUD.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!