Efectos sobre el Peso Corporal

Capítulo Segundo

Dr. Álvaro Monterrosa Castro, M.D

La drospirenona comparte la propiedad antimineralocorticoide de la progesterona endógena natural, lo cual contrarresta el efecto positivo sobre la aldosterona que causa el estrógeno. Esta propiedad específica de la drospirenona no está en ninguna de las otras progestinas y puede tener un impacto clínico favorable en lo referente a peso corporal y al efecto sobre la tensión arterial [56]. El incremento del peso suele ser una de las manifestaciones indeseables más frecuentes referidas por las mujeres usuarias de anticonceptivos orales combinados, dicho incremento es debido fundamentalmente, a la retención de líquido generada por el estimulo que los estrógenos inducen sobre el sistema renina angiotensinaaldosterona, y que la mayoría de las progestinas no son capaces de neutralizar. Debe puntualizarse que todas las progestinas usadas en los anticonceptivos orales combinados, excepto la drospirenona y en menor magnitud el gestodeno, carecen de efecto antimineralocorticoide. Oelkers et al [154] en un estudio fase II, aleatorizado y controlado en 20 mujeres con seguimiento de seis ciclos en quienes se evaluaba la influencia de 30 ug/día de etinilestradiol más 150 mgs/día de levonorgestrel en comparación con varias combinaciones de etinilestradiol más drospirenona, se observó que con el primero se producía un incremento de 0.68 kilogramos de peso promedio mientras que el peso corporal medio disminuyó 0.78 kilogramos en el grupo de 30 ug/día de etinilestradiol más 3 mg/día de drospirenona.

En el mismo estudio se observa que es mejor el impacto sobre la disminución del peso si la combinación es 15 ug/día de etinilestradiol más 3 mg/día de drospirenona, lo cual puede sugerir una mayor actividad de tipo antimineralocorticoide que mineralocorticoide. Hoy día se señala en la generalidad clínica, que el etinilestradiol más drospirenona conlleva una reducción ligera en el peso corporal de la usuaria [56]. Huber [77] y Foidart [78] han comparado la respuesta a píldoras de 30 ug/día de etinilestradiol más 3 mgs/día de drospirenona con 30 ug/día de etinilestradiol más 150 mg/día de desogestrel y evaluaron el impacto sobre el peso de la usuaria. Luego de 26 ciclos de uso [78] se observa que con el desogestrel después de una ligera reducción del peso en los cuatro primeros ciclos, se sucede un aumento del peso corporal medio, que se hace persistente a todo lo largo del seguimiento, hasta alcanzar al final del estudio un incremento de 0.80 kilogramos de peso. Con la píldora de drospirenona el peso corporal promedio disminuye en forma sostenida los primeros tres ciclos, para alcanzarse disminución de 0.6 kilogramos de peso a los trece ciclos de seguimiento, para luego producirse un paulatino incremento y a los 26 ciclos de seguimiento el efecto es nulo con respecto a variación en el peso corporal. Los datos de estos estudios [77,78] permiten apreciar que debido al efecto antimineralocorticoide específico de la drospirenona, se produce una disminución ligera inicial del peso corporal y a largo plazo estabilización en la mayoría de las mujeres.

Las modificaciones en el peso corporal alcanzadas con las píldoras que incluyen drospirenona, frente a las generadas por otras progestinas, suelen ser diferentes y con significancia estadística. Debe enseñarse a las usuarias que la ligera disminución del peso no es por adelgazamiento, ni pérdida de la grasa corporal, es debido a la reducción en la capacidad de retención de líquido que ejerce la drospirenona. Ese impacto favorable sobre el peso se hace extensivo a una disminución en la tumefacción y sensibilidad mamaria, menor tumefacción en dedos y manos y menor incidencia de dolor abdominal. Puede ser muy apropiado enunciar que la drospirenona previene el incremento en la retención de líquidos corporales que causan los estrógenos, que señalarse un papel fundamental en la reducción del peso corporal. [56]. La tendencia al cambio de peso corporal tiene propiedades individuales y la sensibilidad a la retención de líquidos también puede ser muy individual. Los estudios señalados [77,78] muestran que aumento de peso superior a los 2 kilogramos al final del décimo tercer ciclo se observaron en el 14% de las mujeres que recibieron drospirenona y en el 17% de las que recibieron desogestrel, y la pérdida corporal superior a 2 kilogramos se presentó en el 24% de las que recibieron drospirenona y en el 21% de las que recibieron desogestrel. Con estas cifras puede valorarse el efecto clínico.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!