Leptina, Función Endocrina de los Adipositos

Dr. Alfredo Jácome Roca.

Gen de la LeptinaLa leptina es la molécula señal con una función central en la regulación de la homeostasis energética constituyéndose en la hormona anti-obesidad pues induce baja de peso en animales deficientes en leptina; tiene efectos biológicos en diversos procesos celulares, como la reproducción, hematopoyesis, angiogénesis, respuesta inmune, control de la presión sanguínea y formación de hueso.

El gen de leptina -al igual que el de IL-6 y el de TNFα- se expresa en el tejido adiposo. Estas citocinas comparten características estructurales y funcionales con otras citocinas, como la homología de sus receptores que transducen la señal a través de la vía JAK/STAT, circulan libres en plasma y también unidas a proteínas específicas y las tres citocinas interactúan entre sí participan en el control de la masa grasa.

Trabajando en ratas y ratones se identificó un gene responsable de la obesidad (gene ob) y que además de esto todos los portadores de este gene tenían un “péptido” conocido como aminoácido 167 que posteriormente fue bautizado como leptina. Sus niveles y la grasa corporal tienen una enorme correlación; otros factores (sexo, la variación diurna y concentración de insulina en el suero) presentan una correlación en menor grado.

En el obeso se encontró que existe un defecto en el receptor cerebral de leptina, por lo que los transportadores del péptido se saturan, produciendo exceso de leptina circulante que favorece aun más la obesidad (síndrome de resistencia a la leptina). Las concentraciones en el líquido céfalo-raquídeo se encuentran elevadas en los pacientes con exceso de grasa corporal, pero generalmente es mas baja que las concentraciones séricas.

Resumen

El tejido adiposo –además de cumplir con su función de almacenamiento de sustratos energéticos (triglicéridos) y de ser un aislante corporal para evitar la difusión exagerada del calor generado por los procesos metabólicos- tiene una función endocrina. De acuerdo al balance energético, la célula grasa se involucra en procesos de lipogénesis o por el contrario, de lipólisis, pues contiene las enzimas necesarias.

Para lograr esto, no solo responde a señales de hormonas tradicionales -como la insulina y sus hormonas contra-reguladoras- y del sistema nervioso central, sino que también expresa y segrega factores –que mencionamos como adipoquinas- con importante función endocrina y pro-inflamatoria.

Entre las adipoquinas más importantes encontramos la leptina, otras citoquinas, adiponectina, componentes del complemento, inhibidor del activador de plasminógeno (PAI-1), proteínas del sistema renina-angiotensina, resistina y otras sustancias.

Por otro lado, el tejido adiposo es también un lugar metabólico importante para los esteroides sexuales y glucocorticoides; recordemos por ejemplo que en la mujer menopáusica obesa, la presencia de aromatasas permite aromatizar andrógenos ováricos del tipo de la androstenediona, para transformarlos en estrona (E1).

Las consecuencias metabólicas de su deficiencia –como en desnutrición, anorexia nerviosa- o su exceso –la epidemia de obesidad- tienen importantes consecuencias en la salud pública.

Referencias

Koenig C. Histología UC
https://escuela.med.puc.cl/paginas/Cursos/segundo/histologia/HistologiaWeb/indiceGenerall
Lee CH et al. Lipid Metabolism, Metabolic Diseases, and Peroxisome Proliferator-Activated Receptors. Endocrinology. 2003; 144 (12): 5179-5183.
Berger, J. et al. Novel peroxisome proliferators activated receptor (PPAR) γ and PPARδ ligands produce distinct biological effects. J. Biol. Chem. 1999. 274, 6718-6725.
Kersten, S. et al. Roles of PPARs in health and disease. Nature 2000. 405, 421-424.
Silva JE. The thermogenic effect of thyroid hormone and its clinical implications. Ann Intern Med 2003; 139: 205-213.
Rajala MW, Scherer PE. The Adipocyte—At the Crossroads of Energy Homeostasis, Inflammation, and Atherosclerosis. Endocrinology 2003.144 (9): 3765-3773.
Kershaw EE, Flier JS. Adipose Tissue as an Endocrine Organ. J Clin Endocrinol Metab 2004; 89 (6) 2548-2556.
Frünhbeck G et al. The adipocyte: a model for integration of endocrine and metabolic signaling in energy metabolism regulation. Am J Physiol Endocrinol Metab 2001; 280: E827-E 847
González-Hita M y cols. Funciones endocrinas de la célula adiposa. Rev Endocr Nutr 2002; 10: 140-146.
Wajchenberg LB. Subcutaneous and visceral adipose tissue: their relation to the metabolic syndrome. Endocrine Reviews 2000; 21(6): 697-738.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!