Lenguaje y Comunicación: Pilares del Desarrollo Mundial

Dr. Álvaro Monterrosa Castro, M.D

El lenguaje es la facultad que posee el hombre para poder comunicar sus pensamientos, a la vez es instrumento de comunicación íntimamente ligado a la civilización. No todas las personas poseen el mismo caudal lingüístico, pero no cabe duda que las ventajas estarán de parte de aquellas en que ese caudal es más precioso.

Es bien sabido, el que consigue hacerse entender mejor, es aquel que se expresa con mayor claridad y precisión, el dueño de recursos poderosos para abrirse caminos con el trato de sus semejantes. En el instante que hablamos interviene la voluntad y la inteligencia, dos apropiaciones humanas que magnifican la oportunidad y la calidad de la comunicación. Cuando se introducen imágenes o pautas que permiten la transmisión o el reconocimiento de significados a través de analogías o gestos, esquemas o símbolos y reglas de construcción más o menos complejas, el hecho propio del ser humano como hablar, dibujar o escribir son acciones con la definida intensión de obtener o aportar información, con lo cual lo que se produce es comunicación. No podemos concebir el hombre como un ser social sin la capacidad de comunicarse. El ser humano, con el paso de los años y en virtud de comunicarse ha ido cambiando sus patrones de conducta y comportamiento. Al relacionarse con otros hombres y con el medio que le rodea, ha logrado cambiar su entorno, mejorar los objetos disponibles para su uso, desarrollar nuevas condiciones de vida, pasar de una existencia aislada e individual a la existencia social comunitaria.

En definitiva paulatinamente a cambiando, y ese cambio empujado por la disponibilidad y el uso de las comunicaciones, es lo que denominamos desarrollo. Con la palabra el sujeto logra situarse en su entorno social, interactuar con éste y vivenciar el carácter de los vocablos utilizados. El lenguaje como puntal de lanza de la comunicación, juega importante y fundamental rol dentro del proceso de enseñanza – aprendizaje. La correcta interpretación de los mensajes y señales enviados a través de los canales de comunicación, permiten la adecuada acción interactiva entre el emisor y emisor o entre el emisor y receptor, y por medio de una bien fundamentada retro alimentación, establecer patrones de reflexión. Se configura así el dominio semántico del lenguaje. El lenguaje permite al sujeto organizar los conocimientos en esquemas sistemáticos, lógicos, coherentes, cohesionados, y en definitiva comunicables.

Es importante reconocer que cada momento histórico tiene sus necesidades y formas de expresión propias, lo cual conduce a que se cree “ el habla de la época”, y esto por supuesto le otorga vida y mutabilidad a la lengua. La presencia del hombre en el mundo pudo dar origen a la comunicación del conocimiento, a su vez este conocimiento ha generado desarrollo, progreso tanto desde el punto de vista científico como tecnológico, lo cual a su vez a definido un mejor conocimiento de las características humanas del lenguaje y la comunicación.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!