Capítulo 12: Fisiología del Testículo

Fisiología del Testículo

Dr. Alfredo Jácome Roca.

Anatomía e histología.

Al igual que el ovario, la gonada masculina desempeña dos papeles, uno reproductor (espermatogénesis) y otro hormonal (producción de testosterona). Los testículos (Figura 1) están fuera de la cavidad abdominal dentro del escroto. Son ovoides y cada uno mide aproximadamente siete por trece centímetros, cuyas estructuras son:

túnica vaginalis, capa de tejido conectivo duro cuya función es servir de soporte del parénquima testicular.

túnica albugínea, cápsula de tejido conectivo que también provee soporte al parenquima.

parénquima testicular, compuesto de túbulos seminíferos y células intersticiales

túbulos seminíferos, que producen los espermatozoides

células intersticiales, esparcidas entre los túbulos seminíferos

mediastino testicular, núcleo de tejido conectivo dentro del testículo.

red testicular -de túbulos colectores – recogen los espermatozoides luego de que pasan por los túbulos seminíferos.

vasos eferentes, aproximadamente quince túbulos que cargan los espermatozoides del testículo al epidídimo.

túnica dartos, estructura tipo lámina hecha de músculo liso y tejido conectivo elástico, cuya función es servir de termo-regulador del testículo.

escroto, capa de piel gruesa velluda protectora del testículo.

Fisiología del TestículoFigura 1. Corte transversal del testículo.

Adicionalmente, hay varias glándulas sexuales accesorias como las vesículas seminales – glándulas secretoras en pares localizadas dorsalmente a la vejiga- la próstata – con dos lóbulos posteriores que se pueden palpar por vía rectal y uno medio, uretral- segrega un líquido grasoso que lubrica la uretra y contribuye a una pequeña porción del semen, glándulas bulbo-uretrales y uretrales.

Histológicamente se observan varias estructuras en el testículo del adulto. En su parenquima se observan los túbulos seminíferos (figura 2) en una red de conductos conectados con el epidídimo y que en total suman cinco o seis metros.

Comenzando en la cola del epidídimo se ve una estructura tubular de 30 centímetros llamada canal deferente, que termina en el conducto eyaculatorio, cerca de la próstata. El semen se va madurando durante los doce días de tránsito a través del epidídimo y los espermatozoides –allí depositados hasta el momento de la eyaculación- adquieren motilidad sostenida.

  • Túbulos seminíferos. Allí se encuentran células reproductoras en diferentes etapas de maduración; Dichas células tubulares están rodeadas de una membrana basal. La espermatogénesis está regulada por la FSH/LH en presencia de testosterona y por el sincitio de Sertoli.
  • Sincitio de Sertoli. Diseminadas entre las células germinales, se ven unas células multi-nucleadas muy ricas en glicógeno, que se encargan de la nutrición de las espermatogonias.
  • Células intersticiales de Leydig. Ricas en citoplasma y con núcleo prominente, también están esparcidas en el espacio inter-tubular; se encargan de la producción de andrógenos. Su función está regulada por la hormona estimulante de las células intersticiales o ICSH, que es la misma LH.

Para la función reproductora normal se necesita que estos tres tipos de células se encuentren muy próximas.

El epitelio germinal está dispuesto dentro de túbulos seminíferos en varias hileras –clasificadas de I a VI- de acuerdo a los estados de maduración. Cada paso de una célula por estas seis etapas se llama ciclo, pero para que la espermatogénesis de cómo resultado un espermatozoide maduro se necesita que la célula haya pasado por cuatro ciclos, con una duración aproximada de setenta y cinco días.

La espermatogénesis comienza con las espermatogonias A y B, que luego pasan por diversas variedades de esperamatocitos, espermátides y finalmente el espermatozoide maduro, célula haploide que lleva la mitad de la carga cromosómica, veintidós autosomas y un cromosoma sexual de tipo X o Y, que determinará el sexo de los futuros hijos.

La morfología del espermatozide maduro está constituida por la cabeza (núcleo y gorra acrosómica), parte media (mitocondrias) y cola. El espermatozoide pasa por un proceso final de maduración –capacitación- una vez liberado en el aparato reproductor femenino, llevándose a cabo la fertilización generalmente en el tercio externo de la trompa de Falopio. La formación de los túbulos como se ven en el adulto se logra entre los nueve y diciesiseis años, durante la pubertad.

Histología del testículoFigura 2. Histología del testículo

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!