Francia y Los Conocimientos Endocrinos del Ochocientos

1805 Cuvier establece que las suprarrenales son sólidas 1806 Dupuytren afirma que la albuminuria en el diabético es un signo de agravamiento de la enfermedad.

1811 Courtois descubrió el elemento yodo

1815 Chevreul identificó la glucosa como el azúcar presente en la orina de los diabéticos

1820 Coindet y Dumas mencionaron que el yodo era el principio activo de las cenizas de esponja y observaron que administrado en gotas de solución alcohólica, disminuían el tamaño del bocio.

1837 Hollard afirma que la pineal es una glándula

1840 Magendie dijo que la pineal tendría el control del cerebro por su posición estratégica

1840 Negrier sugirió que la menstruación dependía de la función ovárica

1840 Boussingault recomienda el yodo para tratar los bocios, según su experiencia en la región andina

1840 Cruvelhier confirma que la tiroides no tiene conducto excretor alguno, después de un sinnúmero de disecciones en humanos y animales

1841 Lacombe señala que existe una diabetes insípida hereditaria

1852 Corvisart –médico de Napoleón- introdujo el término tetania

1854 Faivre describe histología de la pineal

1855 Claude Bernard habla de las secreciones -interna (cesión de glucosa) y externa (bilis)- del hígado. Provocó también una poliuria al puncionar el piso del cuarto ventrículo, planteando que esto era debido a una excitación nerviosa de los riñones.

1856 Charcot describió temblor en el hipertirodismo y sostuvo-al igual que otros clínicos- que la enfermedad era causada por compresión del nervio simpático

1858 Fornaris considera la tiroides como un órgano que guarda la sangre que el cerebro no necesita.

1862 Trousseau describe el signo de tetania latente que lleva su nombre, consistente en un espasmo del carpo al impedir por torniquete la circulación del brazo en pacientes susceptibles. Este clínico fue uno de los grandes profesores de la época y amplió el conocimiento sobre la insuficiencia suprarrenal crónica, llamó enfermedad de Graves al bocio difuso tóxico –que consideraba un tipo de neurosis- aunque logró una notable mejoría en uno de esos casos, al formular por equivocación en un paciente tintura de yodo en vez de tintura de digital.

1862 Pavy estableció una relación definida entre hiperglicemia y glicosuria, describió trastornos de la sudoración en diabéticos.

Bouchardat propone un origen pancreático de la diabetes; diseñó dietas balanceadas, fraccionadas e hipocalóricas en estos pacientes, al tiempo que señaló el valor del ejercicio físico en ellos.

Lorain1871 Lorain usó el término infantilismo al referirse a los casos de tuberculosos descritos en la tesis de su alumno Faneau de la Cour, quienes presentaban falta de desarrollo sexual y feminización.

1877 Lancereux dice que hay dos tipos de diabetes, la grasa y la magra. En términos actuales podría referirse a los dos tipos principales de diabetes.

1886 Marie hace la descripción de siete acromegálicos, dos de los casos son propios. Existe un magnífico portal del fotógrafo médico y científico David Bryson (www.cladonia.co.uk) que presenta una historia, descripción y aspectos clínicos de la acromegalia y del gigantismo en textos cortos y fotografías. Reproduce informes de casos como el de Saucerotte, en francés -el idioma original- utilizado en su publicación. Curiosamente no incluye el dibujo del acromegálico de Leonardo, pero sí el de Giovanni Bona, gigante dibujado por el pintor de la corte del Elector del Palatinado, quien posa al lado del enano Thomerle, pintura que se encuentra actualmente en el museo vienés de historia.

1887 Poytereau afirma que la pineal o epífisis es vestigio del ojo occipital o tercer ojo de animales inferiores

1888 Bernays describió un tiroides sublingual como causa de hipotiroidismo en un niño

1889 Brown-Sequard se auto-administra extracto testicular con espectacular rejuvenecimiento

1889 Diamare sugiere que haya una relación entre los islotes pancreáticos y el metabolismo de los carbohidratos

1889 Lipschutz y Wagner encuentran células de Leydig insuficientemente desarrolladas en conejos eunucoides, atribuyendo a estas células la secreción interna del testículo

1890 Reinke informó la presencia de cristaloides en las células de Leydig

1891 Paltauf publica el primer caso de enanismo hipofisiario

1891 Gley realizó tiroidectomías en tiroides respetando la paratiroides, y recomienda esta técnica

1893 Laguesse denominó los islotes pancreáticos con el nombre de quien los describió y planteó que producirían una secreción interna, aunque no mencionó su relación con la diabetes.

1893 Lataste observó las variaciones cíclicas citológicas de la mucosa vaginal

1894 Marie Bra -una estudiante de Brown-Sequard- sugirió que las secreciones ováricas podrían usarse para tratar la insuficiencia de este órgano.

1898 Comte observa hiperplasia hipofisiaria durante el embarazo

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!