En la Reestructuración de las Prácticas Pedagógicas

Dr. Álvaro Monterrosa Castro, M.D

Los conceptos que aportan las nuevas corrientes pedagógicas, sus continuas interpretaciones, las aproximaciones y los puntos de vista que pueden tomarse, todo bajo el marco de las dinámicas, los debates y las socializaciones realizadas a todo lo largo del proceso de ilustración en Docencia Universitaria, brindan una nueva y más amplia visión de lo que debe ser el proceso enseñanza – aprendizaje.

La racionalización de esta observación, sumada a la aplicación de los nuevos conceptos recibidos, permite un mejor conocimiento y entendimiento de la responsabilidad diaria como docentes. Se facilitan entonces la aparición de nuevos puntos de acercamiento con los alumnos, lo que debe generar mejoría de la calidad en la actividad docente.

La educación Médica que se imparte en general, en todo el país, puede interpretarse como una educación tradicionalista, de una sola dirección, donde el docente envía, aporta, contribuye con mucha información, pero seguramente muy poca de ella queda adecuadamente sedimentada en el estudiante. Suele ser distante la confrontación del estudiante de pre – grado con la realidad palpable y poco lo que se le estimula a analizar, a pensar, a discernir o a desglosar las partes de esa realidad y a colocar en ella las supuestas, sin dejar de ser lógicas, evoluciones clínicas de las enfermedades de sus pacientes.

Hay suficientes argumentos para afirmar que la modalidad de esas actividades académicas está en contraposición con los nuevos paradigmas docentes, y que son propuestos al interior de los esquemas modernos educativos. Se debe tratar de variar la forma de enfocar los aspectos y realizar una enseñanza de temas teóricos y prácticos con la ayuda de diversas tecnologías educativas que facilitan el acto del aprendizaje. Es muy valiosa la elaboración de mapas conceptuales para ilustrar el estudio y aprendizaje de algunas enfermedades. Los mentefactos son buen recurso a la hora de conceptualizar los diagnósticos diferenciales entre enfermedades.

Todavía se suele enseñar de manera artesanal, basados en la intuición, haciendo mucho de médico, aferrados a las verdades y resquicios de la ciencia, pero siendo muy deficientes en lo maestro, en lo pedagógico. Olvidando los recursos de la didáctica. Es común el transmitir y transmitir, sin un análisis de fondo de la forma como se trasmiten los conceptos y las apreciaciones, sin praxis pedagógica.

El otro aspecto que hoy se debe mirar con una visión mucho más amplia, más universal, guarda relación con la evaluación del estudiante. No obstante, sigue siendo muy frecuente preguntar conocimientos estáticos, fijos, en ocasiones sin dejar el tiempo suficiente para que el estudiante organizase ideas, lo cual es muy injusto. Se coarta lo más importante y valioso, el hecho de generar ideas, evento que es producto del acto humano de pensar. Es fundamental y básico que el Médico en su ejercicio diario profesional, ejercite el acto propio de pensar. Delante de su paciente está obligado a pensar sobre las etiologías, debe pensar en los diagnósticos diferenciales, debe pensar en las impresiones clínicas y a partir de ese borbotón de ideas producto de pensamientos lógicos, debe identificar, escoger, definir y precisar los métodos paraclínicos, pensando en lo más importante, en la ayuda que estas pruebas le pueden prestar para conformar su impresión clínica y tener así un diagnóstico médico definitivo.

En las escuelas médicas todavía muchos docentes tienen interés en preguntar conceptos y opiniones de los autores, cuando debieran estar interesados en que los estudiantes tengan espacio para analizar, para que puedan dar su opinión de la opinión de los autores, para que sean cada vez más analíticos, para que puedan ser activos participantes en la discusión. Se debe manejar una educación basada en puntos de vista, en la confrontación, en la decisión médica basada en problemas, problemas que son los mismos que le plantean el paciente a su médico. Se debe intentar enseñar, en la misma dimensión en la que el estudiante aprende mientras piensa, mientras analiza, mientras toma decisiones e interactúa con su medio ambiente, en nuestro caso particular con la paciente.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!