Anticonceptivos Orales Combinados y Adolescencia

Anticonceptivos orales en la adolescencia

Dr. Álvaro Monterrosa Castro, M.D

Adolescencia – del latín adolescere – significa crecer. Es el período de transición entre la infancia y la edad adulta. La Organización Mundial de la Salud establece que la adolescencia es la etapa de la vida que transcurre entre los 10 y 19 años de edad. Se divide en adolescencia temprana (10-14 años) y adolescencia tardía (15-19 años). Es de gran importancia promover el desarrollo saludable de los adolescentes.

Son muchos los aspectos que ofrece la vida y que se prueban o se intentan por vez primera en la adolescencia, y una de ellas están siendo las relaciones sexuales. No obstante a que usualmente estas jóvenes al pasar a ser sexualmente activos lo hacen sin la información adecuada. Sin la prevención necesaria desde el punto de vista contraceptivo e incluso sin la madurez integral como individuos (16,187,188,189,190).

Lea También: Anticonceptivos Orales Combinados en mujeres mayores de 35 años

¿Por qué planificación familiar a los adolescentes?

Para la década de los 90, más de 3.500.000 Colombianos son jóvenes entre los 15 y 19 años de edad. De los cuales el 50% han iniciado relaciones sexuales y el 13% la maternidad. Según el censo de 1994, realizado por el DANE. Colombia tiene 7.391.781 jóvenes entre los 10 y 19 años de edad. 1 de cada 5 colombianos es adolescente. El 49.2% de sexo femenino y el 50.8% de sexo masculino.

El 70% habitan en las ciudades y el 30% en zonas rurales. Cada año 70 de cada 1000 adolescentes se convierten en madres. El 12% de las adolescentes urbanos y el 16% de las adolescentes rurales. Requieren servicios de anticoncepción, porque ya han tenido un hijo y siguen siendo adolescentes. Es utópico pensar que la adolescente que ha experimentado un embarazo indeseado ha aprendido la lección (187,190).

Cada día el inicio de los coitos es a menor edad. En los centros para jóvenes de Profamilia, Colombia. La edad promedio de los adolescentes que acuden solicitando consejos en anticoncepción o para realizarse una prueba de embarazo son los 17 años de edad. Y usualmente más de 6 meses de coitos, la gran mayoría de las veces sin planificación (191).

En estos mismos centros se ha observado que el 80% de los adolescentes, con vida coital activa, no utilizan métodos contraceptivos eficaces. Es el método del ritmo o el coitos interruptus los más utilizados. Cuando sabemos la baja efectividad contraceptiva que tienen (190,191).

La educación secundaria contempla la enseñanza básica de fisiología de la reproducción, más dicha ilustración suele ser inadecuada o insuficiente. En Profamilia, el 68% de las adolescentes que solicitan pruebas de embarazo ya han cursado el 9° grado. Y sus conocimientos sobre reproducción suelen ser diferentes a los minimamente aceptados (190,191).

Los adolescentes conocen la existencia de los métodos contraceptivos, pero carecen del conocimiento integral para utilizarlos. La información incorrecta suministrada, genera temores infundados. Se hacen necesarias estrategias educativas que lleven efectivamente el conocimiento, formando una visión integral de la sexualidad. Donde el adolescente se motive para ejercer su sexualidad con responsabilidad para con su pareja, la sociedad y consigo mismo. Evitando consecuencias que puedan comprometer su vida futura (187,189).

El método ideal y más eficaz de anticoncepción entre adolescentes es la abstinencia coital. La abstinencia es algo bueno, posible, natural y sano. Para alcanzar un adecuado nivel de aceptación de éste concepto, es básico y fundamental la educación sexual, iniciada desde la infancia y desde el seno de la familia (187,188,192).

Cuando la consulta en asesoría contraceptiva es tardía -post parto o post aborto por ejemplo -. O cuando los coitos hacen parte de la vida de los adolescentes. Los anticonceptivos orales pueden recomendarse. Tener en cuenta que los métodos de uso parenteral pueden no ser adecuados para adolescentes por el potencial riesgo de amenorreas persistentes.

Los anticonceptivos orales de microdosis son los que deben utilizarse. La menor concentración hormonal disminuye los efectos adversos y disminuye los riesgos pero continuando los efectos benéficos contraceptivos y no contraceptivos.

No utilizarse en adolescencia temprana con pobre desarrollo de sus caracteres sexuales secundarios. Tampoco en jóvenes con ciclos irregulares secundarios a inmadurez del eje hipotalámico.

Evitarse cuando las relaciones coitales sean muy ocasionales. No está demostrado con los anticonceptivos orales produzcan retardo de la fertilidad.

Se consideran inocuos en adolescencia, sobre todo tardía. No existe tiempo límite para su uso, pero no aconsejamos más de tres años continuos. Ya que se ha descrito un aumento en el riesgo de cáncer de mama cuando son utilizados por largos períodos durante la adolescencia (73,146,149).

Si se presentan episodios de amenorrea debe pasarse a un método no hormonal. Las adolescentes deben tener control y seguimiento por el personal de salud. Para despejar dudas en la usuaria que emergerán como producto de mitos mal fundamentados en la población.

Parece ser que la indicación más certera para el uso de los anticonceptivos orales en la adolescencia. Es en aquellas con embarazos previos, o en las que sin embarazos previos son normorregladas. Y tienen altas probabilidades de embarazos por coitos frecuentes y estables (187, 188, 189, 190, 191, 192).

Ver más sobre Anticonceptivos Orales Combinados CLICK AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!